La reactivación de los comerciantes va lenta

Las restricciones impuestas desde el orden nacional llevaron al cierre de algunos negocios, especialmente de los sectores de entretenimiento, cultura y los bares. Estos últimos no han podido ejercer sus actividades de manera ‘normal’.

La reactivación de los comerciantes va lenta 1
Los sectores que más sintieron el impacto de la pandemia fueron los negocios dedicados a la gastronomía, bares y entretenimiento. Foto: archivo particular

El sector del comercio es el más afectado negativamente durante los últimos 12 meses y así lo confirman las tres cámaras de comercio que tienen jurisdicción en el departamento de Boyacá. Las tres coinciden en decir que fue un año complejo para los empresarios que no pudieron desarrollar sus actividades a cabalidad pese a los esfuerzos de reactivación que se venían adelantando desde agosto.

Julián Galvis, presidente ejecutivo de la Cámara de Tunja, indicó a Boyacá Sie7e Días que durante los 12 meses se plantearon varias alternativas en beneficio de los empresarios, buscando el acompañamiento de las autoridades administrativas tanto la Gobernación como las alcaldías, todo enfocado en evitar el cierre de los establecimientos.

Esa misma percepción la tiene Carlos Javier Molano, presidente de la Cámara de Comercio de Duitama, quien a su vez manifestó que las restricciones impuestas desde el orden nacional llevaron al cierre de algunos negocios, especialmente de los sectores de entretenimiento, cultura y los bares, estos últimos no han podido ejercer sus actividades de manera ‘normal’.

En los 30 municipios que hacen parte de la Cámara de Comercio de Duitama, la entidad mercantil enfocó sus esfuerzos para que las empresas se transformaran y de esa manera poder abrir cuanto antes, cumpliendo con los protocolos de bioseguridad y volcándose a la comercialización virtual.

El panorama en la jurisdicción de la Cámara de Comercio de Sogamoso no es muy distinto: esta entidad hace presencia en 20 municipios donde tienen cerca de 14.800 empresarios legalizados. Pese a lo que se cree, en el 2020 se crearon 2.168 negocios, frente a 1.188 que cerraron sus puertas; los sectores más afectados fueron el comercio al por menor, con el 58% de la cancelación de matrícula, y los servicios de comidas y bebidas, con 27% de las empresas que cerraron.

Si bien es cierto, los números dirían que fue positivo el segundo semestre, lo que manifiestan desde las cámaras de Sogamoso y Tunja es que se crearon nuevas empresas, pero con menor número de empleados, es decir que muchos de los empresarios que contaban con un negocio fortalecido y en el que apoyaban la creación de puestos laborales, a raíz de la crisis decidieron crear una nueva matrícula para un negocio más pequeño que les permitiera llevar un sustento a sus hogares, pero sin la posibilidad de apoyar a otros ciudadanos que necesitaban ocuparse.

La Cámara de Comercio de Tunja tiene a su cargo 73 municipios y más de 40 mil empresas, de las cuales, bares, restaurantes, discotecas y lo que tiene que ver con el turismo fueron las que mayor impacto negativo tuvieron que afrontar durante el año pasado.

“En este momento no hemos podido hacer ningún tipo de planeación de reactivación para el 2021 porque esas proyecciones se deben realizar de acuerdo con el comportamiento de la pandemia. El objetivo para el 2021 era tener el comercio abierto”, dijo Julián Galvis desde la entidad mercantil de Tunja.

Por su parte, la Cámara de Comercio de Duitama tiene a su cargo 30 municipios y 12 mil empresas aproximadamente. Para el caso de esta jurisdicción los sectores que más vieron el impacto de la pandemia fueron los negocios dedicados a la gastronomía, bares y entretenimiento.

De acuerdo con Carlos Molano, la entidad rectora del comercio que lidera ha desarrollado algunos documentos para establecer las estrategias de reactivación. “No se ha podido avanzar mucho porque todo depende del Ministerio del Interior y del comportamiento de los contagios, y en ese sentido se puede observar que el número de contagios está volviendo a incrementarse, lo que afectaría una posible ‘normalidad’ con el cumplimiento de los protocolos”, indicó.

A su turno, Henry Alberto Valcárcel Vega, presidente ejecutivo de la Cámara de Comercio de Sogamoso, aseguró a Boyacá Sie7e Días que se tiene un acompañamiento constante para que los empresarios establezcan sus protocolos de bioseguridad para el reinicio de las actividades. “Se hicieron asesorías con personal de la Cámara para la interpretación de los decretos y leyes que se fueron dictando en la pandemia”, puntualizó.

La gestión y acompañamiento a los diferentes sectores no solo van enfocados a abrir las puertas de sus establecimientos, sino a crear conciencia del consumo local, por lo anterior se creó el Centro Comercial Virtual ‘Sogamoso compra virtual’ en el que hay 100 tiendes con variedad de productos, y también se generó el Centro de Transformación Digital.

“La reactivación va un poco lenta, y los sectores con mayores dificultades son los bares, gastrobares y discotecas, que esperan mejorar su futuro cercano con las fechas propuestas por la administración de Sogamoso para la reactivación económica y dar un alivio a los comerciantes”, finalizó Valcárcel.