Corpochivor da ejemplo en el país en el Domingo de Ramos

A diferencia de autoridades ambientales que regalan un árbol en una bolsa negra o que simplemente se limitan a prohibir la utilización de la llamada palma de cera, la Corporación Autónoma Regional de Chivor (Corpochivor), llegó a todas las parroquias de su jurisdicción para celebrar un Domingo de Ramos sostenible.

Corpochivor da ejemplo en el país en el Domingo de Ramos 1
En total se entregaron 7500 ramos artesanales, hechos de calceta de plátano, en todas las parroquias del suroriente de Boyacá.

Funcionarios de esta Corporación ambiental se tomaron las principales vías y visitaron todas las parroquias de su jurisdicción para adelantar la campaña ‘Semana Santa, tiempo de reconciliación ambiental’, haciendo entrega de 7.500 ramos artesanales fabricados en calceta de plátano en el marco de la celebración del domingo de ramos.

Con este tipo de actividades la entidad busca generar conciencia entre las comunidades del suroriente de Boyacá sobre la importancia de la conservación de la palma de cera, una especie que se ve gravemente afectada cuando se aproximan estas celebraciones religiosas.

“La palma de cera es crucial para la supervivencia de aves y mamíferos, pues es el hogar del periquito aliamarillo (Pyrrhura calliptera), especie en peligro de extinción. Además, provee frutos de alta calidad ricos en aceites y proteínas que les aportan valores nutricionales a animales como el Oso Andino (Tremarctos ornatus), también en peligro de extinción, que se alimenta de semillas y los tallos de la palma”, dijo Plinio rolando forero Dueñas, director de Corpochivor.

La campaña se adelantó en dos momentos: el primero se realizó en los sector de Puente Camacho del municipio de Jenesano y en la Transversal del Sisga a la altura del municipio de Guateque. Allí funcionarios de la entidad sensibilizaron a los viajeros de más de 300 vehículos sobre la importancia de la conservación de la palma de cera, además de realizar operativos de control de tráfico de esta y otras especies.

La segunda parte de la campaña se ejecutó en todas las parroquias de la jurisdicción donde se entregaron los ramos en las ceremonias que estaban autorizadas y siguiendo todos los protocolos de bioseguridad. Esta estrategia contó con el apoyo de la Diócesis de Garagoa en cabeza de Monseñor Julio Hernando García Peláez y el apoyo de los párrocos de los 25 municipios.

“Agradezco a Corpochivor, a las personas que están ayudando en el cuidado de la casa común. En vez de dañar la naturaleza debemos cuidarla. CORPOCHIVOR nos ha posibilitado la experiencia de un ramo artesanal, fabricados por mujeres cabeza de hogar, que con su trabajo realizan estos ramos fruto de la calceta plátano. Con ellos tributamos la alabanza y la gloria al Señor.”, afirmó monseñor Julio Hernando García Peláez, Obispo de la Diócesis de Garagoa.

En la jurisdicción de Corpochivor se identificó la presencia de cuatro especies de palma: palma de cera real (Ceroxylon quindiuense) y palma de cera barrigona (Ceroxylon ventricosum), catalogadas en peligro de extinción, palma de cera dorada (Ceroxylon parvifrons) y palma de cera delgada (Ceroxylon vogelianum) catalogadas como vulnerables. Estas especies se desarrolla en bosques altoandinos de los municipios de Garagoa, Chinavita, Chivor, Pachavita, La Capilla, Ramiriquí y Tibaná, entre los dos mil y tres mil metros de altura sobre el nivel del mar.

“Estamos muy satisfechos de con la jornada de entrega de ramos artesanales en toda la jurisdicción, agradecidos con la comunidad por la respuesta, por la sensibilidad en proteger la especie de la palma de cera. A nuestros funcionarios, muchas gracias por su colaboración. Seguiremos Aliados por la defensa y preservación de los recursos naturales de nuestro territorio”, añadió el Director de la Corporación.

Esta estrategia busca, además de proteger las especies de palma de cera identificadas en la jurisdicción, impulsar el trabajo de los artesanos del suroriente de Boyacá, pues los ramos fueron fabricados por la empresa asociativa La Esperanza del municipio de Somondoco, beneficiando a más de 30 familias.

La invitación de la entidad en esta Semana Santa, temporada de regocijo y reflexión, es a ser más conscientes de los impactos del hombre en la naturaleza y buscar alternativas para proteger nuestros ecosistemas, y así consolidar la Alianza por un Territorio Agroambiental Sostenible.