Hace un año les dijeron que ya estaban listos sus apartamentos, pero…

En marzo de 2020 se debían entregar 50 apartamentos para los damnificados de Torres del Parque, un proyecto que se empezó a construir en la administración municipal anterior de Tunja, como solución a un proyecto siniestrado que dejó sin vivienda a más de 400 familias de la capital boyacense.

Hace un año les dijeron que ya estaban listos sus apartamentos, pero… 1
En Torres del Parque, un proyecto de hace once años, cientos de familias tunjanas invirtieron sus pocos recursos pero aún no reciben su apartamento.

Un proyecto que comenzó hace once años, y en el que cientos de familias tunjanas invirtieron sus pocos recursos para poder gozar del beneficio de tener casa propia, pero conforme fue pasando el tiempo se entregaron muy pocos apartamentos, por lo cual el municipio debía responderle a quienes seguían esperando. Pero sumado a esa problemática, algunas de las unidades entregadas empezaron a mostrar deficiencias y a generar riesgo para sus habitantes, por lo cual, también tuvo el municipio que reparar a esas víctimas.

Para el año 2019 la administración del entonces alcalde Pablo Cepeda, propuso, como solución, la construcción de nuevos apartamentos, y así se empezó a hacer, a tal punto que los primeros 50 apartamentos se iban a entregar en marzo de 2020 a igual número de familias, previamente priorizadas, pero con sorpresa, los supuestos beneficiarios ven que doce meses después, todavía no entregan las viviendas.

Según explicó Sonia Martínez, en marzo del año pasado les dijeron que el último plazo de entrega era abril, “pero luego entró en pandemia y todo quedó congelado, hasta noviembre de 2020 que volvieron a hablar del tema”, puntualiza la veedora de este proyecto de vivienda.

A los ‘beneficiarios’ les preocupa que no conocen las razones de la demora en la entrega, si se supone que hace doce meses ya estaban listos los apartamentos. “Queremos saber por qué no se han entregado. Algunos dicen que, por las redes de servicios públicos, otros dicen que el problema radica en la Curaduría, pero no sabemos qué es lo que realmente está pasando”, dice Martínez.

El Comité de Moralización de la Contraloría General de la Nación ya fue oficiado de la situación, pero tampoco ven que hagan un control real al proyecto, lo mismo sucede con el Concejo de Tunja, desde donde, dice Sonia Martínez, no se ha hecho control político a Ecovivienda ni al contratista.

La veedora les recuerda a los concejales que en la actualidad la Alcaldía está pagando el arriendo de 30 familias que tuvieron que desalojar sus apartamentos por riesgo. El canon de arrendamiento se en promedio es de 650.000, es decir que, si se agiliza la entrega de los 50 apartamentos, el municipio se podría ahorrar cerca de $19’500.000 mensuales.

También llaman la atención de las autoridades, pues en esta época de lluvias un apartamento de la torre F6 tuvo caída del techo por la filtración del agua, lo que demostraría, que además de las familias que están esperando apartamento, hay otras que podrían estar en riesgo viviendo en los apartamentos que ya están habitados.