Definitivamente se volvería a cerrar Boyacá a causa del coronavirus este fin de semana de puente festivo

La grave situación que enfrenta el departamento en atención en salud, con los centros asistenciales que llenaron su capacidad, con más de 30 pacientes esperando que alguien sea dado de alta o muera para que le asignen una unidad de cuidados intensivos y con el crecimiento del contagio por todo el departamento, llevó al Gobierno departamental y la mayoría de gremios de Boyacá a tomar la decisión de solicitar un cierre total durante el fin de semana.

Definitivamente se volvería a cerrar Boyacá a causa del coronavirus este fin de semana de puente festivo 1
Luego de acordar con diferentes gremios y sectores, fue presentada la solicitud de confinamiento total desde la noche del viernes, hasta la madrugada del martes. Captura de pantalla Reunión virtual.

La solicitud la presentaron tras dos reuniones virtuales y entre todos llegaron al acuerdo de solicitar ante el Ministerio del Interior un confinamiento total desde el viernes a las 9:00 de la noche, hasta el martes a las 5:00 de la mañana.

Aunque a las mayorías, incluidos algunos alcaldes estén en desacuerdo con los cierres totales, es la única salida que queda, precisamente teniendo en cuenta que se avecina un puente festivo y el desorden de la comunidad en general con las medidas de bioseguridad.

El mandatario de los boyacenses en compañía de algunos de sus secretarios dialogó con representantes de Asobares, Cotelco, Fenalco, Fenalcarbón, Cámara de Comercio, gerentes de centros comerciales, empresarios, así como con médicos y gerentes, hospitales regionales y en este encuentro virtual de urgencia, expusieron las necesidades y posibilidades del sector gremial, para buscar garantías e implementar estrategias que beneficien a los gremios y disminuyan el número de contagios de COVID -19 en el departamento.

“Llevamos dos días dialogando con el Gobernador y se la situación que enfrenta el departamento se dividió en tres bloques, uno del sector médico en el que los intensivistas de Tunja, Duitama, Sogamoso, expusieron lo que estaba pasando y en resumen hay unos 40 pacientes esperando que les den entrada y hasta cinco ambulancias con los pacientes a bordo, esperando que les autoricen el ingreso a la clínica Josefa Canelones”, dijo Julián Galvis, presidente de la cámara de comercio de Tunja.

Galvis añadió que por parte del Gobernador se expuso la situación, en la que ya no se puede crecer más en camas para la atención y el crecimiento desbordado del contagio y que por parte del comercio manifestaron el daño que este tipo de cierres le hace a la economía, “pero pues entendiendo que hay que preservar la vida y la salud, tuvimos que ceder ante la propuesta del Gobierno departamental, es una situación muy difícil que esperamos el comercio lo entienda”, recalcó.

El Gobernador presentó tres propuestas: una encaminada en tener confinamientos nocturnos durante más de una semana, la otra de confinamiento desde el jueves y hasta el martes y la tercera, toque de queda desde la noche del viernes, hasta la madrugada del martes, que fue la escogida por la mayoría para presentarla al Ministerio.

Mañana se espera una respuesta por parte del Gobierno nacional, pero lo que se anticipa es que por tratarse de un consenso con los diferentes sectores y de acuerdo con la situación que enfrenta el departamento en ocupación hospitalaria, no queda otra salida.

“Ojalá que los señores del paro también puedan entender y que no tengamos marchas ni aglomeraciones durante los próximos días, ya que de nada va a servir semejante sacrificio para que hacemos los comerciantes e industriales, para buscar reducir el contagio, si ellos insisten en ese tipo de acciones que desde luego están propagando el virus”, aseguró el presidente de la Cámara de comercio de Tunja.