Desmitificar un sector desde su nombre – Juan Daniel Angulo Argote – #Columnista7días

El lugar más atractivo para invertir en exploración y desarrollar proyectos mineros en el planeta es Australia Occidental. Fuente: https://www.fraserinstitute.org/studies/annual-survey-of-mining-companies-2019. Dentro del gabinete actual de Australia relacionado con los recursos naturales tenemos: Ministerio de Energía y Reducción de Emisiones, Ministerio de Ambiente, y Ministerio de Recursos y Agua.

Por el otro lado, el segundo país más atractivo es Finlandia. De los 19 ministerios existentes, solo dos están relacionados con los minerales: Ministerio de Ambiente y Cambio Climático y Ministerio de Agricultura y Forestal. No me sorprende que los dos lugares más interesantes para desarrollar este sector, direccionan sus riquezas con otro nombre, ¿será estrategia?

Ahora miremos con lupa el resto de los continentes. Partamos desde Oceanía, Asia y Europa. De los tres continentes, son contados los territorios que tienen Ministerio de Minas. Lo interesante del análisis, es que en estos países existe abundante riqueza de recursos naturales no renovables ‘minerales’. ¿Cuál ha sido el secreto de estos lugares en mantenerse en los primeros puestos en inversión y exploración de proyectos mineros?

La clave ha radicado en la desmitificación del sector ‘desde el Ministerio’. Ellos hicieron la transición desde su nombre: algunos lo llaman Ministerio de Recursos Naturales (caso Canadá), Ministerio de Sustentabilidad o Ministerio de Energía entre otros. Lo más curioso, es que estos territorios siguen apalancando su economía con los minerales, desviando de manera inteligente sin desgaste alguno la atención de los ‘antimineros y promineros’.

Todos estos países han sido llevados de la mano por sus sabios gobiernos, ‘comprendieron el mensaje’. La desmitificación ha sido alcanzada con estrategias públicas de fondo, las cuales les han permito unir ese eslabón perdido, ‘la licencia social para operar’.

A Colombia le suena como bien: Ministerio de Energías Alternativas, es inspirador y genera confianza. Desde ahora dejaré de pronunciar esa palabra que solo genera resistencia ‘minería’.

¿Qué sucede en América Latina y el África?

Insisten en seguir con el mismo nombre del Ministerio, lo cual aumenta la aversión entre sus actores. La renovación debe ser desde la cabeza, el nombre dice qué tanto has cambiado, eso lo vienen haciendo las grandes empresas del mundo con el Greenwashing.

Finalmente, el Ministerio de Energías Alternativas de Colombia, con un motor de embrague llamado minerales, suena retador y soñador para las generaciones actuales y venideras. Ellas construirán la senda de ese camino que parece no lograr la entrada aún.

-Publicidad-