En contra de las recomendaciones de la ANM, familiares y amigos rescatan cuerpo de minero sepultado en mina

De forma voluntaria, obreros y los propios hermanos del trabajador lograron hallar el cadáver este jueves en la noche. El joven quedó atrapado en una mina de carbón de Socotá el viernes 5 de marzo.

En contra de las recomendaciones de la ANM, familiares y amigos rescatan cuerpo de minero sepultado en mina 1
El cuerpo sin vida de John Jairo Fuentes Soto, de 27 años, fue rescatado este jueves a las 8:00 de la noche. Foto: archivo particular

Pese a las advertencias hechas por la Agencia Nacional de Minería (ANM), de que era temerario intentar rescatar al minero que se encontraba atrapado en una mina de carbón de Socotá desde el 5 de marzo, la familia del trabajador y el gremio minero lograron este jueves encontrar su cuerpo hacia las 8:00 de la noche.

La familia de John Jairo Fuentes Soto, al no recibir una respuesta de las autoridades mineras de continuar con las labores de rescate, decidieron el lunes de esta semana reiniciar la búsqueda del joven a cuenta y riesgo propios.

En esa aventura los acompañaron mineros de Socotá y Socha, quienes en cuadrillas de 10 hombres y en turnos de cuatro a seis horas cavaron entre la tierra hasta dar con John Jairo.

José Onofre Fuentes Soto, hermano del minero atrapado, afirmó que John Jairo se encontraba aproximadamente a un metro de donde habían alcanzado a llegar con la búsqueda que se suspendió hace 15 días.

“Gracias a Dios logramos rescatar a mi hermano. La comunidad y el gremio minero nos ayudó en este rescate, y no tuvimos ningún derrumbe en este proceso”, manifestó Onofre.

Agregó que sus padres, en medio del dolor por saber que su hijo murió, están conformes con que se haya podido rescatar el cadáver para darle cristiana sepultura.

El cuerpo fue sacado hasta la superficie y dejado en la bocamina para que las autoridades competentes realizaran los actos urgentes, como es la inspección al cadáver para después entregarlo a Medicina Legal. En la noche de este jueves se llevaban a cabo esas labores.

John Jairo Fuentes Soto, de 27 años, quedó atrapado por un derrumbe en la mina La Victoria, ubicada en la vereda Coscativa de Socotá, el viernes 5 de marzo.

Desde ese mismo día, al caer la tarde, se iniciaron las labores de rescate, pero debido a varios derrumbes que se presentaron, la Agencia Nacional de Minería decidió suspender la búsqueda el miércoles 10 de marzo al mediodía.

En contra de las recomendaciones de la ANM, familiares y amigos rescatan cuerpo de minero sepultado en mina 2
En esta mina, llamada La Victoria, permaneció sepultado durante 20 días un joven minero de Socotá. Foto: archivo particular

La familia, mediante un derecho de petición, le solicitó a la ANM retomar los trabajos de rescate. La Agencia, en una reunión efectuada en Socotá el domingo 14 de marzo, les informó a los familiares del trabajador atrapado que iba a consultar con otros organismos de salvamento minero internacionales y con la Universidad Nacional de Colombia, a fin de recibir conceptos sobre si era posible continuar con el rescate sin exponer la vida de los socorredores.

Al no conocerse ningún pronunciamiento, la familia y mineros de la región bloquearon la semana pasada la vía Ruta de los Libertadores.

El alcalde de Socotá, William Caro Correa, envió cartas al presidente de la República, al ministro de Minas y Energía y al presidente de la Agencia Nacional de Minería, solicitándoles apoyo para rescatar de una manera segura el cuerpo del minero.

Aunque la ANM había ordenado sellar la mina y no permitir el ingreso de ninguna persona, los familiares de John Jairo, el gremio de mineros y la comunidad de Socotá y Socha decidieron meterse en las entrañas de la montaña para arrebatarle el cadáver del trabajador, que se ha convertido en el símbolo de la lucha de los mineros.

John Jairo Fuentes Soto estaba casado y deja a tres hijos huérfanos: dos niñas y un niño. Además, respondía por otro niño, hijo de su compañera.

La mina La Victoria es de propiedad del titular minero Víctor Torres. Su estado jurídico es legal.