Un joven Gamer mató a su bebé recién nacido porque no lo dejaba jugar PlayStation

En un ataque ira mató al niño porque lloraba y no lo dejaba concentrarse en la Play.

Un joven Gamer mató a su bebé recién nacido porque no lo dejaba jugar PlayStation 1Un joven adicto a los videogames y al PlayStation admitió ante la Justicia de Australia que mató a su bebé recién nacido porque no lo dejaba concentrarse en los juegos. El terrible caso ocurrió el año pasado, pero ahora tomó notoriedad ante la potencial condena contra el parricida.

Joseph William McDonald, de 23 años, se declaró culpable de un cargo de homicidio infantil en la Corte Suprema de Victoria, en Australia, el viernes. Su bebé de dos meses, Lucas, no pudo ser revivido cuando sufrió una grave lesión en la cabeza en su casa en Benalla, en el noreste de Victoria, el 24 de octubre del año pasado.

La Corte escuchó que McDonald estaba en medio de un juego de PlayStation cuando se sintió frustrado y arremetió contra el niño. En las semanas previas al incidente, el homicida había estado buscando tratamiento para adicciones y problemas de manejo de la ira.

Joseph William McDonald, de 23 años, se declaró culpable de un cargo de homicidio infantil en la Corte Suprema de Victoria, en Australia,

Joseph William McDonald, de 23 años, se declaró culpable de un cargo de homicidio infantil en la Corte Suprema de Victoria, en Australia,

También le había enviado un mensaje a su pareja, Samantha Duckmanton, disculpándose por ser el «peor padre» y el «peor socio», informó el Herald Sun.

Semanas más tarde, el 24 de octubre, la madre del niño escuchó a su hijo hacer un sonido de llanto agudo mientras ella estaba en la cocina. Su pareja estaba en el salón jugando a PlayStation.

Samantha con su hijo Lucas, en una imagen de 2019.
Samantha con su hijo Lucas, en una imagen de 2019.

Cuando Samantha le preguntó a Joseph de qué se trataba el llanto, él puso excusas. El niño comenzó a mostrarse extraño, pero su madre asumió que se sentía mal porque justo horas antes había sido vacunado.

Pero el niño no mejoró durante la noche y su madre decidió llevarlo a la guardia del hospital de Benalla. Más tarde fue trasladado al Hospital de Niños de Monash antes de ser declarado muerto cinco días después, el 29 de octubre.

Lucas fue declarado muerto el 29 de octubre de 2020.
Lucas fue declarado muerto el 29 de octubre de 2020.

 

Cuando el personal del hospital les dijo que las lesiones que presentaba Lucas no parecían ser un accidente, Samantha confrontó a su pareja. En ese momento, el hombre admitió que lo había apretado demasiado la parte de la cabeza, para que se callara.

Luego Joseph​ huyó del hospital, los médicos hicieron la denuncia judicial y la policía detuvo finalmente al padre por la muerte de su hijo de nueve semanas.

Los investigadores dijeron a la Corte que la evidencia médica sugería que las lesiones del bebé eran consistentes con temblores, sacudones o traumatismos bruscos. La muerte pudo haber sido causada por golpear al niño directamente en la cabeza o forzar su cabeza a golpear un objeto.

Joseph William McDonald, de 23 años, se declaró culpable de un cargo de homicidio infantil en la Corte Suprema de Victoria, en Australia,
Joseph William McDonald, de 23 años, se declaró culpable de un cargo de homicidio infantil en la Corte Suprema de Victoria, en Australia. Foto: Archivo Particular

En una declaración ante el tribunal, la madre devastada del bebé recordó con amor a su hijo. «Cuando llegó. me enamoré completamente de él», dijo. Y luego le habló a su ex pareja, el asesino del niño. «Me traicionaste. Lucias merecía sentirse seguro y protegido por su padre. No mereces perdón ni tampoco el título de padre», declaró Samantha, conmovida.

McDonald será sentenciado a fines de este mes.

*Información de El Clarín Internacional.