El campo colombiano no aguanta más, exige prontas soluciones a la crisis

125.425 familias campesinas agremiadas en la Confederación de la Unidad Nacional De Productores Agropecuarios De Colombia (Cofenagroc), piden al Gobierno nacional se desbloqueen las vías primarias, secundarias y terciarias de todo el país, ya que la seguridad alimentaria de Colombia está en juego.

El campo colombiano no aguanta más, exige prontas soluciones a la crisis 1
Confenagroc pide que se logre una negociación urgente pues el Paro está afectando la economía de miles de familias. Foto: Archivo Boyacá Sie7e Días.

“Las familias empiezan a pasar hambre como consecuencia de los bloqueos ilegales, pues no se puede vender lo que producen estas familias y por ende tener un sustento que garantice un mínimo vital para todos”, indican a través de comunicado de prensa.

Pese a apoyar el Paro nacional no se sienten representados por el Comité del Paro, razón por la cual el Gobierno estaría negociando con sectores que no representa a la mayoría de los manifestantes, gremios y mucho menos a la Confederación, que reúne a pequeños y medianos productores del campo, por lo cual se solicita una silla en las mesas de negociación.

Este es un llamado ‘desesperado’ con el fin de pedir garantías mínimas sobre los derechos al trabajo y a la libre movilización de los productos.

Asimismo, se solicita que las peticiones hechas por los campesinos sean solucionadas lo antes posible, pues sus derechos están siendo vulnerados.

Aseguran que en menos de 5 meses los insumos agropecuarios han aumentado casi en un 40% ya que muchos de estos son importados. Ese es sólo un ejemplo de las múltiples necesidades que el sector reclama y a las que debe darse una solución inmediata.