Falleció el reconocido maestro Samuel Malagón Bravo

Uno de los músicos, intérpretes y arreglistas más queridos en el departamento de Boyacá y a quien se le debe la creación de la Estudiantina Boyacá, falleció esta madrugada a causa del contagio con el COVID-19.

Falleció el reconocido maestro Samuel Malagón Bravo 1
Maestro Samuel Malagón Bravo, fundador de la Estudiantina Boyacá. Fotografía Archivo particular.

El maestro Samuel Malagón fue un ferviente defensor de la música andina colombiana y su abnegado trabajo en pro de los valores raizales de los aires vernáculos lo llevó a desarrollar varios proyectos en favor de nuestra música, como la creación de la Estudiantina Boyacá, una de las más admiradas y reconocidas instituciones musicales del departamento y el país con la que Boyacá obtuvo el “Gran Premio Mono Núñez”.

En el álbum de autores Boyacenses producido por la secretaria de Cultura y Turismo de Boyacá y el Fondo Mixto de Cultura en el año 2010 se referencia de esta manera la vida y obra del juglar.

«El maestro Samuel Malagón Bravo, nació en Chiquinquirá el 27 de marzo de 1.943; los primeros años de su infancia los pasa en Santa Sofía donde se forjan los sueños de niño y se graban en su memoria notas que han puesto a prueba su oído para convencerse del encanto que le produce la música. Tuvo la fortuna de vivir en un hogar cálido y generoso en acogimiento, ambiente de estímulo y valores edificantes donde las relaciones de familia se mantuvieron en torno a la música. 

Así creció al compás de bambucos, pasillos, rumbas, torbellinos, valses y demás aires autóctonos del altiplano boyacense, interpretados por su abuelo Alberto en el requinto y el tiple, por su padre Samuel en la bandola y la guitarra y por el tío Sigifredo en la bandola, el violín y el cornetín. Es de su madre Anita de quien recibiera el apoyo incondicional a la actividad complementaria a su formación académica y desempeño profesional.  

Es en el transcurso de los años de estudio en el Colegio Nacional Enrique Olaya Herrera de Guateque, donde manifiesta su identidad y amor por la música, más aún cuando tiene la fortuna de ser orientado por dos maestros de notable reconocimiento: Efraín Medina Mora y José María Chávez. En esa misma época conoce a José Jacinto Monroy, estudiante de la Normal del Salitre, con quien años más tarde habrá de reencontrarse en torno a ese motivo común para ambos: la música. 

Su interés por el arte musical no se limita a la mera interpretación de los instrumentos que le son aptos para montar los aires y composiciones musicales preferidos, sino que va más allá, toda vez que su espíritu juvenil y sentido de liderazgo lo impulsan a organizar conjuntos musicales como el que llamó los “Los Halcones”, gratamente recordado en el Valle de Tenza y del que fuera integrante Don Manuelito Montañez, reconocido músico valletenzano.  

En 1964, un año después de ingresar como estudiante a la Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia, por iniciativa de José Vicente Montoya Mojica, músico contemporáneo suyo, y también en esa época estudiante de la U.P.T.C., forma parte de la nómina de fundadores de la Orquesta “Los Dangers”. Esta orquesta subsiste hasta los años 80’s, con Vicente Montoya como director. 

En 1979 funda la Estudiantina Boyacá en compañía de Omar Zuluaga, Pablo Emilio Sanabria Salamanca, Guillermo Saavedra, Diego Montañez Moreno, Camilo Enrique Venegas, Norberto Ramos Ballesteros y José Jacinto Monroy Franco, organización musical que en ese mismo año graba su primer Larga Duración (L.P.).  

En la Estudiantina Boyacá interpreta la bandola y el tiple. Es preciso señalar que en esta agrupación musical “Patrimonio cultural de los Boyacenses”, prácticamente su consagración seria y decidida a la degustación de su afición y fervor por la música colombiana y por qué no decir del alcance de sus metas sublimes, pues “La Estudiantina Boyacá”, le ha permitido grandes satisfacciones y momentos emotivos, ya que con ella ha recorrido los escenarios más destacados del país con ocasión de invitaciones a conciertos y convocatoria a concursos y festivales musicales en donde muchas veces ha tenido la fortuna de quedar ubicada en los primeros lugares. 

Igualmente ha logrado interesantes realizaciones de fomento musical, a través de giras a nivel nacional e internacional, como la que hiciera en 1.999 en E.E.U.U. por invitación de SADCO (Sociedad de Amigos de Colombia) y en la que sus integrantes fueron objeto de atención, acogimiento, apoyo y estímulo valioso; pues tuvieron la oportunidad de promover su segundo C.D. que por cierto, como todos los demás, ha sido ponderado y apreciado por la calidad de su contenido, la variedad de los temas, además de la esmerada interpretación de las melodías. 

En diciembre de 1.993 con la participación de Jorge Cabezas, Gerardo Rivera, Luis Jaime Salazar e Indira Prada, funda el Grupo Añoranza como una extensión de la Estudiantina Boyacá. Con este Grupo gana el Primer Festival Nacional de Música del Altiplano en Nobsa, del cual fueron jurados los Maestros Álvaro Dalmar y Jorge Villamil.  

En los años más recientes de vida artística, su devoción e inquietud no sólo por explorar y difundir la música sino por contribuir a su cultivo, decidió disponerse a crear algunas piezas, inspiradas especialmente por seres de sus más caros afectos, composiciones salidas del alma cuyas notas revelan su más auténtico amor por la música. 

Son ellas, entre otras, el bambuco “Paolita”; los pasillos “Lilyam”, “Añoranza” y “A un amigo”; los valses “Laurita”, “Anita”, “Samuelito”, “Mirando al Cielo”, “Margarita”, “Mafe”, “Polis” y “Lindis”, y el pasodoble “Tres flores”. En este momento adelanta un proyecto de difusión musical a través de un programa radial, que él mismo edita para las emisoras de la U.P.T.C. y ColBoy Estéreo, en la capital del departamento. 

El material musicográfico es producto del archivo de conciertos de la Estudiantina Boyacá, complementado con una antología de la Música Colombiana especialmente del Altiplano. Finalmente alcanza la cúspide de su carrera musical al obtener en el año 2005, el más preciado galardón de la música colombiana, el Gran Premio Mono Núñez, en la modalidad instrumental, con la Estudiantina Boyacá.

En ésta y otras publicaciones se dio a conocer la biografía del maestro Samuel Malagón para quien solo hay gratitud y respeto. Boyacá Sie7e Días expresa a su familia y a los colegiados de la Estudiantina Boyacá, el más profundo mensaje de solidaridad por la pérdida de este baluarte de la cultura nacional.