A dos debates de proteger a los niños contra violadores y asesinos

La iniciativa, que ha sido llamada ‘Ley Gilma Jiménez” en nombre de, quien fue la persona que siempre lucho para exigir que se castigara a los abusadores y violadores de niños, niñas y adolescentes del país, y que es la ley de autoría del Ministerio de Justicia y del Derecho, ya tiene el respaldo de los congresistas colombianos.

A dos debates de proteger a los niños contra violadores y asesinos 1
Un paso más para proteger a los niños y niñas del país. Faltan dos debates para que sea Ley de la República.

El documento busca reglamentar la mencionada medida para abusadores y asesinos de menores de edad frente a la imposición de la prisión perpetua: su condición excepcional; el control automático de la pena ante el superior jerárquico-doble conformidad; y la revisión de la pena en un plazo mínimo de 25 años, para evaluar la resocialización del condenado.

Las comisiones primeras conjuntas de Cámara y Senado aprobaron en primer y tercer debate el Proyecto de Ley 401 de 2021 Senado-560 de 2021 Cámara, que reglamenta la prisión perpetua revisable, reforma el Código Penal, el Código de Procedimiento Penal, el Código Penitenciario y Carcelario y dicta otras disposiciones.

En representación del Ministro Ruiz, se hizo presente en la Comisión Primera del Senado el Viceministro de Promoción de la Justicia, Francisco Chaux Donado, quien acotó que, “países como España, Argentina, Chile, Inglaterra, Francia y Alemania establecen la cadena perpetua para violadores y asesinos de niños”.

El Viceministro manifestó que lo que hace la iniciativa es proteger a la infancia y darle operatividad a un mensaje del constituyente primario que se plasmó en una reforma constitucional.

“Le estamos cumpliendo a los niños del país al dar un paso en la dirección correcta”, señaló al darles las gracias a los ponentes de la iniciativa y a los representantes y senadores que hasta el momento la han apoyado.

Para pasar a sanción presidencial y convertirse en Ley de la República, el proyecto de ley debe surtir dos debates más: uno en plenaria de Cámara y otro en plenaria de Senado.