Del temor, las pérdidas y otras cifras

Después de 12 meses de pandemia, con más de 2,6 millones de muertos en el mundo y 117 millones de contagiados, todavía hay aspectos que se desconocen del virus. Una de las principales preocupaciones en la actualidad es saber cuál será el impacto social de la pandemia.

Del temor, las pérdidas y otras cifras 1
De un momento a otro, colegios, oficinas, Gobernación, alcaldías, bares, restaurantes y espacios deportivos cerraron sus puertas. El sector del turismo también empezó a ver los efectos negativos de la pandemia. Foto: archivo particular

Pese a que desde diciembre del 2019 se estaba hablando del COVID-19 en el mundo, un virus que empezó su reproducción en Wuhan (China), solo hasta marzo del 2020 llegó a territorio colombiano y el 11 de marzo de ese año la Organización Mundial de la Salud (OMS) lo declaró pandemia.

El COVID cambió la manera de ver el mundo y de desarrollar las actividades ‘normales’, por lo cual Boyacá ha experimentado transformaciones profundas en todos los ámbitos, además de que las fuertes restricciones tomadas por parte de las autoridades administrativas también dejaron huellas profundas en la economía de la región.

De un momento a otro y antes de terminar el mes, colegios, oficinas, Gobernación, alcaldías, bares, restaurantes y espacios deportivos cerraron sus puertas. Con la Semana Santa cancelada, los hoteleros y el sector del turismo también empezaron a ver los efectos negativos de la pandemia. En su momento se creyó que, con tres semanas de confinamiento total, Colombia iba a superar las dificultades y proteger a la comunidad, pero la situación fue diferente y se extendió el confinamiento durante más de tres meses.

El 31 de marzo Boyacá cerraba el mes con 6 casos positivos de coronavirus, mientras que en Colombia ya se registraban 906 positivos y 16 fallecidos a causa del virus mortal.

El primer fallecido por COVID-19 en Colombia fue un taxista de 58 años, en la ciudad de Cartagena: se trató de Arnold de Jesús Ricardo Iregui. En principio, las autoridades locales dijeron que no se había tratado de una muerte por coronavirus, pero 6 días después el Instituto Nacional de Salud confirmó la verdadera causa.

Las reuniones virtuales y calles desoladas se volvieron parte del panorama, mientras que la economía reflejaba sus peores números y Rusia anunciaba el registro de su vacuna contra el SARS-CoV-2, la Sputnik V, a la par que las tasas de crecimiento de casos positivos se mantenían al alza.

El 9 de noviembre del 2020, la farmacéutica estadounidense Pfizer anunciaba que su vacuna contra la COVID-19, preparada junto a BioNTech, alcanzaba una efectividad del 90%, y Moderna y Astrazeneca daban a conocer pocos días después que sus vacunas llegaban a una efectividad del 94,5% y el 70% respectivamente.

Después de 12 meses de pandemia, con más de 2,6 millones de muertos en el mundo y 117 millones de contagiados, todavía hay aspectos que se desconocen del virus. Una de las principales preocupaciones en la actualidad es saber cuál será el impacto social de la pandemia.

Otro de los aspectos que concentra a los científicos es cuál será la próxima pandemia, partiendo del punto de que, según ellos mismos, el 75% de las enfermedades que afectan a los humanos provienen de los animales y están vigilando las grandes amenazas que van desde los camellos que causan el MERS en África hasta los murciélagos que propagan el virus de Nipah en Asia.

Pero no todo es negativo para Boyacá: después de un año, el municipio de Campohermoso se mantiene con cero casos de coronavirus.