Construirán monumento a ‘la cucharita’ en Saboyá

En el parque principal del municipio de Saboya será construido un monumento a ‘la cucharita de hueso’, que dentro de la tradición colombiana se encuentra grabada en la mente de muchas personas, gracias a la canción del intérprete y autor boyacense Jorge Velosa Ruiz.

Construirán monumento a ‘la cucharita’ en Saboyá 1
Con recursos del municipio y apoyo de ministerio de Cultura se construirá monumento a la cucharita en Saboya. Foto: Archivo Boyacá Sie7e Días

Con el aval de Ministerio de Cultura y la gestión del alcalde de Saboya, Jefferson Leonardo Ortiz, se construirá el monumento que pretende entre otras cosas fortalecer la parte cultural del municipio, las tradiciones ancestrales y fomentar el turismo.

Para el diseño de este monumento se abrió una convocatoria municipal que ira hasta el próximo 28 de mayo, donde los saboyanos serán los responsables de presentar sus propuestas para ser evaluadas por un equipo interdisciplinario quien será el encargado de elegir el diseño ganador.

El monumento que se empezará a construir en dos meses, estará ubicado frente a la iglesia en el parque principal; se espera que la obra esté finalizada para el mes de diciembre donde será admirada por propios y turistas.

“El objetivo es que en el mes de diciembre podamos inaugurar el monumento, junto con la realización del festival de la cucharita, para continuar con el proceso de fortalecimiento cultural del municipio”, informó, Jefferson Ortiz.

¿De dónde sale la historia de la cucharita?

En el libro intitulado ‘La cucharita’, publicado por el periodista Germán Izquierdo Manrique, se pueden conocer algunos detalles de la historia que envuelve a este éxito nacional.

En 1979 Jorge Velosa era el director de un programa radial llamado Canta el Pueblo, el cual estaba dirigido a todos los campesinos de Boyacá y Cundinamarca. Durante una trasmisión el cantante recibió un escrito a mano de un campesino que contaba la historia de Sebastián y las princesas; Velosa inició con la lectura del cuento, pero al finalizar se percató que estaba inconcluso porque al campesino se le había acabado el lápiz, así que para conocer el final del cuento, Velosa viajó a las montañas del municipio de  Saboyá, lugar donde vivía Gregorio, el autor del cuento.

“Al llegar a la casa de Gregorio y su esposa Inés, le ofrecieron a Velosa huevos cocinados, y para la época, era costumbre rociar sal a los huevos con una cucharita tallada en hueso de canilla de vaca, elemento que solo se usaba en ocasiones especiales puesto que era consideradas como objetos de lujo ya que eran talladas por pocos artesanos”, explica en el libro.

Y continúa el relato: “Esta cucharita en particular había sido tallada por un familiar de Inés quien se la dejó como herencia poco antes de morir”, indicó Jorge Velosa en este libro citando la letra: “En la vereda Velandia del municipio de Saboyá, Una cucharita e’ hueso me regalaron por amistad”.

Al terminar la visita, Velosa se tomó el atrevimiento de pedirle a la pareja de campesinos que le regalaran la famosa cuchara y así fue como llegó a las manos del juglar boyacense, quien con esa anécdota creó una de las canciones más importantes del país.