[Infografía] – Así va la reapertura de Estados Unidos ante la pandemia

Nueva York, 10 may (EFE). Nueva York anunció que levantará a lo largo de mayo la mayoría de las restricciones de aforo impuestas a bares, restaurantes, teatros o museos por la covid-19 y que el metro de la Gran Manzana volverá a operar las 24 horas del día.

[Infografía] - Así va la reapertura de Estados Unidos ante la pandemia 1
EFE

Las medidas son un paso más en la estrategia de vuelta a la normalidad que la ciudad y el estado de Nueva York tienen previsto desplegar en las próximas semanas y que se espera que culmine con una reapertura completa para el 1 de julio como muy tarde.

El gobernador estatal, Andrew Cuomo, anunció en una conferencia de prensa que a partir del 19 de mayo se terminarán las restricciones de aforo que han imperado para la hostelería, el ocio y otros muchos negocios como tiendas minoristas, gimnasios o peluquerías.

Los establecimientos, sin embargo, tendrán que garantizar que hay espacio suficiente para que los clientes mantengan una separación de 6 pies (1,8 metros), aunque hay algunas excepciones, pues por ejemplo los restaurantes no tendrán que cumplir con ese requisito si tienen barreras que separen las mesas.

Tampoco tendrá que mantenerse la distancia en aquellos espacios o eventos en los que se requiera a todas las personas presentar prueba de vacunación contra la covid-19 o un test negativo.

Las nuevas normas en Nueva York, coordinadas con los vecinos estados de Nueva Jersey y Connecticut, elevan también el límite de participantes en reuniones al aire libre de 200 a 500 personas y en interiores de 100 a 250.

Los grandes recintos -desde estadios a teatros- podrán superar esas cifras si exigen pruebas de vacunación o tests negativos y tienen espacio para mantener las distancias requeridas.

A partir del 19 de mayo, los grandes espacios podrán operar con una capacidad del 30 % de su aforo, frente al 10 %  actual.

Metro las 24 horas 

A partir del 17 de mayo el metro de Nueva York volverá a operar las 24 horas del día, poniendo fin a los cierres nocturnos que se habían decretado durante la pandemia de la covid-19.

“La covid-19 está en declive en la ciudad de Nueva York y en todo el estado y, a medida que cambiamos nuestro enfoque a la reconstrucción de nuestra economía, a ayudar a los negocios y a devolver a la gente al trabajo, es hora de retomar la plena capacidad en el metro”, señaló Cuomo.

Nueva York comenzó a cerrar el metro durante varias horas cada noche hace algo más de un año, cuando la pandemia estaba en su punto álgido, con el fin de facilitar la desinfección y limpieza diaria de los vagones.

Durante meses, el metro neoyorquino cerró entre la 1 y las 5 de la madrugada y actualmente lo hace entre las 2 y las 4.

Según las autoridades, los vagones se continuarán desinfectando a pesar de la vuelta a las operaciones continuas y el uso de mascarillas seguirá siendo obligatorio.

El número de usuarios del metro neoyorquino, que se desplomó hasta un 95 % durante la pandemia, ha ido recuperándose progresivamente y el pasado 8 de abril se superaron por primera vez los dos millones de viajes en un solo día.

Las cifras, sin embargo, están aún muy lejos de los niveles prepandemia, cuando la media en días laborables era de unos 5,5 millones de viajes diarios.

Cuomo defendió este lunes que la reapertura completa del metro ayudará a los trabajadores, negocios y familias a medida que la ciudad recupera su actividad.

La apertura del metro durante las 24 horas coincidirá con el levantamiento de otras restricciones, entre ellas el cierre de las terrazas de bares y restaurantes a medianoche.

Ese “toque de queda” para la hostelería se terminará el 31 de mayo en el caso del servicio en el interior de los establecimientos.

La semana pasada, el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, había fijado el 1 de julio como fecha objetivo para una reapertura “por completo” de la ciudad, aunque los anuncios hechos hoy por Cuomo -con quien mantiene una tensa relación- parecen adelantar algo los plazos. EFE

Aumenta la venta de preservativos

Las ventas de preservativos en EE.UU. están subiendo en los últimos meses a la vez que el país está relajando las medidas de distanciamiento social impuestas durante la pandemia con el aumento de personas vacunadas.

Según las últimas cifras de IRI, una compañía que analiza los datos en los puntos de venta, la compra de preservativos masculinos en EE.UU. subió un 23,4 % desde el pasado 21 de marzo al 18 de abril comparado con ese mismo periodo del año pasado, informó este viernes la CNN.

Además, Reckitt Benckiser, el fabricante de condones Durex, aseguró que la marca registra un aumento de ventas de doble dígito durante el último trimestre en comparación con las del mismo cuarto del año pasado y, aunque no han revelado una cifra concreta, atribuyen la subida a la relajación de las normas de distanciamiento social.

La empresa ve «mejoras para Durex en los mercados en los que las restricciones sociales se están reduciendo», apuntó el director ejecutivo de Rockitt Benckier, Laxman Narasimhan, a los analistas este miércoles.

Mientras, dos de las cadenas de farmacias más grandes de EE.UU., Walgreens y CVS, también aseguran que la venta de preservativos ha crecido «sustancialmente» en las últimas semanas en relación con el mismo periodo de 2020, sin proveer cifras concretas.

Además, Church & Dwight, que manufactura la marca Trojan, uno de los más populares de EE.UU., afirma que espera un aumento de ventas importante, especialmente por una subida del consumo de los más jóvenes.

Este jueves, el director ejecutivo de la compañía, Matt Farrell, aseguró que se prevé que la venta de preservativos «suba en comparación con el año pasado con la reapertura de la sociedad y una mayor movilidad de los consumidores».

La mejora de las ventas del preservativo se producen después de varios años de declive, ya que en 2017 ya bajaron un 2,4 % y en 2018 un 3,4 %, sólo subiendo ligeramente en 2019 un 1,2 %, según las cifras de IRI.

Kevin Grundy, analista de la compañía Jeffries, apuntó que el mercado de los condones ha perdido terreno en los últimos años por el avance de otros tipos de métodos anticonceptivos, incluyendo la píldora del día después.

Además, según un estudio de la Universidad de Indiana y del instituto sueco Karolinska, la inactividad sexual en adultos estadounidenses incrementó entre 2000 y 2018, algo que atribuyeron a varios factores, entre ellos el aumento de la presencia de la tecnología y redes sociales. EFE