Los 100 años del maestro Ernesto Cárdenas, un conmovedor acontecimiento en Duitama

El pasado sábado 6 de febrero en el auditorio «Luis Martín Mancipe Briceño» de Culturama, se llevó a cabo la celebración de los 100 años de vida de unos de los más fieles exponentes del arte, el maestro Ernesto Cárdenas Riaño.

Constanza Ramírez, alcaldesa de Duitama y Ernesto Cárdenas Riaño – Fotografía – Archivo particular

La iniciativa de la ceremonia estuvo a cargo de la mandataria de los Duitamenses, Constanza Ramírez Acevedo, y en ella participaron representantes de diferentes sectores de la cultura local, regional y nacional quienes hicieron entrega al maestro Cárdenas de resoluciones de exaltación, placas y reconocimientos.

Uno de los hijos del homenajeado, el también pintor Carlos Cárdenas, fue el encargado de expresar la gratitud a las autoridades, entidades cívicas y a los medios de comunicación por los espacios de reconocimiento a su padre y en su intervención resumió en coloquiales palabras lo que ha sido este hombre convertido en roble y en ícono de la cultura ancestral.

En una celebración de estas características no podían faltar los relatos en imágenes del popular Armando Reyes Lara, la música de la Banda Sinfónica de Duitama bajo la batuta de Francisco Mancipe y los apuntes anecdóticos del presentador Ricardo Gabriel Cipagauta Gómez, todo esto confabulado para aplaudir de pie al máximo juglar de la pintura en la Perla de Boyacá.

Al final de la jornada el maestro Ernesto Cárdenas tomó el micrófono y en un emotivo momento agradeció una y otra vez a todos por sus manifestaciones de cariño mostrando una lucidez asombrosa y la coordinación perfecta de sus ideas que a pesar de haber cumplido 100 años, siguen intactas.

Con 100 años a cuestas, Ernesto Cárdenas sigue pegado al pincel y el lienzo. Fotografía – Archivo particular

En Duitama son muchos los homenajes que ha recibido  este patriarca del arte y por eso la sala de exposiciones de Culturama lleva su nombre, en la ciudad aparecen murales con su silueta, sus colegas le han hecho gigantescas pinturas y en una de las calles céntricas de la ciudad aparece una escultura en tamaño real hecha por el artista Neill Avella para recordar siempre al maestro y enseñar a las presentes generaciones el valor que tiene para la historia, personajes como Ernesto Cárdenas a quien afortunadamente le alcanzaron los años para disfrutar en vida del cariño, el respeto y la admiración de la gente.

Muy bien por esta iniciativa de celebrar por todo lo alto la vida de este baluarte que sigue aferrado al pincel y el lienzo en donde plasma cada instante y cada recuerdo de su aplaudida existencia.