Colombia no será sede de la Copa América

La situación de orden público y el tercer pico de la pandemia del COVID-19, llevó a la Conmebol a acatar el llamado que se venía haciendo desde distintos sectores para que la Copa no se realizara en Colombia.

La Conmebol no aceptó la solicitud de Colombia de aplazar para fin de año la Copa América y buscará nueva sede para los partidos que le correspondían a este país. Foto: EFE/Nathalia Aguilar

Luego de la solicitud realizada por el Gobierno colombiano a la Conmebol donde pedía aplazar para final de año la Copa América, en la que compartía sede a partir del 13 de junio con Argentina, la Conmebol respondió que el torneo no se puede aplazar por causas logísticas y anunció que reprogramará los partidos que le correspondían a Colombia.

El ministro del Deporte, Ernesto Lucena, había anunciado que la solicitud partía del Gobierno colombiano por razones de aforo, viendo en otros países hay aforo, y que en el país vamos atrás en ese tema, la consideración son los temas de salud, en su momento indicó que esperaban realizar el torneo con, al menos, un 50 por ciento de público en los escenarios.

Lucena agregó: “Estamos viviendo el momento más complejo de la pandemia, varias ciudades están en crisis, pero el ministro de Salud está poniendo todo el empeño para sacar en esos municipios la mejor Copa América posible. Si uno mira las redes sociales se contamina de un lado o del otro. No podemos dejar se politice la Copa América”.

Las dudas sobre la realización de la Copa venían creciendo desde hace varias semanas, al parecer algunos de los patrocinadores “no iban a participar en un torneo en un país de tan difícil situación de orden público y cuestionado por importantes organismos internacionales de no respetar los derechos humanos”.

Al parecer otro factor que influyó fue los problemas que tuvo la Conmebol para organizar los partidos de los equipos colombianos en las Copas Libertadores y Suramericana en las últimas tres semanas.

Cuando iniciaron las manifestaciones por el paro nacional, la entidad decidió trasladar a Asunción (Paraguay) los partidos Santa Fe vs. River Plate y Nacional vs. Argentinos Juniors, de la Libertadores; y La Equidad vs. Lanís, de la Suramericana, de igual manera  el juego entre Junior y Fluminense se disputó en Guayaquil y el partido Tolima vs. Emelec, en Lima.

En otro intento por respaldar a Colombia como sede de  la Copa, la Conmebol programó los partidos Junior vs. River y América vs. Atlético Mineiro en Barranquilla. Ambos se vieron afectados por protestas alrededor del estadio, que hicieron que llegaran gases lacrimógenos a la cancha.

Además, el juego Atlético Nacional vs. Nacional de Uruguay, en Pereira, se retrasó por protestas frente al hotel donde se alojaba el equipo visitante.

Todo esto y otras razones más, derivaron en la decisión que al final tomó la Conmebol de quitarle la sede a Colombia de la Copa América.

Este es el comunicado:

Ante la solicitud formal del gobierno colombiano de reprogramar la Copa América para el mes de noviembre, la Conmebol informa lo siguiente:

Por razones relacionadas al calendario internacional de competiciones y a la logística del torneo, resulta imposible trasladar la Copa América 2021 al mes de noviembre.

La Conmebol agradece el entusiasmo y el empeño puestos por el presidente de la República de Colombia, Sr. Iván Duque y sus colaboradores, así como por el presidente de la Federación Colombiana de Futbol, Ramón Jesurún, y su equipo. Es seguro que en el futuro surgirán nuevos proyectos en conjunto para el crecimiento del fútbol colombiano y sudamericano.

La Conmebol asegura la realización de la Copa América 2021 e informará en los próximos días la relocalización de los partidos que debían disputarse en Colombia.

*Con información de EL TIEMPO