El misterio que rodea la desaparición de un coronel del Ejército oriundo de Boyacá

El teniente coronel Pedro Enrique Pérez Arciniegas, quien se desempeña como comandante del Batallón Especial, Energético y Vial número 18, con sede en el corregimiento de Samoré, en Norte de Santander, es buscado desde ayer por efectivos de inteligencia del grupo mecanizado número 18 General Gabriel Revéiz Pizarro, de Saravena, la Fiscalía y el Gaula militar.

El misterio que rodea la desaparición de un coronel del Ejército oriundo de Boyacá 1
El Ejército Nacional confirmó que el teniente coronel, Pedro Enrique Pérez Arciniegas, se encuentra desaparecido y que investigan lo ocurrido, mientras dan con su ubicación.

“Posible secuestro del coronel de @COL-EJERCITO Pedro Enrique Pérez Arciniegas, comandante del BAEEV-18 en el municipio de Saravena (Arauca), el oficial salió de la unidad el día 17 de abril a las 18:15 horas, se hospedó en el hotel Sarare del municipio y nadie sabe su paradero”, escribió en su cuenta @SARGENTOCHALA, Alexander Chalá, representante de la Reserva Activa de Colombia.

El oficial que hace parte de la institución desde 1998, cursó sus estudios de primaria y bachillerato en el colegio de Boyacá, en su natal Tunja, de donde obtuvo el título de bachiller en 1977 y de inmediato se fue a hacer curso de oficial en la Escuela José María Córdova de Bogotá.

Al parecer el oficial salió la tarde noche del sábado desde las instalaciones militares acantonadas en Saravena, vestido de civil y dejando evidencia en la minuta de guardia que salía en compañía de su conductor, quien lo trasladó hasta el hotel Sarare In, en Saravena y argumentando que tenía que hacer unas diligencias personales en el centro.

Un medio local informó que “todo parece indicar que al uniformado con 23 años de servicio a la institución le tendieron una trampa para llevárselo la guerrilla al utilizar una mujer como señuelo, aunque acostumbraba a estar de parranda en establecimientos nocturnos en ese municipio”.

Según el Ejército, el oficial se encontraba en zona urbana del municipio de Saravena y las autoridades competentes conocen la situación para que se adelante la investigación respectiva. Igualmente, el Gaula Militar Arauca, en coordinación con Policía y Fiscalía, de manera inmediata iniciaron las labores de investigación para dar con el paradero del oficial y establecer las circunstancias de tiempo, modo y lugar de lo ocurrido.

Sin embargo, en Saravena, según el medio Prensa Libre Casanare, circula otra versión, que afirma que el oficial habría sido secuestrado luego de caer en un señuelo puesto por la guerrilla, utilizando a una mujer y aprovechando que el militar frecuentaba establecimientos nocturnos en ese municipio araucano. El oficial habría estado ingiriendo licor al parecer con una dama de compañía, pasados los minutos se habría dirigido al hotel donde pretendía pasar la noche, siendo presuntamente sacado a la fuerza.

“En los pasillos del modesto hotel y en la habitación, quedaron rastros de sangre, así como pertenencias en una maleta y un bolso de mujer. Igualmente habría fotografías de una motocicleta en la que habría sido transportado”, informó Prensa Libre Casanare.

Fuentes en el lugar de los hechos indicaron que fue llevado por secuestradores que serían de la guerrilla, luego de un fuerte altercado donde habría resultado herido según las evidencias encontradas en el lugar.

Hasta el momento la Institución militar no ha confirmado, ni desmentido las versiones que se han conocido desde la región, en torno a lo que habría ocurrido. Lo que sí es cierto es que en este municipio delinquen los grupos armados ilegales de las disidencias de las Farc y el Eln.

Aunque ningún grupo al margen de la ley se ha responsabilizado por los hechos, el oficial va a tener que dar muchas explicaciones cuando aparezca ya que tanto su carrera, como su vida se encuentran en peligro.