Aparatoso accidente sufrió la comunicadora Paipana Heidy Cusaría Rodríguez y su familia

La comunicadora denuncia deficiente atención en el hospital de Villa de Leyva.

Aparatoso accidente sufrió la comunicadora Paipana Heidy Cusaría Rodríguez y su familia 1
La familia de la comunicadora disfrutando de su paseo, minutos antes del accidente. Fotografía – Archivo particular

El pasado sábado sobre las 5:00 de la tarde, mientras se desplazaban en un vehículo tipo automóvil, del municipio de Pauna hacia Paipa, la comunicadora y directora del canal de televisión local Heidy Cusaría Rodríguez, junto a su familia, sufrió un aparatoso accidente.

El automóvil donde se desplazaba la familia de la comunicadora con su esposo, su mamá y dos menores andaba a 60 kilómetros por hora, por una vía húmeda y lluviosa cuando sorpresivamente apareció un carro a alta velocidad que los impactó y los envió a un caño en el tramo entre Sutamarchán y Sáchica, vereda El Espino.

Los cuerpos de las menores y de la señora madre volaron y cayeron sobre el limpiabrisas, pero milagrosamente el esposo de la comunicadora logró proteger a una de las infantas, impidiendo su impacto contra el panorámico, asegura Heidy Cusaría.

El conductor que los atropelló emprendió la huida y lo que sucedió luego, según cuenta la periodista, fueron momentos de angustia y desesperación; gracias a varias personas que acudieron, valiéndose de unas sogas, pudieron sacarlos del automóvil y dar aviso a las autoridades que de manera pronta asistieron al lugar.

La ambulancia llegó a socorrerlos y fueron trasladados al Hospital de Villa de Leyva donde, según denuncia la periodista, no hubo una atención adecuada ya que a su señora madre solo le hicieron exámenes parciales que evidenciaron fractura de una costilla, sin embrago no se le practicaron todas las radiografías para establecer su verdadero estado y al día siguiente le dieron de alta.

Añade que como en su señora madre el dolor era intenso, en el centro hospitalario de Paipa le practicaron exámenes completos y descubrieron que tenía fracturas, no solo de una costilla como habían diagnosticado en el hospital de Villa de Leyva, sino en dos y también había destrucción de pelvis.

La familia recibe ahora tratamiento en la clínica Medilaser, mientras que nadie sabe del paradero del conductor que cometió el ilícito.

Pronta mejoría para la colega periodista y su familia.