Por brote de COVID, el duelo por el descenso al parecer tendrá que esperar dos semanas más

Dos de los cuatro equipos que disputarán los dobletes que terminarán definiendo si es el Boyacá Chicó o es el Pereira el que debe descender a la B, registraron brotes de COVID-19 entre sus jugadores y ahora la Dimayor tendrá que definir qué hacer: Águilas Doradas notificó 18 contagios y Deportivo Pereira, 10 casos.

Por brote de COVID, el duelo por el descenso al parecer tendrá que esperar dos semanas más 1
Tanto el Pereira, como Águilas Doradas, pidieron el aplazamiento de sus respectivos partidos previstos para este domingo a causa del brote de coronavirus que enfrentan.

El equipo antioqueño que, entre los 18 casos positivos, tiene a 14 jugadores le solicitó a la Dimayor el aplazamiento del juego ante Boyacá Chicó el próximo domingo, en el marco de la jornada 18 de la liga colombiana BetPlay 2021-I. El lío para Águilas es mayúsculo, si se tiene en cuenta que los otros cuatro contagiados son los del cuerpo técnico y el médico de la institución.

“Nos permitimos informar a la opinión pública que luego del viaje a Barranquilla y tras realizar las pruebas PCR consagradas en el protocolo de bioseguridad ordenado por el Gobierno Nacional, 18 integrantes de la institución resultaron positivos para covid-19″, informó el club de Rionegro. El viaje a Barranquilla al que hace referencia el elenco de Rionegro fue el que hizo el pasado domingo para enfrentar a Junior.

“…Debido a que solo fueron inscritos 29 futbolistas, con el agravante de que la categoría Nacional Sub-20 no ha sido habilitada para con ello poder completar al menos la nómina de 11 jugadores, y que los periodos de inscripciones ya se cerraron, hemos elevado la solicitud de la suspensión del juego programado para el próximo domingo 11 de abril a las 3:30 p.m., frente a Boyacá Chicó”, señala la comunicación.

El otro onceno que no solo tiene que pelear, al igual que el Boyacá Chicó con 107 puntos, para no perder la categoría, es el Deportivo Pereira que ahora reporta 10 contagios entre los que están cinco jugadores, tres integrantes del cuerpo técnico y dos auxiliares de campo.

En un comunicado de prensa el Deportivo Pereira también aseguró que no tuvieron conocimiento de los casos de COVID sino hasta después de jugado el partido contra Independiente Medellín, el martes pasado.

El equipo de la capital de Risaralda explicó que con el fin de tener la certeza de los resultados, se decidió que a los 10 integrantes contagiados les realicen contramuestras. Y añadió: “La familia matecaña seguirá velando por la seguridad de todo el personal deportivo y administrativo (…). Continuaremos creando estrategias de prevención para seguir mitigando la propagación del virus”.

El presidente del Medellín, Daniel Ossa, aseguró en Caracol Radio que su club llegará hasta las últimas consecuencias frente al Pereira por lo sucedido, pues “recibimos una confirmación del presidente del Deportivo Pereira de los positivos de su equipo y que habían jugado con algunos jugadores ante el DIM”, dijo.

Por su parte Fernando Jaramillo, presidente de la Dimayor indicó: “Tenemos que analizar la situación de la cantidad de positivos de los equipos como Pereira y Águilas pero las decisiones se toman con cabeza fría”.

“La posibilidad de aplazar los partidos están. Prima, la salud encima de todo. (…) Por más apretado que esté el campeonato, la salud siempre va a primar sobre lo deportivo”, agregó el dirigente.

Y como era de esperarse, Eduardo Pimentel, el propietario del Boyacá Chicó, hizo una grave denuncia a través de sus redes sociales. El dirigente aseguró que hay irregularidades a la hora de tomar las pruebas y que algunos laboratorios no reportan a tiempo qué jugadores están infectados para que puedan actuar.

“Como no existe un reglamento disciplinario para castigar a los clubes que incumplan el protocolo de bioseguridad, parece que algún vivo aprovecha y convence al laboratorio de no reportar a tiempo a los jugadores contagiados para que estos puedan jugar, poniendo en grave riesgo a los demás”, dijo el directivo del equipo ajedrezado en su cuenta de Twitter.

Así las cosas, el juego contra Águilas Doradas, que está previsto para este 11 de abril en Rionegro y que inevitablemente tendrá que ser aplazado, será clave para el Boyacá Chicó, pues, con 107 puntos, hasta el momento está descendiendo por mayor número de goles recibidos, que el Pereira, que tiene los mismos puntos.