Últimos días de octubre – #Pregones – Ricardo Gabriel Cipagauta Gómez @ricardocipago

Para quienes recordar los hechos de la historia local e inclusive mundial se convierte en una obsesión por tener referentes y hasta hitos de comparación éste, el décimo mes de cada año se convierte en uno de los de mayor número de fiestas, homenajes, recuerdos y hasta de balances… que para todos será en deuda con los bancos, amigos, actividades, vecinos y consigo mismo pues duele ver los extractos, los vales, los recibos y las facturas de servicios y demás que como ciudadanos nos obligamos a pagar, para contar con los mínimos de convivencia.

José de los Santos Gutiérrez, nacido hoy hace 200 años y en el bello municipio de El Cocuy, que fue el noveno presidente de los entonces Estados Unidos de Colombia, estudió en el Colegio de Boyacá y jurisprudencia en la hoy Universidad Nacional, cuenta la historia que el amor por Josefina le llevó a declararle la guerra al reino de Bélgica y gracias a Carlos Eduardo Vargas Rubiano ‘Carlosé’ se hizo, el 28 de mayo de 1988, la firma del ‘armisticio’ que transmitió la televisión pública de los europeos y así sellar amistad, fraternidad y paz… el amor…, el amor. Fecha que seguro allí recordarán por avances en educación, límites y hasta canal en el Istmo.

Viene el próximo Día del Mensajero, el 27, para agradecer a quienes nos traen y llevan mensajes, cartas, sobres, paquetes, ilusiones, compras y hasta regalos. Pero es que hay que retornar a esos personajes que ni se imaginan lo que están entregando. Recordarlos en sus zapatos, bicicletas y evolucionando a los carros y uniformados. Los servicios postales y/o ‘el correo’ emocionaban cuando llegaban con su encargo. Son los pregoneros silenciosos que buscan las direcciones más curiosas para cumplir el deseo de una empresa, un enamorado o un despistado y que no tienen pretexto hasta no cumplir con su oficio. Con ascensor o por escaleras, con lluvia siempre llegan.

Tradición que invadió el mundo para despedir el mes y el 31 es el Día de los Niños, como antesala al de Todos los Santos, que en su esencia era de disfraces, de dulces, de bromas y pretexto para reunirse alrededor de ver la felicidad de los niños. Con el paso de los años, no faltan las malas influencias representadas en brujas y fantasmas, que se convierten en humanos con maldad… Así que serán horas para poner mucha atención a esas malas influencias y cuidar a los niños-niñas.

- Publicidad -

Y para nuestro entorno se avecinan los ‘vientos’ que la sindemia o pandemia que nos ponen a prueba para superar los 235 días en lo que en nuestras tierras empezamos con 5, 10 y hasta 20 casos, que nos alarmaban, y hoy llevamos dos semanas con mínimo 140 al día, que dicen los expertos viene llegando al pico de la curva y las horas serán preocupantes y no a causa de falta de pedagogía o mensajes sino de una indisciplina que los niños preguntan a los mayores ¿por qué no haces caso? Ya veremos si como humanos seremos capaces de superar una prueba muy dura.

Contra el cáncer de mama, de lavado de manos, de la alimentación, el trabajo decente, del árbol, del donante de órganos y tejidos, de los animales, del patrimonio audiovisual, de la conciencia sobre las enfermedades mentales, del descubrimiento de América y del santo rosario son algunos que en estos momentos valen la pena sirvan para reflexionar por los que vienen en un año que no olvidaremos como muchas de las veces dejamos pasar con aspectos fundamentales.