Romualdo Brito, el compositor de los grandes del vallenato, murió en accidente de tránsito

El célebre compositor y cantautor vallenato Romualdo Brito López falleció esta mañana en accidente automovilístico, en inmediaciones del sector Santa Lucía, en la zona rural de Chiriguaná (Cesar), mientras se encontraba en camino hacia Bogotá, con uno de sus hijos y otro acompañante que fueron trasladados por moradores del lugar a un centro médico, mientras que al juglar murió de manera instantánea.

Romualdo Brito López había dedicado 45, de sus 67 años de vida a la composición de más de 1.500 canciones para los más grandes del vallenato. Foto: Archivo Particular

El músico, que había cumplido 67 años, era conocido como ‘El compositor de las mil canciones’ (él dijo varias veces que fueron 1.519), trabajó para los Hermanos Zuleta,  Diomedes Díaz, El Binomio de oro, Otto Serge, Lisandro Meza, Iván Villazón, Peter Manjares, Silvestre Dangond y los Hermanos Merino.

Romualdo Brito tuvo una trayectoria llena de éxitos en la música vallenata: Mis Viejos, grabada por Los Betos; El Indio, grabada por Diomedes Díaz; Llegó tu marido, interpretada por Jorge Oñate; Esposa Mía, grabada por Otto Serge; ‘Devuélveme la vida’, ‘El diario de mi vida’, ‘Tatuaje en el alma’ y El Santo Cachón, un emblema del vallenato folclórico interpretado por Los Embajadores en 1994, hacen parte de la larga lista de éxitos compuestos por él.

En las imágenes se observa que el vehículo, una camioneta Nissan color blanco de placa JCW-407, se volcó a un extremo de la vía y chocó contra un árbol. Romualdo Brito tenía 45 años de trayectoria musical, y actualmente estaba radicado en Bogotá

Las imágenes dejan ver lo fuerte del accidente de la camioneta en la que se movilizaba el juglar vallenato. Foto: Archivo Particular

Había nacido en Treinta Tomarrazón, corregimiento de Riohacha en 1953. De origen campesino, Romualdo Brito empezó a escuchar desde pequeño la música que se hacía en casa, incluyendo el canto y las composiciones de sus tíos, Leandro Díaz, Adaníes Díaz y Luis Enrique Martínez. Eso lo hizo definirse desde siempre como un compositor “narrativo costumbrista”. El experto Tomás Darío Gutiérrez lo describió como “uno de los alumnos más destacados de la escuela de Rafael Escalona y Francisco El Hombre”.

- Publicidad -

Su obra prolífica lo hace el más fecundo de los compositores en el género después de Calixto Ochoa y, al igual que él, también se metió en terrenos de la cumbia, el porro y la champeta, entre otros géneros.

*Con información de Radio Nacional y EL TIEMPO