Taxistas y volqueteros protestan con bloqueos por el mal estado de la vía, que de Garagoa conduce al municipio de Tibaná

Con una manifestación pacífica en el sector denominado ‘la frontera’, en límites entre los municipios de Garagoa, Pachavita y Chinavita, se congregaron más de 150 trasportadores quienes afirman que tomaron la decisión de hacer la manifestación pacífica buscando llamar la atención de los gobernantes de turno, para que pongan sus ojos en los habitantes y en las vías de esta zona del departamento que, por décadas, han sido olvidada por el gobierno departamental.

Taxistas y volqueteros protestan con bloqueos por el mal estado de la vía, que de Garagoa conduce al municipio de Tibaná 1
Más de 20 mil habitantes del Valle de Tenza se ven damnificados por el mal estado de la vía hacia la capital del departamento. Foto: Archivo Particular

“Hacemos un llamado al gobierno departamental, a los congresistas y diputados, para que miren al Valle de Tenza; el Valle de Tenza es lo más olvidado del departamento, tiene todas sus vías en malas condiciones y cada vez es peor”, expresó, Carlos Romero, gerente de Cootransgar.

En esta manifestación se encontraban presentes las empresas de taxi Cootransgar y Cootrans Chinavita, el gremio de volqueteros de la zona quienes transportan la arena del sector y los camioneros transportadores los productos agrícolas.

Por otra parte, el mal estado de la vía, afecta el tránsito de vehículos de emergencia esta podría llegar a ser la mayor preocupación en cuanto a la salud de los habitantes, asimismo debido a la problemática en el sistema de salud a nivel nacional, el Hospital Regional valle de Tenza no cuenta con equipo para hacer algunos procedimiento vitales como son las diálisis, varios pacientes tienen que desplazarse hasta la capital del departamento dos o tres veces por semana,  con un recorrido que debería durar una hora 15 minutos por trayecto, que en este momento por el mal estado de las vías se convierte en tres horas o más.

Candelaria Roa, habitante del sector indicó; “Es muy triste que aparte de tener esta enfermedad tengamos que, primero estar viajando tres días a la semana a Tunja por la diálisis porque acá en el hospital no la hacen, lo peor por estas trochas y con estos años ya casi cumplo los 70”.

Esta manifestación duró más de ocho horas con paso intermitente, permitiendo el tránsito únicamente de vehículos de emergencia y de trasporte de alimentos.