¡¡No para Margarita!!

Hoy de manera divertida, pero con inmensa admiración y complacencia, los melómanos y amantes de la buena música andina colombiana dicen “Quieta Margarita”, evocando aquella frase de una de las telenovelas de los años 90 de la televisión colombiana.

Margarita Dueto Vocal integrado por Belén Osorio Vásquez, Dayane Fagua Coronado y el acompañamiento del maestro Francisco Cristancho Salamanca Foto: Archivo Particular

Y no es para menos porque Margarita Dueto Vocal integrado por Belén Osorio Vásquez, Dayane Fagua Coronado y el acompañamiento del maestro Francisco Cristancho Salamanca, además de haber conquistado en tiempo récord los premios de codiciados festivales del país, la noche anterior se alzaron en simultánea con dos galardones más.

El primero como ganadoras del Festival de música andina colombiana “Fabio Alberto Ramírez”, de Manizales y el otro al coronarse con el Premio a la Excelencia o “Gran premio” y el primer puesto en la categoría de duetos en el Festival del Pasillo Colombiano realizado en Aguadas, Caldas, la bella ciudad de las brumas.

Boyacá Sie7e Días ha registrado desde sus inicios en el 2020 los logros de esta dupla fantástica, que como ya se ha dicho, llegó para “romperla” y para refrescar un poco el trasegar de los duetos femeninos en Colombia.

Sus cadencias son perfectas y semejan un hilo gemelo que va decrescendo con sutil delicadeza y en momentos sacan a relucir el torrente enigmático de dos registros aterciopelados, dulces y sonoros que convierten cada interpretación en un viaje de insospechadas sensaciones, no solo por su capacidad vocal, sino por la impecabilidad en la ejecución del tiple y la guitarra.

- Publicidad -

Son ya más de seis triunfos en menos de ocho meses de haberse constituido este dueto y para ellos sí que cabe el termino de “Bendita virtualidad y Bendita pandemia”, en especial en épocas tan aciagas para los artistas y para los creativos que han llevado la peor parte en esta crisis de conmoción mundial. Sin embargo, para este dueto fue el resurgir de una flor, en medio de un momento hostil, en una tierra difícil de amasar, pero la fe y la disciplina de estos talentosos ha demostrado que aún en la adversidad florecen las Margaritas.

No la tenía fácil el jurado, pero su fallo demostró la trayectoria y experiencia de los integrantes de este cuadro de honor que tuvo la muy difícil tarea de escoger a los más grandes entre los mejores.

Felicitaciones a esta novedosa propuesta artística y gracias por entregarle otros dos nuevos triunfos a su amado Boyacá.