Empezó socialización y notificación del deslinde del lago de Tota

En #LoDijoEn7días, la subdirectora de Procesos Agrarios de la Agencia Nacional de Tierras, Beatriz Niño Endara, explica en qué consiste la jornada que realiza esta entidad del Gobierno nacional durante la presente semana en el municipio de Tota, qué es el proceso de deslinde o delimitación de tierras de la nación, cómo será el deslinde del lago de Tota, cuántos predios serán objeto de deslinde, cuándo se llevará a cabo la socialización y las notificaciones en Aquitania y Cuítiva y por qué son importantes estas acciones para el lago #LaEntrevista7días.

Abogada Beatriz Niño Endara, subdirectora de Procesos Agrarios de la Agencia Nacional de Tierras. Foto: archivo particular

¿Qué proceso realiza por estos días la Agencia Nacional de Tierras en el municipio de Tota?

El Incoder, desde el 2013, inició un proceso agrario de deslinde que cobija todo el lago de Tota. Nosotros actualmente nos encontramos en el municipio de Tota adelantando unas jornadas tanto de socialización como de notificación de la Resolución inicial No. 000098 del 23 de julio del 2013.

¿Cuál es el propósito de estas jornadas?

Nuestro fin es poder acercarnos a la comunidad, explicarle realmente en qué cosiste un proceso agrario de deslinde, las motivaciones específicas desde lo técnico de la protección de la cota máxima de inundación del lago e impulsar fuertemente el proceso.

¿Por qué el Incoder no sacó adelante este proceso?

Este es un proceso que iniciando el 2013 comenzó el Incoder, pero presentó una serie de inconsistencias frente a la vinculación de presuntos propietarios o colindantes al lago. Entonces, estamos desde la Agencia Nacional de Tierras en esta tarea fundamental de subsanar la actuación y decidimos iniciar en el municipio de Tota, donde estaremos toda la semana brindándole información a la comunidad y tratando de realizar ejercicios de cartografía social, que consiste en mostrarles el polígono inicial que tenemos y que la gente con base en ese polígono pueda ubicar sus predios y empezar a responder las preguntas, para de esta manera avanzar fuertemente también con el proceso de notificación.

Hasta ayer las jornadas de socialización de la Agencia Nacional de Tierras se realizaron en la vereda La Puerta

¿Cuándo van a iniciar este proceso en los municipios de Aquitania y Cuítiva?

Vamos a continuar con estas jornadas en los municipios de Cuítiva y Aquitania, pero yo creo que toca el próximo año.

¿Por qué decidieron empezar con la población de Tota?

Decidimos iniciar en el municipio de Tota porque en una versión preliminar encontrábamos que 224 predios podrían estar presuntamente involucrados en este proceso agrario de deslinde. Entonces decidimos iniciar por Tota por ser como el municipio más pequeño y también para retroalimentar un poco la experiencia con la comunidad y alimentar las otras jornadas en los otros dos municipios.

¿Cuántos predios de Cuítiva y Aquitania entrarían en el proceso de deslinde?

Cuítiva nos reporta una información aproximada de 232 predios y Aquitania, de 2.117.

¿Una vez culminen estas jornadas de socialización y notificación, qué sigue en este proceso?  

Aquí como Agencia tenemos un reto muy grande, porque debemos lograr poder vincular a todas las personas que tenemos inicialmente identificadas con base en cruce de información Igac y con revisión de certificados de matrícula inmobiliaria. Estoy hablando aproximadamente de 2.573 predios involucrados, que pueden representar unas 4.800 personas. Cuando logremos hacer esto y podamos notificar a todo el mundo, y hayamos también dado respuesta a las diferentes peticiones o recursos que los interesados puedan presentar, debemos abrir el proceso aprobatorio. Esto significa que nuevamente debemos venir a terreno y hacer un recorrido en conjunto con Corpoboyacá y la comunidad a efectos de recorrer el tema de la franja paralela y revisar exactamente cómo se encuentra la ubicación de los predios.

Hoy y mañana la socialización será en la escuela de la vereda de Tota, desde las 8:00 de la mañana hasta las 5:00 de la tarde. Foto: archivo particular

¿Cómo han sido recibidos los funcionarios de la Agencia Nacional de Tierras en estas jornadas?

Debo confesar que la gente está muy reacia a este tema de notificación. Creo que ha habido un poco de desinformación, porque la gente dice que nosotros aquí lo que vamos a hacer es a expropiar su propiedad sobre estos terrenos que colindan con el lago de Tota. Ayer no fue un buen día porque la gente no se acercó mucho a la socialización, pero el lunes y el martes tuvimos una mejor jornada.

¿Cuál es realmente el objeto de la presencia de ustedes esta semana en el municipio de Tota?

No es otro que el de dar a conocer e informar realmente a la comunidad en qué consiste este proceso agrario de deslinde. Lo hemos dicho cuando hemos estado aquí en las diferentes jornadas con el director de Corpoboyacá y es que nosotros creemos en procesos no llevados desde el escritorio, sino adelantados en el territorio y que sean plenamente legítimos con la participación de todos los involucrados.

¿En qué consiste un proceso agrario de deslinde?

