La Alcaldesa de Socha, explica lo que se vive desde el aislamiento tras contagiarse por coronavirus #LaEntrevista7días

Zandra María Bernal Rincón, se refiere a lo que ha vivido durante su encierro tras dar positivo para COVID-19. La Alcaldesa de Socha se refiere a lo más duro de la recuperación, a lo que es pasar un cumpleaños sin poderse ver con nadie presencialmente y hasta a la cantidad de remedios que le han formulado familiares y amigos.

La Alcaldesa de Socha, explica lo que se vive desde el aislamiento tras contagiarse por coronavirus #LaEntrevista7días 1
La Mandataria asegura que lo más duro no son solo los síntomas, sino la afectación sicológica que se tiene en medio del encierro y pensando que su salud se va a complicar en cualquier momento. Foto: Archivo Particular

¿Cómo le ha ido en esa cuarentena de recuperación?

Pues la verdad, fueron unos días muy difíciles, especialmente como entre el día quinto al día 12 la verdad fue muy duro, los síntomas fueron muy fuertes.

¿Qué ha sido lo peor de estar en cuarentena?

El aislamiento, como la palabra lo dice, el estar solo, pues me bajaba mucho de nota y el estar pensando todo el tiempo en la gente, en la alcaldía, en la comunidad, en los problemas, en los proyectos, como que lo llena a uno de más desespero e impotencia. Se podrán imaginar cómo han sido estos días.

¿Dónde cree que se contagió doctora?, Qué cree que pasó?

La verdad, soy sincera, no lo sé. No tuve conocimiento de la persona que de pronto era positiva, no nos lo aviso o no es muy responsable porque no lo dijo, pero no tuve contacto estrecho con ningún positivo que yo haya sabido. Había tenido dos funcionarios aislados quince días atrás positivos, pero yo con ellos no tuve contacto estrecho, no había estado con ellos en menos de dos metros o sin tapabocas ni nada. Afortunadamente de mi familia, de mi cerco estrecho fui la única, en mi casa nadie más estuvo contagiado, ninguno de mis hermanos, ni mis papitos, ni nadie, o sea no fue la casa y en la Alcaldía, pues solo uno de los secretarios estuvo contagiado de pronto proviene del mismo lado porque nos contagiamos a la vez, nos enfermamos al tiempo.

¿Cómo teletrabajar, sin esforzarse y preocuparse tanto por lo laboral para poderse recuperar?

Afortunadamente tengo un excelente grupo de gobierno y eso siempre lo reconozco y en esos momentos en que más necesité de ellos, pues afortunadamente ahí estaban ellos fortalecidos como siempre, todos los días estuvimos en constante comunicación y hacíamos nuestras reuniones virtuales, telefónicamente todo el día, con las personas que estaban encargadas con los tres secretarios de despacho, pues desafortunadamente el secretario de Planeación también estaba aislado porque también dio positivo; pero con las dos secretarias que estaban al tanto, pues supimos manejar muy bien la situación.

¿En qué pensaba, qué hacía además de teletrabajar?

Ante todo, estuve muy pegada de la mano de Dios, orando mucho con mi familia, en eucaristías constantes, en oración todos los días. Desde luego en llamadas muy continuas con mis funcionarios y secretarios, eso me fortaleció mucho. Tuve el espacio suficiente para reflexionar, para pensar, para analizar, para orar lo suficiente.

La Alcaldesa de Socha, explica lo que se vive desde el aislamiento tras contagiarse por coronavirus #LaEntrevista7días 2
Después de vivir en carne propia los síntomas del COVID-19, Zandra María Bernal Rincón, se refiere a lo que ha vivido durante su encierro.

¿Qué tan importantes son las llamadas, los mensajes en el encierro?

Son fundamentales sabe. Yo afortunadamente tuve un apoyo de mi familia, de toda mi comunidad. Hacían oración, me llamaban, me daban ánimos, me enviaban mensajes fortalecedores, animándome todos los días y pues eso fue lo que nos permitió, como salir adelante.

¿Se desesperó en algún momento?

Claro, claro que sí. Pienso que por más que se habla del tema, nadie, ni los médicos creo que están preparados para enfrentar esto. Hubo unos días en los que dije no aguanto más, me tocó irme para el hospital porque no soy capaz sola en este apartamento. Fueron por lo menos tres días muy muy duros en los que no tenía ni siquiera alientos de levantarme de la cama y eso que afortunadamente tuve manejo médico en casa, para controlar los síntomas de la fiebre y la tos, especialmente, pero es que los psicológico es bien complicado.

¡Se afecta el tema sicológico también!

Total. El tema psicológico te invade, debe ser también de ver tanta muerte, tantos problemas, las cifras creciendo en contagiados, en muertos, tanta dificultad que ha traído este virus, pues es lo que a uno lo agobia tanto. Ese pensar que a uno le toca ir a un hospital a una clínica a luchar desde una camilla porque me voy a agravar; entonces eso es lo más duro, el poder superar esos momentos de mente y de corazón, mientras el resto del cuerpo reacciona para superar el virus.

¡Y tuvo que pasar su cumpleaños en cuarentena y enferma!

Soy de las personas que les gusta celebrar la vida, de por sí mi familia le gusta celebrar y que me celebren la vida porque es el momento para darle gracias a Dios y más en medio de esta pandemia, pero jamás me imaginé que mi cumpleaños me tocara pasarlo sola, absolutamente sola, encerrada y fue muy triste por eso.

