Firma australiana operará el corredor Briceño-Tunja-Sogamoso, al quedarse con la concesión

La Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) y el fondo de inversión Macquarie concretaron el negocio, en el que CSS Constructores, del Grupo Solarte, vendió la concesión, que es por 30 años y con la posibilidad de prorrogarla por 15 años más.

La BTS tiene nuevo dueño: el Fondo de Inversión australiano Macquarie. Foto: Luis Lizarazo / archivo Boyacá Siete Días.

Después de que en febrero pasado el Gobierno nacional anunciara que el fondo de inversión australiano Macquarie había adquirido la mayoría de la participación de la concesión Briceño–Tunja–Sogamoso (BTS), este viernes 16 de octubre se concretó el negocio.

La Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) y la firma multinacional Macquarie lograron un acuerdo para la compra del proyecto BTS a CSS Constructores, del Grupo Solarte.

“Con la llegada de Macquarie a este proyecto, se garantizarán los recursos de operación y mantenimiento de este corredor de 206 kilómetros de longitud y es el primer paso para que este grupo inicie la inyección de recursos al sector infraestructura para continuar con la reactivación liderada por el presidente de la República, Iván Duque”, dijeron desde el Gobierno.

La Concesión Briceño-Tunja-Sogamoso está por 30 años, con la posibilidad de prorrogarla por 15 años más. Este corredor vial tiene más de 17 millones de usuarios por año.

El ingeniero Gabriel Méndez Rojas, quien fue miembro de la veeduría de la doble calzada, manifestó que esta venta es como lo que pasó con la Empresa de Energía de Boyacá.

“La concesión es dueña de los derechos de toda la zona que comprende la vía, no solamente de lo que uno ve como carreteable, sino de una franja promedio de 60 metros”, afirmó Méndez.

Agregó que nunca Solarte y Solarte informó cuál fue su supuesta inversión en el corredor Briceño-Tunja-Sogamoso, mientras que el Gobierno nacional puso prácticamente un billón 600.000 millones de pesos.

El corredor vial Briceño-Tunja-Sogamoso tiene 206 kilómetros de longitud. Foto: archivo Boyacá Sie7e Días

“Ese es un buen negocio; una concesión es prácticamente una herencia para dos generaciones. La concesión es por 30 años, si no le hacen prórroga, y todavía faltan como 20 años”, recalcó el ingeniero Méndez Rojas.

El fondo de inversión australiano Macquarie aparece como uno de los inversionistas más grandes del mundo en infraestructura, con presencia en Estados Unidos, Europa, Asia y Australia. Igualmente cuenta con inversiones en Brasil, Chile, México y Perú, y maneja el Fondo Mexicano de Infraestructura Macquarie.

Macquarie Capital es el brazo de inversión, mercados de capitales y asesoría de Macquarie Group, un conglomerado financiero diversificado, listado en la bolsa de valores de Australia, que emplea a más de 15.000 personas en más de 27 países.

“El Gobierno nacional reconoce la importancia de la infraestructura para el desarrollo y la prosperidad de los colombianos. Macquarie tiene décadas de experiencia en inversiones en infraestructura y ha expresado su motivación no solo de invertir en la concesión de BTS, sino también buscar más inversiones en otros proyectos de conectividad que Colombia requiere”, explicó la ministra de Transporte, Ángela María Orozco.

Aunque Macquarie llega a administrar y mantener el corredor BTS, también se encargaría de la construcción de la segunda calzada entre la rotonda de Tibasosa y Sogamoso, con recursos del Gobierno nacional aprobados en el Pacto Bicentenario.