Más de 3 millones de colombianos afectados por las huellas que dejó el COVID-19 entre los camioneros

Según el gremio del transporte de carga, los fletes tuvieron una baja importante por el decrecimiento de la carga. Fueron cerca del 30 % de viajes menos los que se hacían, debido a que las importaciones y exportaciones también disminuyeron.

Más de 3 millones de colombianos afectados por las huellas que dejó el COVID-19 entre los camioneros 1
El gremio del transporte de carga se queja de que, al principio los llamaron los héroes del camino, pero luego anunciaron el aumento de los peajes, de la gasolina y la baja de los fletes. Foto: Luis Lizarazo/archivo Boyacá Sie7e Días

El COVID-19 también dejó huella en el sector del transporte de carga en Colombia. Pese a que sus afectaciones no fueron difundidas ampliamente por la opinión pública, cerca de 3 millones de colombianos vieron las dificultades que la pandemia dejaba en este gremio.

De acuerdo con Jorge García, presidente de la Confederación Colombiana de Transportadores (CCT), los perjuicios fueron graves pese a que en marzo del 2020 el Gobierno nacional anunciaba que estos transportadores no pagarían peajes o tendrían disminución en algunas tarifas que a menudo deben pagar.

“Los fletes tuvieron una baja importante por el decrecimiento de la carga. Fueron cerca del 30 % de viajes menos los que se hacían, debido a que las importaciones y exportaciones también disminuyeron”, manifestó el líder gremial.

Pese a las dificultades, los más de 413 mil vehículos de carga entre 1 y 5 toneladas, siguieron actividades con los pocos viajes que se tenían en el país, lo que permitió que de alguna manera los trabajadores de este gremio se sostuvieran en medio de las dificultades que trajo el 2020.

Por su parte, Alfonso Medrano, presidente de la Asociación Colombiana de Camioneros (ACC), aseguró que el balance que dejó la pandemia es negativo. “El gremio camionero se mantuvo trabajando, pero sin importar que el Gobierno los exonerara de peajes, las empresas e industriales bajaron los fletes y prácticamente el transporte resulto gravemente afectado”, dijo.

Es de recordar que en Boyacá se cuentan cerca de 30.000 camioneros, quienes buscaron un respaldo desde el orden departamental para afrontar las dificultades del 2020, pero, según Medrano, el actual gobernador, Ramiro Barragán, no ha tenido acercamiento alguno con el gremio desde el momento de su posesión en diciembre del 2019.

Se resalta que últimamente hay más movimiento por las carreteras nacionales, lo que permite que sigan activos buscando que los bancos evalúen unas tasas preferenciales para los créditos vigentes.

“Al principio nos llamaron los héroes del camino, pero luego anunciaron el aumento de los peajes, de la gasolina y la baja de los fletes. Se han tenido charlas con el Gobierno nacional donde expresamos nuestra inconformidad, pero a la fecha no hemos logrado que los valores a pagar sean ajustados a nuestra realidad”, indicó Jorge García desde la CCT.

Finalmente, Medrano afirmó que el gremio transportador está confiado en que se agilice el proceso de vacunación en Colombia, y de esa manera mitigar los efectos que podría generar el tercer pico de la pandemia en el país. “Nosotros le solicitamos al presidente que vacunara a los camioneros, pero la respuesta fue que no era posible incluirnos en las primeras fases”, puntualizó el líder camionero boyacense.