El artista de Nobsa que llevó los pesebres a otro nivel #LaEntrevista #LoDijoEn7días

En #LoDijoEn7días, el comunicador social Carlos Bernal nos cuenta de dónde salió la idea de elaborar pesebres con figuras en movimiento y de cómo pasó de la recreación de personajes y escenarios bíblicos, a diseños más elaborados, como el de las réplicas del coliseo romano, del castillo de la Bella Durmiente, del Puente de Boyacá o del monumento a los 14 Lanceros. También se refiere a la afectación que han tenido él y su grupo de trabajo por la pandemia del COVID 19. Esto y mucho más en   #LaEntrevista7días.

Carlos Bernal, el alma de la Corporación ‘Arte, Cultura y Pesebres de Colombia’. Foto: archivo particular
Carlos Bernal, el alma de la Corporación ‘Arte, Cultura y Pesebres de Colombia’. Foto: archivo particular

¿Cómo se inició en la elaboración de los pesebres con figuras en movimiento?

Inicialmente nos reunimos unos amigos y creamos en el 2001 una corporación que se llamó ‘Nobsa se Vuelve Pesebre’. Desde el 2001 hasta el 2011 trabajé con la Corporación ‘Nobsa se Vuelve Pesebre’ y a partir de ahí creamos una nueva corporación, que se llama Corporación ‘Arte, Cultura y Pesebres de Colombia’.

Con esta corporación ya nosotros empezamos a hacer trabajos fuera de Nobsa para diferentes partes, como fue para Boyacá en Corferias, que se hizo el monumento de los 14 Lanceros a un tamaño a la mitad del real y también hicimos la réplica del Puente de Boyacá a tamaño real.

¡Una réplica muy recordada es la del castillo de la Bella Durmiente!

Sí, en el 2017 hicimos en Nobsa el castillo de la Bella Durmiente, de 12 metros de altura por ocho metros de ancho, que es la réplica del castillo que se encuentra en Disneyland París. Constó de unas 50 piezas en madera y en lámina acrílica, con acabados en icopor.

¿Y continuaron elaborando los pesebres?

Claro que sí, con la Corporación ‘Arte, Cultura y Pesebres de Colombia’ seguimos trabajando en los pesebres a gran escala con movimiento. Nosotros estuvimos en Villavicencio en el 2012, donde trabajamos con la Gobernación del Meta. En Gachancipá trabajamos durante tres años con el pesebre y después estuvimos en municipios como Mongua e Iza.

Uno de los pesebres elaborados por Carlos Bernal y su grupo. Foto: archivo particular
Uno de los pesebres elaborados por Carlos Bernal y su grupo. Foto: archivo particular

¿Ya antes del 2001 había incursionado en ese tipo de creaciones?

Yo estudié en el Sena el programa de Operador de Máquinas y Herramientas y ahí me nació el gusto por todo lo de los mecanismos, pero desde que yo era niño elaboraba mi pesebre en la casa y trataba de hacer figuritas. Ya en ese entonces estaba desarrollando esas habilidades de las obras manuales y del arte, y cuando estudié en el Sena las complementé con lo que son los mecanismos.

Cuando crearon ‘Nobsa se Vuelve Pesebre’, ¿quiénes más participaban y cómo hicieron para unir esos talentos?

En el 2001 se le hizo una propuesta al alcalde de Nobsa de ese entonces. En esa época dijeron que nos daban los materiales y nosotros pusimos totalmente gratis la mano de obra. Nos reunimos Carlos Rodríguez, Jesús Mesa, Henry Romero y Gabriel Rincón, entre otros, se planteó la propuesta, tomamos la iniciativa y se creó el primer pesebre con movimiento y también se hizo una maqueta réplica del parque principal de Nobsa.

¿Cómo decidieron incursionar en las réplicas de personajes de películas famosas para niños?

Un pesebre siempre tiene la misma temática y es muy difícil hacer diferente un nacimiento. Para variar y para no crear un entorno tan monótono, todos los años lo mismo, y también pensando en los niños, decidimos entonces hacer una mezcla entre lo cotidiano del pesebre con nuevas propuestas.

