Alerta en Maripí por multiplicación de guaqueros en mina de esmeraldas

En una ‘bomba de tiempo’ se ha convertido una grave situación, que se viene presentando en una explotación de esmeraldas en el municipio de Maripí.

Las imágenes que circulan sobre lo que viene ocurriendo causan no menos que angustia a cualquiera que las ve, pero en vivo y en directo, la situación es más complicada aún, según lo explican las autoridades inermes frente a la multitud.

“Lo que está pasando es que algunos guaqueros del occidente del departamento, inicialmente, se tomaron como medida de hecho, las instalaciones de la empresa Esmeraldas Santa Rosa, con el objetivo de coger las tierras que ya la empresa revisó y sacó para disponerlas, pero estas personas con la esperanza de encontrar alguna esmeralda o murralla, como la llamamos por acá, pues llevan ese desecho y lo lavan en el río”, explicó la alcaldesa del municipio de Maripí, Imer Murcia.

Según ella, inicialmente hicieron presencia unas 30 personas, luego no menos de 100, al día siguiente, 300 más, después 600 y hoy a diario están llegando hasta inmediaciones de esa explotación esmeraldífera unas 2.000 personas. “Gente desconocida que las autoridades locales no tenemos ni idea de qué partes del país están arribando, quiénes son, y qué otras intenciones pueden traer”, señaló la Mandataria.

- Publicidad -

La situación ha quedado evidenciada en algunas fotografías, pero especialmente en videos, uno de los cuales al parecer fue hecho por un funcionario de la empresa que explota las minas en ese sector, y en el que narra la difícil situación frente a la que los 60 policías y 40 soldados, y menos el personal de Esmeraldas Santa Rosa, pueden hacer algo para que la multitud acate las disposiciones legales.

“El problema es muy grave y por eso estamos haciendo el llamado al Gobierno nacional, porque aquí a toda esta gente se le olvidó que estamos en pandemia, nadie utiliza tapabocas, ni cumplen las demás medidas de bioseguridad y ninguna autoridad puede hacer nada frente a semejante problema”, dijo la Alcaldesa.

Murcia añadió que temen además que en cualquier momento se presente un accidente en la zona, precisamente originado por la cantidad de personas que llegan a diario al sitio. “Pero además, estamos en una temporada invernal muy fuerte y la presencia de tantos vehículos y motos están acabando con nuestras carreteras”, comentó Imer Murcia.

La Mandataria, quien acaba de salir de la cuarentena tras dar positivo para COVID-19, se mostró muy preocupada, precisamente, por el contagio ya que este viernes le fueron reportados 10 casos positivos, es decir que ya tiene un brote en esta localidad, el cual se puede multiplicar de manera exponencial con la altísima presencia de guaqueros.

“Ya hemos tenido dos reuniones con la Gobernación, la Agencia Nacional de Minería y el Viceministerio Minas, pero no ha habido una solución y este problema sigue creciendo. Lo que se necesita es que el Gobierno nacional saque un decreto para el manejo de estériles que salen de la explotación de las minas de esmeraldas. Esa es la única solución”, recalcó la Alcaldesa de esta localidad ubicada en la provincia de Occidente, y a un poco más de tres horas de Tunja.