Se apagó la “FAMOSA” voz de Fabio Molina Sánchez

Por los caminos de Colombia se perdió la voz de “FAMOSA” como le conocíamos en el círculo de amigos de la radio y los querendones de la música andina colombiana a Fabio Molina Sánchez.

Se apagó la “FAMOSA” voz de Fabio Molina Sánchez 1
La cabina en Voces de Occidente, quedo sin una de sus principales voces. Fotografía – Archivo particular.

Su conocimiento a toda prueba era infalible y su rigor frente al micrófono para transmitir los eventos folclóricos del país lo destacó como uno de los más consagrados hombres de las comunicaciones que dedicó su vida a la defensa de los aires vernáculos.

La emisora Voces de Occidente llevó el eco de su garganta en las ondas sonoras que llegaba a la ciudad, el campo y la montaña, así como a ese azul infinito donde hoy descansa su alma, muy seguramente en medio de bondadosas serenatas donde fantasean los tiples que “FAMOSA” tanto adoraba.

Hablaba con la seguridad propia de los que se han documentado tanto y que con el tiempo se convierten en autoridad porque cada anécdota, dato y comentario estaba basado en una profunda investigación que hacía creíble todo lo que se escucha por Voces de Occidente en su espacio «Por los caminos de Colombia» donde recreaba con narraciones hasta el trinar mismo de las bandolas.

Por muchos años su llegada al pódium de la prensa vistió de sonrisas y humildad la mesa de trabajo que compartía junto a sus colegas y su olfato para buscar a cada entrevistado lo hicieron único e irrepetible, porque descendía del nivel de los periodistas con su receptor bajo un brazo y en su otra mano el suvenir de manjar blanco que llevaba siempre a sus amigos.

Cuantas voces e intérpretes de los aires nacionales fueron entrevistados por “FAMOSA” en el Festival Mono Núñez donde sagradamente llegaba para ubicar allí sus equipos y buscar la señal más pura con la que pudiera llevar a sus audiencias los pormenores de cada gala y cada jornada en la ensoñadora Ginebra. Así mismo lo hizo recorriendo el país de la A a la Z, porque arribaba a todos los festivales, sin subsidio de nadie y pagando de su escaso pecunio los gastos de transporte, manutención y hospedaje para transmitir los momentos que marcaron su propia historia en el devenir de los aires nacionales.

Su corazón dejó de latir el pasado 15 de marzo cuando el reloj marco las 5:00 porque a esa hora fue también su cita con el cielo como aquel encuentro sublime del «caminito y la tarde».

Paz en su tumba «FAMOSA», Fabio Molina Sánchez y feliz estadía en la cabina celestial desde donde nos seguirá llegando su voz en emotivas y didácticas transmisiones. «Se siguen marchando uno a uno, los patriarcas y juglares»

Por: José Ricardo Bautista Pamplona Ç
Director Boyacá Sie7e Días.