Relatos y tradición oral de la provincia de Lengupá

La provincia de Lengupá es una región rica en mitos y leyendas. Foto: archivo Boyacá Sie7e Días

‘La gran viga de oro’

Es una vara de oro macizo que se encuentra bajo la tierra, es la encargada de sostener la cordillera oriental de los Andes; nace en el pozo de Donato de la ciudad de Tunja y se dirige en dirección a las llanuras de la Orinoquia.

Este relato explica la geografía y geología del piedemonte llanero, formado en las altas montañas de las cuales baja la tierra y el agua por los morros, tierra sin roca, hacia las llanuras orientales.

‘El Mohán’

- Publicidad -

Es un ser que solía vivir al borde de la quebrada La Sucia, en el municipio de Miraflores –Boyacá– donde antiguamente existía un puente con techo de barro conocido como ‘Puente Teja’.

Se dice que el Mohán se molestó mucho por el ruido que hicieron en la construcción del puente, por ello bajó sobre una creciente de la quebrada, piloteando una viga de oro y se llevó el puente.

En Miraflores la tradición oral ha conservado de generación en generación la leyenda del Mohán. Foto: Luis Lizarazo/archivo Boyacá Sie7e Días

‘El Cucacuy’

El Cucacuy es un marranito, a veces de oro y otras no, que parece corriendo en la noche; sobre él lleva a un duende que silba muy fuerte por una abertura que tiene en el dedo pulgar. Generalmente solía aparecer en las moliendas paneleras que duraban hasta el amanecer.

‘La zorra perruna’

Este espanto aparece sobre el puente o cerca de la quebrada La Sucia, en un lugar conocido como ‘el chorro de Barreto’.

Es una mujer que atrae a los hombres y ‘los priva’, los deja dormidos, juega con ellos y los degüella como una forma de hacerlos pagar por sus andanzas; en especial ataca a los hombres infieles y mujeriegos.

Los campesinos de esta región boyacense han crecido con los relatos de historias, algunas espeluznantes. Foto: Luis Lizarazo/archivo Boyacá Sie7e Días

‘El Yato’

Es un hombre alto y grande, a veces aparece vestido de negro, otras completamente de blanco; no habla, solamente sigue y acompaña a las personas, en especial a los niños.

Él es quien carga la riqueza, se dice que lleva consigo un cofre de oro o que sabe dónde puede haber una guaca.

‘El pailón de oro’

El pailón de oro está bajo la tierra y se encuentra cuando las personas buscan nacederos de agua.

Al excavar para buscar agua, de repente sienten la dureza del pailón, que empieza a alumbrar bajo la tierra.

Se dice que el pailón de oro al ser descubierto, empieza a hundirse y puede llevarse con él a la persona que lo trata de sacar.

‘Las brujas de la Buenavista’

Son seres que aparecen sobre la cuchilla de la Buenavista, lugar en el que se hicieron diferentes masacres en la época de la violencia en los años 50 y durante la insurrección paramilitar en Miraflores.

Las brujas aparecen en forma de ‘guala’, es decir lechuzas, y asustan a las personas, las empujan y golpean, por eso dice la gente que se les debe dar ‘juete’ para que no asusten.

‘Los muertos de la Buenavista’

Son espantos que aparecen en el borde de la cuchilla de la Buenavista, en fila lanzándose uno a uno al vacío.

Llevan consigo una luz que va cayendo al abismo.

‘El encanto de la laguna del Morro’

Es una mujer que aparece sobre una roca en medio de la laguna del Morro.  Se dice que peina su cabello con un peine de oro y que tiene unos aretes de oro enormes; cuando las personas pasan y la ven, se sumerge en las profundidades de la laguna hasta desaparecer.

*Por Diana Marcela Bernal Monroy

*Abogada, magíster en Patrimonio Cultural de la Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia, coordinadora de proyectos culturales, artísticos y medioambientales de la fundación Región Museo, consejera del Consejo Departamental de Patrimonio Cultural.