Los aspirantes por Boyacá a traer las Bandolas del Mono Núñez a la “tierrita”

Una vez surtida la etapa de inscripciones liderada por la Fundación Pro Música Nacional de Ginebra Funmúsica, con el apoyo de sus delegados regionales ubicados en toda la zona andina del país, 6 son las agrupaciones que por el departamento de Boyacá aspiran a traer las bandolas de los Gran Premio, tanto en la modalidad vocal como instrumental.

Los aspirantes por Boyacá a traer las Bandolas del Mono Núñez a la "tierrita" 2
Con la imagen oficial del 47 Mono Núñez, se rinde tributo a los Luthier de Colombia con la recreación del taller del maestro Lucho Vergara. Fotografía póster oficial Mono Núñez 2021.

Se trata de: González y Hurtado con Juan Pablo Hurtado Mesa y Jimmy González Ardila, el Cuarteto Síncopa colombiano integrado por Jimmy González Ardila, Cristian Mauricio Bautista Montañés, Jenny Marcela Tobar Rincón y Nydia Isabel Avellaneda González,  el Trio Juventud con José Manuel Rincón Correa, John Anderson Valderrama y Javier Fernando Mojica Gómez, Donato Ensamble conformado por Cristian Fernando Benítez Naranjo, Juan Sebastián Fonseca, Diego Andrés Cristancho Gutiérrez y Maicol Ferney Parra González y Los Hermanos Triana con Natalia Catalina y Andrés Felipe Cely Triana, ellos en la modalidad instrumental, mientras que Margarita Dueto Vocal conformado por Belén Osorio Vásquez, Dayanne Fagua y Francisco Cristancho Salamanca en la modalidad vocal, tiene ya ganado su paso directo al festival, por haber sido triunfadores en los festivales con los que  Funmúsica tienen convenio.

Aunque el delegado de Boyacá, con el respaldo de la alcaldía mayor de Tunja y la secretaria de cultura y turismo de la ciudad, venían preparando una gran jornada cultural para escenificar la regional en el auditorio Bicentenario de la capital boyacense, las últimas decisiones y el establecimiento de nuevas normas ocasionadas por el crecimiento de contagiados por el COVID-19, truncaron una vez más esta posibilidad, razón por la que los participantes deben hacer llegar sus grabaciones a Ginebra antes del 30 del presente mes, según se establece en el reglamento y bases del concurso.

Las grabaciones deben tener especificaciones básicas de sonido, imagen y fidelidad en las capturas, sin ediciones, ni manipulaciones ficticias que desvirtúen la originalidad de sus interpretaciones.

Esta es una nueva exigencia de la organización, desde el momento mismo que la virtualidad pasó a formar parte de la realización del evento, y su recomendación se hace en virtud a que en muchos festivales y concursos los participantes envían material editado, con refuerzos de doblajes y otros “Truquitos” que, para el caso del festival más importante de la zona andina colombiana, seria causal de descalificación.

Por ahora continua la virtualidad en el Mono Nueñez, a la espera que la Divina Providencia tome otras decisiones para que los abrazos y el encuentro sean más importantes que la misma premiación.