La Alcaldesa de Socha, explica lo que se vive desde el aislamiento tras contagiarse por coronavirus #LaEntrevista7días 3
Zandra Bernal, la alcaldesa de Socha, desde su aislamiento relata lo que ha vivido en los casi 15 días que lleva dándole la batalla al coronavirus. Foto: Archivo Particular

¿Y cómo fue ese día?

En la mañana, pues amanecí hablando con mis padres, quienes son pues muy apegados a Dios, me dieron la bendición a la distancia. Nunca pensé que iba a pasar un cumpleaños encerrado, pero pues no fue tan traumático gracias a todas las personas que estuvieron muy cerca: mi familia, los funcionarios de la administración, mis amigos se portaron de maravillas, me levantaron el ánimo desde las 6 de la mañana. Hasta eucaristía realizaron, me enviaron videos y una excelente energía. Asistí como a unas cuatro eucaristías ese día también de mi familia y de mis compañeros que me habían organizado el tema de la eucaristía y así pasó el tiempo; dentro de todo digamos que fue un cumpleaños diferente y que, debido a las circunstancias, irónicamente, pues estuve más cerca a Dios y de mis seres queridos.

¿Y qué tal la cantidad de remedios que le formularon para alentarse y ganarle el pulso al coronavirus?

Jaja, total, así ocurrió. Hoy todo el mundo tiene remedios y eso era muy curioso porque no sabía qué remedio hacer de todos los que me daban mis amigos o familiares: “que esto es bendito, que aquello la cura de una, que a mi amigo le dieron tal cosa, que yo tomé este remedio, que a mi papá le funcionó esta receta, que esto curó a mi cuñada, que esto fijo le sirve”. Digamos que sí hay mucho remedio, que es el que te ayuda mucho, pero pues el tema médico hay que dejárselo a los que saben, porque para eso estudiaron y pues afortunadamente estaban en manos de buenos médicos. Igual fue muy poca la medicina, realmente era más el poder controlar los signos en temas de saturación, de respiración, de oxígeno y pues la fiebre. No tuve necesidad de oxígeno, ni inhalador, no fue necesario.

¿Cómo está, cómo se siente en este momento?

Ya estoy muy fortalecida, renovada para seguir trabajando; son unas pruebas muy duras que Dios pone en nuestro camino y creo que esa experiencia que Dios nos permite vivir a los que nos ha tocado vivirlo, pues es un tiempo para de verdad valorar mucho más la vida, valorar a la familia, valorar a las personas que realmente han estado ahí al lado tuyo, apoyándote.

¿Y se piensa vacunar?

Claro que sí, claro que sí, preciso en el momento en que me contagié el Gobierno nacional priorizó a todos los mandatarios locales del país, pero desafortunadamente ya no aplico y me toca esperar los 90 días para poder ser priorizada, entonces pues ahora nos toca esperar un tiempito para acceder a la vacuna, pero claro que me voy a vacunar.

¿Cuándo regresa?

El lunes me reintegro, como le había comentado a Boyacá Sie7e Días, mucho más fortalecida, más pegada a la mano de Dios y firmes con ese compromiso de trabajar a construir un Socha para todos.

La Alcaldesa de Socha, explica lo que se vive desde el aislamiento tras contagiarse por coronavirus #LaEntrevista7días 4
La joven alcaldesa regresa a labores presenciales este lunes y con muchos más elementos para pedirle a su comunidad que se cuide del virus, que eviten contagiarse. Foto: Archivo Particular

¡Y siguen disparadas las cifras en todo Boyacá!

Sí es muy preocupantes ver esas cifras en Boyacá y nuestro municipio también ya entro como municipio de alto riesgo; esta semana que pasó ya en alto riesgo, entonces ya no se empieza a preocupar un poco más, ya uno viviéndolo y sabiendo lo duro que es enfrentar este virus, pues realmente le ablanda mucho el corazón.

¿Cómo hacer para que la gente entienda que esto no es una simple gripa como muchos creen?

Mira que hay mucha gente que todavía no ha tomado conciencia y hoy, 14 meses después de estar lidiando con el virus, uno sigue viendo personas sin tapabocas y en las calles. ¡Yo digo Dios Mio, pero qué es lo que nos falta para entender que estamos en medio de una pandemia! Es que mira que incluso cumpliendo protocolos de pronto nosotros a veces teníamos algunos actos de irresponsabilidad porque nos tocaba por el trabajo en caso mío, salir a una comunidad, en temas de manifestaciones salir a las manifestaciones a hablar con la gente, más de una vez, después que una reunión de carácter urgente, pues teníamos por obligación que asistir.

¿Cuál es su mensaje para los jóvenes que a veces se creen inmunes al COVID?

Bueno, de una otra forma yo creo que uno como joven se siente muy bien de salud, pues a veces uno no piensa en el mal que puede hacer a sus seres queridos. El mal que uno puede hacer en su casa, por ejemplo, el temor más grande que yo tenía era porque yo fui a llevar a mis papitos a aplicarse la vacuna, yo estuve con ellos, recibí gente adulta en el despacho, fui a tal comunidad y había poblaciones en riesgo; entonces hay muchas cosas que uno que guarda todos los protocolos, al igual que los que no los guardan, no piensa. Hay jóvenes a los que les incomoda cumplir las normas y que están en la calle y como son jóvenes no sienten nada, pero vuelven con el virus a casa a donde sus seres queridos.