Nosotros hacíamos la parte del nacimiento y la parte temática para niños, que era la película que estuviera en taquilla en ese momento.

En la parte social, la Corporación ‘Arte, Cultura y Pesebres de Colombia’ ha enseñado a niños y a comunidades a elaborar nacimientos. Foto: archivo particular
En la parte social, la Corporación ‘Arte, Cultura y Pesebres de Colombia’ ha enseñado a niños y a comunidades a elaborar nacimientos. Foto: archivo particular

¿Cuál es el secreto para lograr réplicas tan exactas?

Nosotros siempre hemos querido hacer las cosas exactas, que nos quedaran igualitas como son en la realidad cuando hacíamos una réplica. Logramos hacer réplicas del coliseo romano y de todas las catedrales de Boyacá, entre otras. La finalidad era que fueran réplicas exactas para que los visitantes y los nobsanos vieran algo diferente y quedaran contentos con la calidad de nuestras creaciones.

¿Cómo hacen para que esas figuras de las películas les queden iguales a las originales?

Eso es mediante un proceso de prueba y error, que nos fue llevando a crear una técnica y en algunos momentos también utilizamos la tecnología para desarrollar los modelos.

En estos 19 años de estar elaborando pesebres, réplicas y figuras, ¿qué ha sido lo más difícil de diseñar?

Casi todo tiene su complejidad, pero lo más importante era saberla administrar, saberla distribuir y saber que cada cosa iba en tal lugar. Se hace primero una idea, después se desarrolla esa idea y se siguen todos los pasos que se requieren para que todo quede perfecto.

Una de las partes más difíciles es el diseño de las caras y las manos, que es lo que tiene que estar más elaborado para llegar más a la realidad de los personajes de la época. En ese trabajo nos ha colaborado mucho Sergio Acevedo, quien ha estado con nosotros casi 18 años.

En El Pueblito Boyacense se encuentra la réplica de los 14 Lanceros, elaborada por Carlos Bernal y sus compañeros. Foto: archivo particular
En El Pueblito Boyacense se encuentra la réplica de los 14 Lanceros, elaborada por Carlos Bernal y sus compañeros. Foto: archivo particular

Y todo a escala para que haya una proporción, ¿no? 

Sí, por supuesto, todo tiene que ser a escala. De acuerdo a la figura humana, el resto va a esa escala. Nosotros no podemos poner una figura humana más alta que una iglesia, y ese también ha sido nuestro éxito: las proporciones.

¿Quiénes más lo acompañan en la Corporación ‘Arte, Cultura y Pesebres de Colombia’?

En ‘Pesebres de Colombia’ tenemos un grupo muy amplio y a veces en un solo proyecto nosotros podemos darles trabajo a 25 o 30 personas. En general nos acompaña Guillermo Rodríguez, Ismael Salcedo, Daniel Salcedo, Juliana Salcedo, Adelia Rodríguez y Nidia Tristancho, que son los principales como socios de la corporación. Aprovecho este espacio para agradecerle a la Cooperativa Comtrapecim (Cooperativa Multiactiva de Trabajadores y Pensionados de Holcim Colombia, Boyacá), donde tenemos el taller y nos han colaborado, sobre todo durante esta pandemia.

¿Ustedes se llegaron a imaginar que lo que empezaba como un hobby para recrear la Navidad en Nobsa, terminaría jalonando el turismo en Boyacá y generando muchos empleos?

Cuando nosotros iniciamos estos proyectos, yo pensé ante todo en crear una empresa y dar trabajos directos e indirectos. Hemos aprovechado esta oportunidad para emplear a mucha gente en la elaboración de estos pesebres. También hemos hecho la parte social en municipios como Mongua, donde acompañamos durante varios años a las comunidades para ayudarles a construir el pesebre y les dimos inducción para su elaboración.

