Boyacá le perdió el miedo al coronavirus y ahora entra en alerta roja hospitalaria por ocupación de UCI

Boyacá le perdió el miedo al coronavirus y ahora entra en alerta roja hospitalaria por ocupación de UCI 1
Boyacá superó el 80 por ciento de ocupación en camas UCI y ahora entra de nuevo en alerta roja. Foto: Archivo Particular

“El protocolo dice que se declara la alerta roja cuando se tenga una ocupación superior al 80 por viendo durante dos días seguidos, pero eso es inminente que se dará este martes, y se tiene que declarar la alerta roja hospitalaria”, dijo Jairo Mauricio Santoyo, secretario de Salud de Boyacá.

Pues alarmadas se encuentran las autoridades por la forma como viene creciendo el contagio del virus situación ésta que por ende genera la ocupación de camas en la unidad de cuidados intensivos. Ya van 190 camas ocupadas.

“Tenemos al ciento por ciento la clínica Canelos, los hospitales de Sogamoso, Duitama, Puerto Boyacá y Tunja, Salud Vital en Sogamoso, la clínica Boyacá de Duitama, la clínica El Laguito de Sogamoso, en fin, casi la mayoría ya está full”, explicó el funcionario.

En Tunja solo quedan algunas camas en la clínica Garper, conocida como la clínica Pozo de Donato, donde hay cinco camas, pero para No COVID, cuatro en la clínica de Los Andes y tres en la clínica Medilaser, hay una cama libre en el San Rafael, pero es no COVID. En Sogamoso hay cinco camas en la Julio Sandoval de Sogamoso y cuatro en la de Especialistas, que se suman a siete que quedan en el hospital de Soatá.

Con la alerta roja, se toman diferentes medidas, como restringir el uso de servicios ambulatorios y de cirugías y que no comprometan la vida del paciente, para no seguir generando demanda hospitalaria.

Adicionalmente el departamento a través de su secretaría de Salud, es el que toma el manejo de las unidades de cuidados intensivos de todo el departamento, lo que significa que será el encargado de la georreferenciación de pacientes. Pero además se pedirá por parte del gobernador medidas adicionales restrictivas y se pedirá a los alcaldes aplicar medidas y restricciones a fin de contribuir para disminuir el contagio.

“Desafortunadamente las alertas y llamados que generamos periódicamente, se volvieron parte del paisaje y lo advertimos hace un mes, que mucho cuidado con las reuniones familiares y esto que estamos viviendo no es otra cosa que el resultado de lo que ocurrió precisamente en Semana Santa”, comento Jairo Mauricio Santoyo.