Es uno de los procesos agrarios tal vez más complejos que tenemos en el interior de la misionalidad de la Agencia Nacional de Tierras. Consiste en poder separar, delimitar debidamente los bienes de uso público, en este caso entiéndase el cuerpo de agua que representa el lago de Tota, con aquellos bienes de propiedad privada. Eso lo hacemos con una articulación muy fuerte con la Corporación Autónoma Regional de Boyacá, pues desde el 2012 existe una resolución de la autoridad ambiental que fija el área de los 30 metros, la ronda máxima de inundación, entonces lo que nos queda a nosotros es poder ubicar los predios que se encuentran en el interior de esta ronda de los 30 metros y empezar a examinar su titularidad.

¿Qué más implica examinar la titularidad de los predios?

No solo es revisar la información catastral, sino todos los escritos que nos aporten las personas, como escrituras públicas y demás, lo que nos permita como Agencia Nacional de Tierras determinar si efectivamente existe propiedad o no que deba ser tenida en cuenta al momento de efectuar esta delimitación. Solamente podemos tener en cuenta algo que se denomina título originario del Estado, que no es otra cosa que resoluciones y adjudicación que en su momento el Estado haya entregado a los particulares, o algo también que puede ocurrir acá, que son algunos títulos históricos, porque no podemos olvidar que Boyacá es una región que estuvo colonizada por los españoles. Hemos encontrado en otros municipios la existencia de títulos históricos, que determinan que efectivamente los predios en algún momento sí salieron del dominio del Estado.

Aproximadamente son 2.573 predios los que entrarían en el proceso de deslinde. Foto: archivo Boyacá Sie7e Días

¿En estos procesos hay cabida a indemnizaciones a los particulares?  

No, no hay cabida a indemnización porque en principio los bienes de uso público no pueden ser objeto de una titulación a un particular. La intervención de la Agencia Nacional de Tierras en el territorio no va a culminar con el proceso de deslinde, con la decisión final del mismo, sino que después vamos a seguir en territorio haciendo de manera conjunta con las personas que están en el interior y con Corpoboyacá algo que se denomina el reglamento de uso y manejo de aprovechamiento de los recursos naturales renovables. La Agencia Nacional de Tierras no será la entidad que deba entrar a indemnizar a aquellos propietarios que no puedan acreditar un título originario en los términos que he explicado.

¿Cuándo terminaría el deslinde del lago de Tota?

Con la extensión del polígono, que tiene casi 6.700 hectáreas, yo creo que para el año 2022 podríamos tener las condiciones para emitir ya una decisión de fondo por parte de la Subdirección de Procesos Agrarios y Gestión Jurídica de la Agencia Nacional de Tierras.

¿Ya con una decisión final, los propietarios pueden apelar?

Esta decisión es sujeto a los recursos de reposición y también a los recursos de apelación. El recurso de apelación se surtiría ante la Dirección de Gestión Jurídica de la Agencia Nacional de Tierras, pero también las personas quedan en plena libertad de utilizar los mecanismos judiciales apropiados para la defensa de sus derechos.

¿Las capacitaciones que iniciaron esta semana en el municipio de Tota cómo se desarrollan?

Estas capacitaciones tienen cuatro momentos.  En primer lugar, se explicará qué es el proceso de deslinde o delimitación de tierras de la nación, las actuaciones principales del proceso de deslinde del lago de Tota y el estado actual del proceso.

Luego, se indicará el proceso de notificación de conformidad con la norma aplicable al proceso y, posteriormente, se realizará una cartografía social, que es un método participativo de investigación colectiva, la cual es construida culturalmente por las personas desde sus experiencias culturales y políticas.

Finalmente, se realizarán las notificaciones de la Resolución inicial No. 000098 del 23 de julio del 2013 expedida por la Dirección Territorial Boyacá del extinto Instituto Colombiano de Desarrollo Rural (Incoder).

En el 2022 podría tenerse una decisión de fondo por parte de la Subdirección de Procesos Agrarios y Gestión Jurídica de la Agencia Nacional de Tierras en cuanto al deslinde. Foto: archivo Boyacá Sie7e Días

¿Dónde se llevarán a cabo hoy y mañana estas jornadas con la comunidad?

Las realizaremos en la escuela de la vereda de Tota, desde las 8:00 de la mañana hasta las 5:00 de la tarde.

¿Qué pasará con aquellos propietarios que no quieran notificarse?

Debemos seguir las normas contenciosas en materia de notificación, y seguirá entonces intentar enviar las citaciones respectivas a los predios que tenemos registrados, esperar un tiempo prudencial entre cinco a diez días y luego notificar el acto administrativo mediante aviso y otros medios publicitarios.

¿Cuál es el mensaje para los propietarios de predios en la ribera del lago de Tota?

El mensaje que damos desde la Agencia Nacional de Tierras es que hay que garantizar el cuidado y la conservación de este bellísimo cuerpo de agua. Estas medidas agrarias, en conjunto con las medidas que adelanta la autoridad ambiental, el único fin que buscan es la protección de los ecosistemas y con ello lograr de una manera directa también el beneficio de las personas que se nutren del mismo.