El Hotel Hunza será utilizado como centro de hospitalización alterno en medio de la pandemia

A partir del lunes 25 de enero el Hotel Hunza, tras 10 meses fuera de servicio reabre sus puertas, pero esta vez no para recibir a distinguidos huéspedes, sino para servir como centro de hospitalización alterno al Hospital San Rafael de Tunja.

Frente al Hotel Hunza, a dos cuadras de la Gobernación, en el centro de Tunja, desde el lunes 25 de enero se comenzarán a ver ambulancias y pacientes.

Así lo aprobaron en sesión del Consejo Departamental del Riesgo para modificar el plan de acción del Hotel y con esa autorización el gobernador Ramiro Barragán, el gerente de la Lotería, Héctor David Chaparro y Yamit Hurtado, el gerente del hospital que es propiedad del gobierno departamental, acordaron la forma como operará en adelante el Hunza, de manera transitoria, para ayudar a hacer frente al pico más alto de contagio que se enfrenta por estos días en medio de la pandemia.

“El departamento sigue atravesando un momento crítico y por de acuerdo a lo contenido en la ley 1523 del año 2012 propiedad de todos los boyacenses para adecuarlo y que sea un sitio de atención temporal para pacientes de baja complejidad y bajo la administración del Hospital San Rafael de Tunja, se prestarán los servicios de Hospitalización, permitiendo liberar espacios en el centro médico para poder instalar más unidades de cuidados intensivos”, explicó el Gobernador Ramiro Barragán.

Antes de tomar la decisión, el gerente del Hospital San Rafael hizo una visita al Hotel Hunza para saber si se podía utilizar para trasladar allí pacientes de baja complejidad y eso es lo que se hará, pero luego de adelantar unas adecuaciones que estarán a cargo del centro médico y que se adelantarán en los próximos 11 días.

Hasta el momento lo que se sabe es que aunque durante las próximas semanas, e inclusive meses, todo el inmueble estará bajo la administración del Hospital, solo se dispondrán tres pisos de habitaciones, al igual que el primer piso de recepción y otros servicios como por ejemplo bodegaje de medicamentos y para cuando lleguen las vacunas contra el COVID-19 que entregará el Gobierno nacional.

El Mandatario de los boyacenses aseguró que la medida será transitoria mientras se supera la emergencia por la pandemia y recalcó que hasta el momento ningún boyacense que ha necesitado de una unidad de cuidados intensivos ha dejado de recibir este servicio.

“Vamos a pasar pacientes en recuperación de otras patologías para habilitar camas UCI para COVID. Comenzaremos con 20 camas, pero iremos aumentando hasta llegar a una capacidad de 60 camas en tres pisos”, dijo Hurtado Neira.

El Gerente del Hospital San Rafael añadió que al Hunza será trasladado un pabellón completo de servicios medicina interna que incluyen terapeutas, especialistas, médicos generales, auxiliares, enfermeros, aseo y vigilancia, entre otros todo para atender los pacientes.

De esta manera se le vuelve a dar uso por parte del gobierno departamental al inmueble avaluado en aproximadamente 20.000 millones de pesos y que tras 42 años de estar siendo usufructuado por particulares, le fuera devuelto al departamento el pasado 24 de julio luego de ganar un proceso que inició en 1983 y que estuvo marcado por toda clase de acciones legales, argucias.

-Publicidad-