Pobreza en Boyacá 2020, un drama que atiza la pandemia

En Tunja el 75,3% de los jefes de hogar en condición de desempleados viven en la pobreza mientras 43,9% están bajo la extrema pobreza. 29.678 personas tienen ingresos inferiores a 177.130 pesos mensuales. En Boyacá 97.715 habitantes pasaron a la extrema pobreza.

Por: Jacinto Pineda Jiménez,
Coordinador académico ESAP Boyacá y Casanare

La pandemia se lleva vidas y condena a más personas a la miseria, es lo que expresan las cifras de pobreza monetaria en Colombia para el año 2020. Un máximo histórico se presentó, cuando se comparan los datos desde el 2012, con la nueva metodología, como se evidencia en la gráfica uno. La pobreza pasó de 35,7% del año 2019 a 42,5% en el 2020, lo cual implica que 21.021.564 personas viven con menos de 331.688 pesos mensuales; en el caso de un hogar de cuatro personas fue de 1.326.752 pesos. En un año 3.551.522 pasaron a ser pobres.

Frente a la pobreza extrema, Colombia registra un incremento de 5.5%, al pasar de 9,6%(2019) a 15,1%(2020), es decir 7.470.265 personas viven con menos de 145.004 pesos mensuales; en el caso de un hogar de cuatro personas fue de 580.016 pesos mensuales. En un año 2.781.383 personas pasaron a la pobreza extrema. Para agravar la situación la desigualdad, medida por el coeficiente de GINI, creció del 0,526(2019) a 0,544 (2020).

Incidencia de la pobreza y extrema pobreza
Datos DANE, elaboración propia

Desempleo en Tunja empujó a una mayor pobreza

La pobreza en Tunja estuvo asociado a los altos niveles de población desempleada y en condición de inactividad. La pobreza para los jefes de hogar desocupados llega al 75,3%, mientras para los inactivas alcanza al 44,9% y el de los ocupados 39,8%. De igual manera el 43,9% de los jefes de hogar viven en condición de extrema pobreza. Lo anterior evidencia el drama que viven los desocupados.

En Tunja la pobreza en el 2020 alcanzó el 45%, cuando en el 2019 había sido del 32,9%. En un año la pobreza se incrementó en el 12,1%. Esto implica que 89.512 habitantes viven con menos de 441.693 pesos mensuales y que 25.320 ingresaron a la condición de pobres en un año. La pobreza se ubicó por encima del promedio nacional. Frente a la situación de extrema pobreza se llegó al 14,9%, es decir 29.678 personas viven con menos de 177.130 pesos mensuales; en un año 18.701 habitantes ingresaron a la extrema pobreza. La pobreza monetaria, como lo muestra el gráfico dos, es la de mayor impacto negativo en Tunja cuando se compara con la evolución de Colombia, lo cual refleja el empobrecimiento que generó la pandemia sobre la población tunjana.

Incidencia de la pobreza en colombia y tunja

Datos DANE, elaboración propia

Boyacá, pobreza monetaria por debajo de la media nacional.

La pobreza monetaria en Boyacá llego al 39,8%, es decir 512.755 personas viven bajo la línea de la pobreza. En un año 54.300 habitantes pasaron a la pobreza. La pobreza extrema llegó al 14,9 en el 2020, con un incremento del 7,6%, aquí en términos de diferencia el departamento fue el cuarto en mayor incremento comparado con el país. 191.304 personas viven bajo la extrema pobreza, en un año ingresaron a esta condición 97.715 habitantes. En términos de la pobreza monetaria fue la extrema pobreza la que más retrocedió y por ende la de mayor impacto negativo de la pandemia.

Las cifras reflejan el duro presente que soportan miles de colombianos, para el caso de Boyacá y Tunja evidencia el retroceso en los indicadores, años de lucha por erradicar la pobreza, la pandemia los sepultó. La pobreza más allá de las cifras, es sufrimiento, ahora el camino es una lucha común, por encima de ideologías, partidos, credos o intereses pues el reto es ético fundamentalmente.

Espere mañana en Boyacá Sie7e Días un especial de Día del trabajo en el que entre otros temas se hará un análisis de las cifras entregadas esta tarde por el Dane, también la situación del desempleo, cámaras de comercio, la historia de sindicatos como el de Acerías Paz del Río, trabajos y oficios característicos de Boyacá y hasta un informe del Ministro de Trabajo, Ángel Custodio Cabrera, sobre el empleo en medio de la pandemia.