La radiografía de la protesta en Boyacá según el Defensor Nacional del Pueblo, hoy en #LaEntrevista7días

Fredy Iovanny Pardo Pinzón, el defensor del Pueblo en Boyacá en #LaEntrevista7días hace un balance de lo que viene pasando en medio de la semana de protestas en el departamento de Boyacá. Explica lo que viene pasando en las cárceles con el contagio del virus y anuncia que lo que vendrá en unas dos semanas, en cuanto a contagio del COVID-19 se refiere, será lamentable por lo que ha ocurrido en medio de las manifestaciones.

La radiografía de la protesta en Boyacá según el Defensor Nacional del Pueblo, hoy en #LaEntrevista7días 1
La radiografía de la protesta en el departamento de los 123 municipios según Fredy Iovanny Pardo Pinzón, el defensor del Pueblo en Boyacá.

¿Qué tantas quejas tienen en la Defensoría del Pueblo por abusos en medio de la protesta?

En el tema de quejas ha sido mínimo y oficializadas en la Defensoría apenas tengo dos protestas ya que apenas se generó una judicialización de un hombre en Paipa y otra de un problema con unos menores ahí en Sáchica. Por eso estoy haciendo un llamado para que la gente utilice los canales que están habilitados en la defensoría para atender esas denuncias por abusos.

¡Pero en redes sociales se han denunciado muchos abusos más!

Aclaro que con lo que voy a decir no estoy limitando o reprimiendo el derecho a la protesta, tampoco que estoy a favor de la Policía y en contra de los manifestantes, pero lo que hemos identificado es que los líderes y activistas, los campesinos y gente del común se van al caer la tarde, pero hay unos pequeños grupos que se quedan y son los que resultan en choque con la fuerza pública.

¿Y ha escuchado a los diferentes actores?

Claro y todos están inconformes. La Policía, los entes de control y desde luego los manifestantes, todos están inconformes por lo que está pasando y todos se acusan, entonces mi función es mediar, sentarnos a negociar, a buscar puntos equidistantes.

¡Pero si una de las críticas es su ausencia en medio la protesta!

Lo que ocurre es que a los defensores regionales no se nos había autorizado para salir a medios y afortunadamente ya nos lo permitieron, pero lo que hemos venido haciendo, con un grupo tan reducido es realmente mucho. El desgaste para mí, por ejemplo, ha sido muy grande porque ya van cinco días de protestas y en todas quieren tener al Defensor para que garantice derechos y eso es lo que hemos hecho con mi equipo. Yo por ejemplo estuve en Duitama, incluso yo mismo negocié con los jóvenes que cerraron, para que cada media hora dejaran pasar vehículos, el sábado hasta acompañé a los camioneros e inclusive los fui con ellos en todo su recorrido y logré que dejaran un carril para el tránsito vehicular.

La radiografía de la protesta en Boyacá según el Defensor Nacional del Pueblo, hoy en #LaEntrevista7días 2
Asegura el titular de la Defensoría regional que han hecho presencia en la mayoría de las manifestaciones y protestas de Boyacá.

¿Cuántas personas tiene en la Defensoría?

Lo que ocurre es que la capacidad logística que tenemos es muy reducida y en su mayoría son funcionarios que sustancian procesos, entonces sacarlos como apoyo en calle es otra cosa y he logrado que 18 funcionarios estén en calle ayudándome y los voy turnando, pero es que además en medio de la pandemia, pues yo tengo gente mayor de 50 años y con comorbilidades a quienes no puedo obligar o arriesgar, sin embargo eso no quiere decir que ellos no estén apoyando, por el contrario, desde la oficina, usted no se imagina el trabajo que tenemos desde la oficina, es que no es solo la protesta, son cárceles, violación de derechos en otras circunstancias, procesos, en fin.

¿Y entonces cómo llegan a municipios alejados en simultánea?

Lo que pasa es que nosotros tenemos un apoyo muy grande con las personerías que son también Ministerio Público y ellos son los que tienen la información de primera mano, son los señores personeros los que se conocen con todos en el pueblo. Claro que nosotros llegamos a donde sea necesario, pero mientras tanto son las personerías las que deben velar por garantizar los derechos.

