Conozca cuál es el origen de la Semana Santa

Está relacionado con la celebración de la Pascua Judía, ya que Jesús es para los cristianos el cordero inmolado, el cordero de la Pascua. “Porque nuestra pascua, que es Cristo, ya fue sacrificada por nosotros” (1 Corintios 5:7 b).

Conozca cuál es el origen de la Semana Santa 1
A finales del siglo XVI se creó en Tunja la primera Sociedad de Nazarenos del Nuevo Reino de Granada y se organizaron con gran pompa y devoción las procesiones de Semana Santa. Foto: Luis Lizarazo / archivo Boyacá Siete Días.

Aunque la conmemoración de la Semana Santa data del siglo II, sus orígenes están relacionados con la Pascua Judía, durante cuya celebración Jesús padeció su pasión y su muerte en la cruz, y resucitó al tercer día.

La Semana Santa nace en el segundo siglo de la era cristiana con la conmemoración del triduo sagrado de la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo, pero solo 300 años después se destinó un día especial para recordar el memorable acontecimiento de la Última Cena de Jesús con sus discípulos.

Ya en el siglo IV se había destinado el día viernes de la Semana Santa para evocar la crucifixión del Señor, y pasados los años empezó a realizarse el viacrucis los viernes santos.

“En los primeros siglos del cristianismo, esta era una cuestión polémica que generaba disputas entre la Iglesia de Alejandría y la de Roma. Se acordó que la primera calcularía las fechas y comunicaría el resultado a la segunda, responsable de anunciarlas a toda la cristiandad. El Domingo de Resurrección tendría que ser el primer domingo después de la primera luna llena de primavera”, escribe Bernardo Mendoza en un artículo de La Vanguardia.

Inicialmente la conmemoración de la Semana Mayor se limitaba a los templos, con celebraciones religiosas en las que no participaba la comunidad entera, sino unos pocos.

La Semana Santa se hizo popular con la aparición de las procesiones, que celebraban comunidades religiosas. Estas empezaron a realizarse después de la peste negra, a mediados del siglo XIV, como un acto de penitencia.

Ya en el siglo XVI comenzaron a hacer parte de los actos propiamente dichos de la Semana Santa y estaban a cuenta de las cofradías que se encargaban de llevar los pasos en las procesiones.

Según el presidente de la Academia Boyacense de Historia, Javier Ocampo López, desde la fundación hispánica de Tunja se hicieron las ceremonias de Semana Santa, como en todos los pueblos fundados por los españoles. Sin embargo, su gran esplendor aparece en la segunda mitad del siglo XVI.

“A finales del siglo XVI se creó en Tunja la primera Sociedad de Nazarenos del Nuevo Reino de Granada y se organizaron con gran pompa y devoción las procesiones de Semana Santa”, explicó el historiador.

Las tradiciones de la Semana Santa se han visto afectadas por la pandemia del COVID-19, que obligó a suspender las procesiones y el viacrucis a campo abierto, al igual que algunos rituales como el lavatorio de los pies.

Sin embargo, la solemnidad continúa para aquellos que creen que este es un tiempo para la reflexión y la vida en familia.