Un triste adiós a Lina Tatiana, la joven funcionaria de la Cámara de Comercio que murió de COVID-19

Una de las muertes más sentidas en lo corrido de la pandemia en Sogamoso y Socha ha sido la de Lina Tatiana Arcila Torres, una joven de apenas 26 años de edad, quien perdió la lucha contra el COVID-19, dejando huérfana a su pequeña María Paz, quien hoy cumple seis añitos.

Un triste adiós a Lina Tatiana, la joven funcionaria de la Cámara de Comercio que murió de COVID-19 1
Lina Tatiana Arcila Torres, de apenas 26 años de edad falleció a causa del coronavirus y dejó una hija de seis años de edad. Foto: Archivo Particular

La noticia de su muerte ha dejado conmocionado a un buen número de habitantes de la llamada Ciudad del Sol y del Acero y también del municipio de Socha, debido a la forma de ser de Lina Tatiana, quien se caracterizó por ser una mujer carismática, alegre, emprendedora, amable, excelente hija, amiga y madre: tenía eso que muchos llaman un ángel.

Estudió la mayoría de su bachillerato en el colegio Gustavo Jiménez de Sogamoso, pero su último grado lo curso en el Pedro José Sarmiento, de Socha, de donde salió graduada bachiller. Era administradora de empresas egresada de la Universidad de Boyacá y desde hace un año y medio se desempeñaba como asistente de la Dirección Administrativa y del Talento Humano de la Cámara de Comercio de Sogamoso.

Luego de presentar varios síntomas, tuvo que ser llevada el 28 de abril de urgencia a la Clínica de Especialistas de Sogamoso, pero su organismo no respondió al tratamiento, su salud empeoró y tuvo que ser ingresada a la Unidad de Cuidados Intensivos donde fue intubada, allí permaneció desde el día 3 de mayo, hasta este fin de semana cuando falleció.

“Quiénes compartimos con ella en la Cámara de Comercio de Sogamoso extrañaremos la energía que irradiaba con su buen sentido del humor y su atención para con todos. Su recuerdo siempre permanecerá en nuestros corazones”, dijo Henry Valcárcel, presidente ejecutivo cámara de comercio Sogamoso.

Había nacido en Sogamoso, vivía con su mamá, su hermana y su hija en el barrio Juan José Rondón de esta ciudad, pero por el trabajo de su papá tuvo que cursar su grado once en Socha donde se dio a conocer y era muy querida en esa localidad de la provincia de Valderrama.

La familia Arcila Torres, agradece todos mensajes y sentimientos de cariño expresados por la temprana partida de esta joven.