Los compromisos pactados con los mineros de subsistencia del occidente de Boyacá

En una mesa técnica en Maripí, el Gobierno departamental, la Procuraduría Regional y otras autoridades llegaron a unos acuerdos con los mineros para que retorne la calma en la provincia de Occidente, luego de enfrentamientos entre el Esmad y la comunidad que realiza guaquería.

Los compromisos pactados con los mineros de subsistencia del occidente de Boyacá 1
A unos acuerdos con los mineros de subsistencia se llegó en Maripí para que retorne la calma en la provincia de Occidente. Foto: archivo particular

Por convocatoria del gobernador de Boyacá, Ramiro Barragán Adame, se reunieron en Maripí la comunidad de mineros de subsistencia del occidente y diferentes autoridades del departamento y del Gobierno nacional.

La comunidad de guaqueros presentó varias peticiones, entre estas que el manejo de estériles se organice con las asociaciones, que se permita hacer el lavado de material de forma responsable con el medio ambiente y de acuerdo con la legislación que se ajuste para esta práctica, y que se
cumpla con la ley para que el 70 por ciento de contratación sea dada a las personas de la región, acompañada de procesos de capacitación para validar las competencias que la comunidad tiene.

En la reunión se llegó a estos acuerdos:

Retirar el Esmad, pero que los guaqueros respeten lo público y lo privado.

El Ministerio de Minas pedirá apoyo al Ministerio de Transporte, para que a través de Colombia Rural se pueda hacer intervención en las vías del occidente del departamento.

El Ministerio de Minas hará un acompañamiento al protocolo de transparencia en el tema de empleabilidad y de responsabilidad social contratando personal del sector.

El Ministerio anunció el contrato de requisitos diferenciales para que los pequeños mineros puedan obtener licencias en condiciones diferentes a las grandes empresas.

Se creará una comisión técnica para ir a los centros de acopio de los estériles para empezar a diseñar un plan piloto.

Las asociaciones de guaqueros levantarán un censo para identificar a los guaqueros de tradición, lo que permitirá a los alcaldes diligenciar el registro Génesis por parte de los alcaldes.

La Gobernación, a través de la Secretaría de Desarrollo Empresarial, hará gestión con el Sena para capacitación y certificación de los guaqueros en competencias laborales.

Trabajar en articulación con otros ministerios para resolver necesidades de la zona como las vías.

La Agencia Nacional de Minería (ANM) verificará si técnicamente es procedente que esos estériles se puedan usar para el arreglo de las vías.

Las empresas solicitarán modificar las licencias ambientales para darle disposición adecuada a los residuos de la explotación. Corpoboyacá creará un equipo técnico para dar prioridad y agilizar los trámites, a fin de dar solución al uso de estériles procedentes de las minas.

El gobernador instó para que las obras de las entidades públicas generen empleabilidad en futuras construcciones como hospital y estación de carabineros a asociaciones de Maripí, y que sea contratada la mano de obra de la región.

Hacer gestión con el Ministerio de Cultura para que se dé reconocimiento a esta población como guaquera, no barequera, y se declare la guaquería patrimonio ancestral.

Este miércoles 2 de diciembre se llevará a cabo una mesa de trabajo con los ministerios de Minas y Energía y de Ambiente, en la que participará el director de Corpoboyacá con el fin de presentar soluciones jurídicas a la guaquería, específicamente al uso de estériles, producto de la explotación minera de esmeraldas.

A largo plazo se solicitó el diseño de políticas públicas con la formulación de leyes y normas que permitan reglamentar la actividad minera, específicamente el uso de los estériles, toda vez que no existe normatividad sobre el tema.

Estos acuerdos se consignaron en un acta, la cual está pendiente de su aprobación por parte de los diferentes actores que acudieron a la reunión.

Al final de la jornada, se hicieron mesas técnicas por municipios, con la participación de alcaldes, el gobernador, los guaqueros, las empresas y representantes de las diferentes autoridades, para tratar por separado la problemática de cada uno de los municipios afectados.