Extreman medidas en Boyacá para mitigar la propagación del COVID

En consejo extraordinario de seguridad se determinó instar a los alcaldes a restringir la venta de bebidas embriagantes, a imponer el toque de queda, a implementar el pico y cédula en los establecimientos comerciales y a suspender el deporte al aire libre.

Gobernador de Boyacá invita a los alcaldes de los 123 municipios a implementar medidas como el toque de queda para mitigar la propagación del COVID. Foto: Luis Lizarazo / archivo Boyacá Siete Días.

En manos de los alcaldes de los 123 municipios de Boyacá queda la determinación de prohibir prácticas deportivas al aire libre, como la del ciclismo, para buscar mitigar la propagación del COVID-19 en el territorio departamental.

Así se decidió en el consejo extraordinario de seguridad que se efectuó en la mañana de este 7 de enero, en el que se analizó la ocupación en las UCI de Boyacá, que ya llega a un 62% en el departamento y al 81% en Tunja.

En la reunión de las autoridades departamentales y municipales, se explicó que las personas que practican el ciclismo, después de realizar su deporte generalmente llegan a tiendas o cafeterías, donde se presentan aglomeraciones.

El gobernador de Boyacá, Ramiro Barragán Adame, instó a los alcaldes a adoptar medidas restrictivas que ayuden a mitigar el contagio del COVID-19, como la prohibición de venta y consumo de bebidas embriagantes.

Igualmente, los invitó a aplicar estrategias como el toque de queda y el pico y cédula para acceder a los establecimientos comerciales. Uno de los alcaldes solicitó el toque de queda permanente para la población menor de 18 años.

El mandatario departamental pidió a las autoridades de policía municipales trabajar en conjunto para hacer efectivas las medidas restrictivas.

La Defensoría del Pueblo se comprometió a hacer un seguimiento a las cárceles sobre el contagio del coronavirus en la población privada de la libertad.

La Procuraduría Regional anunció que con las procuradurías provinciales les hará seguimiento a las inspecciones de policía sobre la efectividad de los comparendos impuestos en vigencias de anteriores medidas restrictivas.

La Policía y el Ejército fortalecerán los puestos de control a la entrada de los diferentes municipios del departamento para hacer cumplir las medidas restrictivas adoptadas por los municipios. También se harán patrullajes conjuntos.

La Gobernación de Boyacá y la Alcaldía de Tunja anunciaron que vuelven al trabajo en casa para los funcionarios de estas entidades. El Gobierno departamental tendrá ese trabajo en casa hasta el 15 de enero.

La Secretaría de Gobierno de Boyacá les hará llegar a todos los alcaldes una circular, en la que les recomendará la toma de medidas restrictivas en sus municipios previa autorización del Ministerio del Interior.

-Publicidad-