En Paz de Río estuvimos trabajando con el sacerdote y le colaboramos con el pesebre, se lo ayudamos a construir e hicimos el montaje en la iglesia. También en Gachancipá estuvimos asesorando a los habitantes de cada vereda para que montaran su pesebre, porque allá el pesebre que se hacía ese año en el municipio, se le entregaba a una junta de acción comunal para que lo montaran el siguiente año. Allá les dábamos unas pequeñas clases a los niños y a las personas adultas de las veredas.

La réplica del castillo de la Bella Durmiente, una de las creaciones más recordadas de Carlos Bernal y su equipo. Foto: archivo particular
La réplica del castillo de la Bella Durmiente, una de las creaciones más recordadas de Carlos Bernal y su equipo. Foto: archivo particular

¿De sus creaciones, cuál es la que le ha dado más satisfacción?

Los pesebres que hemos elaborado se convierten para nosotros en una obra de arte cada uno. En cuanto a las réplicas, el castillo de la Bella Durmiente ha sido una de las creaciones que más nos ha dado satisfacciones, lo mismo el monumento a los 14 Lanceros, el cual en este momento se encuentra en exposición en El Pueblito Boyacense.

¿Cómo se ha servido de su carrera de Comunicación Social en esta labor de construir pesebres y réplicas?

La Comunicación Social ha sido muy importante, porque a través de ella he podido estar en contacto primero que todo con los municipios, exponiendo mis proyectos. Ha sido una herramienta fundamental a la hora de socializar mis ideas a las administraciones municipales y departamentales, al igual que a clientes independientes.

También me ha servido de puente con los medios de comunicación para informarles sobre el desarrollo de nuestros proyectos y hacerles publicidad. En definitiva, mi carrera de comunicador social me ha ayudado a impulsar la Corporación ‘Arte, Cultura y Pesebres de Colombia’ y virtualmente también a llevarla a otro nivel.

¿Qué anécdota, de tantas que debe tener, nos puede contar de estos 19 años de creaciones?

En Boyacá en Corferias, un amigo del maestro Rodrigo Arenas Betancourt, que lo acompañó en el proceso de la construcción de los 14 Lanceros del Pantano de Vargas, vio la réplica del monumento y se acercó a conocernos y nos contó la historia. Se interesó mucho en cómo habíamos construido la réplica y hasta nos hizo una propuesta para ver si le podíamos elaborar una réplica.

En una ocasión, esta corporación diseñó las réplicas de la catedrales de Boyacá. Foto: archivo particular
En una ocasión, esta corporación diseñó las réplicas de la catedrales de Boyacá. Foto: archivo particular

¿Cuánto se demoran en elaborar sus obras?

Por lo que todas las creaciones son con detalles específicos, bien definidos, nosotros tenemos un proceso de unos seis a siete meses trabajando estas obras: planificándolas, investigando, desarrollándolas, todo el proceso lleva su tiempo.

¿Cómo los trató la pandemia?

Mal, porque nosotros también en Semana Santa hacemos el monumento del Santo Sepulcro en Nobsa, atracción que ya estaba tomando fuerza, pero por la pandemia no hubo nada. Y ya para finalizar el año se trató de hacer un proyecto con la Alcaldía de Nobsa y lo empezamos, pero por cuestiones de la pandemia se decidió no hacer el montaje.

¿O sea que ustedes terminan muy golpeados en la parte económica por culpa de esta emergencia sanitaria?

Así es, fue un golpe muy fuerte porque este año nos fuimos en blanco, y hay que pagar arriendo, servicios y mantener el taller.

La réplica del monumento de los 14 Lanceros, en el evento Boyacá en Corferias. Foto: archivo particular
La réplica del monumento de los 14 Lanceros, en el evento Boyacá en Corferias. Foto: archivo particular

¿Quienes estén interesados en sus creaciones cómo los pueden contactar?

Nos pueden contactar por la página en Facebook Corporación Arte, Cultura y Pesebres de Colombia o en mi teléfono: 3124784402.