¿Por qué se están presentando los choques es en las noches especialmente?

Ese es uno de los principales problemas que estamos analizando porque para el caso de Boyacá, cuando terminan los bloqueos en las horas de la noche, es cuando se ejerce la violencia y es ahí donde han resultado los supuestos abusos de la fuerza pública contra las personas que se quedan hasta la madrugada, que en algunos casos están ebrios y que ni siquiera ponen una denuncia por la supuesta agresión. Le repito, hemos recibido dos denuncias en los cinco días de protesta.

¿Qué es lo que piden, lo que quieren?

Pues mire que es que es una cosa complicada porque no hay una petición o unas peticiones de unidad, sino que cada grupo tiene una petición diferente, ya hasta resultaron pudiendo que el presidente renuncie y pues ahí ya se encuentra uno con otras cosas como por ejemplo que mientras reclaman que les respeten el derecho a la protesta, vulneran derechos de los demás como por ejemplo impedir la movilidad y ahí es donde uno se encuentra enfrentado con la vulneración de diferentes derechos.

La radiografía de la protesta en Boyacá según el Defensor Nacional del Pueblo, hoy en #LaEntrevista7días 3
Según el Defensor del Pueblo, las manifestaciones se tornan dentro del respeto durante el día, pero que en la noche se dan las agresiones y el inevitable choque con la Policía.

¿Y qué pasa en las cárceles, en los penales de Boyacá?

De las cárceles tenemos reclamos a diario y nos llegan por la mesa de derechos humanos y de acuerdo a quien le corresponda se lo trasladamos. Si es a la Eps, pues a ellos, si es a la Procuraduría, pues la enviamos, pero es que la problemática es muy grande, es que en una cárcel solo se necesita que una persona llegue contagiada para generar un problema mayúsculo de contagio.

¡Y además, en condiciones de hacinamiento!  

Así es, y eso que en las cárceles en este momento no se están recibiendo sindicados, solo condenados y todos lo hacían por situación de COVID y eso está generando un problema adicional y es que la gente está llegando a las URI y a las estaciones de Policía y ellos no tienen la capacidad logística, ni están preparados para tener detenidos y eso también está generando una situación de vulneración de derechos impresionante y ese tema también lo tenemos ya escalado con los diferentes alcaldes a los que les hemos recalcado en que miren con sus recursos del fondo de seguridad y vigilancia cómo les dan de comer a estas personas y cómo se les garantiza conectividad para las audiencias virtuales.

¿Cómo controlar el contagio, además de aislar los pabellones?

Pues para mí, que el director de los dos penales está en mora de declarar la emergencia sanitaria, para que desde el nivel central se tomen decisiones y se garanticen los derechos ya que tienen una situación muy complicada y esta se debe hacer de manera inmediata.

¿Y el contagio del COVID en medio del pico más alto de la pandemia?

Esto es terrible y es un tema de responsabilidad personal y familiar, porque es que los marchantes, los protestantes no solo llegan a la masa y se arriesgan a contraer el virus, sino que además se van a contagiar a sus familias, a sus amigos a sus vecinos, esos que no salieron de sus casas por estarse cuidando. Es que con las marchas pasa algo y es que durante el día la gente en su mayoría está organizada, tiene su tapabocas, mantienen su distancia, pero al terminar la noche están en medio de la euforia, en medio de un grado alto de excitación y que desde luego no les permite mantener los controles de bioseguridad. Es ahí donde se contagia el virus.

La radiografía de la protesta en Boyacá según el Defensor Nacional del Pueblo, hoy en #LaEntrevista7días 4¿Y qué ha hecho la Defensoría para ayudar a reducir el contagio en la protesta?

La Defensoría ha estado concentrada en garantizar tres situaciones: una defensa de derechos colectivos, otra defensa de derechos individuales y la tercera el autocuidado con el tema del coronavirus, pero pues este último, podría decirse que ha sido casi imposible porque la gente en medio de la euforia no mide consecuencias y la verdad es que esto va a ser muy lamentable en unas dos semanas.