28.800 empleados beneficiados en Boyacá con $25.900 millones de subsidio a la nómina, según Ciro Ramírez #La Entrevista #LoDijoEn7días

El senador boyacense del Centro Democrático explica por qué votó negativa una proposición que quería incluir a los autoempleos en el subsidio a la nómina, ¿cuántos trabajadores se han beneficiado en Boyacá de las micro, pequeñas y medianas empresas?, y qué opina Ciro Ramírez Cortés de las redes sociales, de las marchas, de la Policía y del Esmad.

El senador Ciro Ramírez asegura que nunca votó en contra del subsidio a las micro o pequeñas empresas, sino que su voto fue negativo a una propuesta que les quitaba dineros precisamente a las Mipymes. Foto: Archivo Particular

¿Cómo funciona el llamado subsidio a la nómina?

El subsidio a la nómina es una estrategia de apoyo que implementó el gobierno del presidente Iván Duque y que se convierte en un oxígeno para las empresas que puedan demostrar que sus ingresos se redujeron en por lo menos un 20 por ciento. De esta forma, pueden acceder a este apoyo en el que el Gobierno les paga el 40 por ciento de la nómina de los trabajadores que devengan un salario mínimo y del 50 por ciento de la prima de junio. Ahora este apoyo se extenderá hasta marzo y también se pagará la prima de diciembre.

¿Qué tipo de empresas se beneficiaban con esta medida?

Era un decreto con fuerza de ley que salió para todas las micro, pequeñas y grandes empresas, aclarando que micro, pequeñas y medianas (Mipymes) son el 99,5 por ciento de las empresas en Colombia y solo el 0,5 corresponde a las grandes empresas en nuestro país. Esas Mipymes generan el 80 por ciento del empleo.

¿Y a qué tipo de empleados beneficia el subsidio a la nómina?

Primero se tiene que demostrar que los ingresos en su empresa se redujeron en por lo menos un 20 por ciento y que obviamente esté demostrado que tiene más de tres empleados y lo reciben todos quienes reciben un salario mínimo. Ese apoyo es mensual y después de que el empleador es aceptado, ya cada mes lo que hace es justificar con su planilla del Pila que los trabajadores siguen vinculados. Obviamente que sobra decir que recibir dinero del Estado con algún tipo de mentira, les podría acarrear las respectivas sanciones y hasta investigaciones de tipo penal a los empleadores.

Según el congresista boyacense del Centro Democrático, redes sociales como Twitter o Facebook se han convertido en la mejor arma de la oposición y de quienes quieren armar un caos a punta de mentiras. Foto: Archivo Particular

¿Y en Boyacá cuántas empresas se han beneficiado de este subsidio?

La mayoría, y eso es lo que dicen muchos empresarios que realmente una ayuda efectiva y tangible para ellos de parte del Gobierno ha sido esto. Es un gran oxígeno el que ya no le tenga que pagar a sus empleados sino el 60 por ciento de su salario, independientemente del número de empleados, y el resto se lo paga el Estado. Es un auxilio para que el empresario no despida empleados.

¿Y cuántos trabajadores han resultado beneficiados?

Estamos hablando de 3,1 billones de recursos desembolsados, según la Unidad de Gestión Pensional y Parafiscales (UGPP), para lo referente al Programa de Apoyo al Empleo Formal (PAEF) en distribución global con cifras hasta el 7 de septiembre. Van 3 millones 375.615 empleados beneficiados, de los cuales, 370.000 son de microempresas; 672.200, pequeña empresa; 653.500, perteneciente a mediana empresa; 442.000, que laboran para grandes empresas, y 1’237.000 de empresas muy grandes. Se han beneficiado a nivel nacional 134.370 empresas, de las cuales 86.800 son microempresas y 36.630 son pequeñas empresas.

¿A Boyacá cómo le ha ido con ese subsidio a la nómina?

Boyacá es el décimo departamento del país en desembolsos por el Programa de Apoyo al Empleo Formal (PAEF), pues se han beneficiado 2.557 empresas con 28.800 empleados beneficiados y 25.900 millones girados.  Boyacá corresponde al 1,7 por ciento del total de empleadores que se presentaron al PAEF, mientras que, por ejemplo, Bogotá concentra el 33,4 por ciento del total; Cundinamarca, el 4,7 por ciento, y Santander, 4,4 por ciento.

¿Cómo es el apoyo con lo de la prima?

Esta es otra ayuda para quienes generan empleo, en la que el Estado les pagó a todos los empresarios con más de tres trabajadores y que gestionaron el subsidio, el 50 por ciento de la prima que se canceló en junio y ahora se hará lo propio en diciembre.

Si hay una verdadera ayuda a los micro, pequeños, medianos y grandes empresarios, esa ha sido el subsidio a la nómina y a la prima de los trabajadores de salario mínimo. Foto: Archivo Particular

¿Hasta cuándo iban estos subsidios?

Pues el Gobierno sigue tratando de recuperar la economía del país, pero como ya no hay Estado de Emergencia, se tuvo que hacer a través de una ley que fue presentada con mensaje de urgencia, lo que significa que se debe aprobar en comisiones conjuntas y que se debe tratar en primer lugar en el orden del día.

¿Y eso fue lo que hicieron el miércoles pasado?

Correcto. Eso era lo que estábamos debatiendo en la plenaria, ya para último debate, y ese subsidio que iba hasta diciembre lo ampliamos para que vaya hasta marzo del 2021.

¿Pero, Usted votó negativo a esa propuesta?

Nooo. Lo que pasa es que hay un grupo de personas malintencionadas en las redes sociales tratando de generar confusión y que se dedican exclusivamente a atacar todo lo que haga el Gobierno. Venga le cuento qué pasó: el senador Rodrigo Lara presentó una proposición para que también se beneficiara a las microempresas unipersonales o que tengan menos de tres empleados, y el decreto que había salido en mayo era claro en que la ayuda iba para empresas naturales o jurídicas que tuvieran más de tres empleados. Por eso voté negativa a esa iniciativa.

Ramírez hace un llamado a la opinión pública a que no se quede con un título o un trino, sino que indague antes de sacar conclusiones. Foto: Archivo Particular

¿Y eso fue lo que le generó las críticas?

Sí, pero no solo a mí, sino para quienes coincidimos en que este incentivo se debe hacer rendir entre las empresas que generan varios empleos. ¿Y por qué con ese sentido?, porque si usted tiene una microempresa y solo tiene un empleado que es usted, pues eso es un autoempleo y yo soy de los que cree que este incentivo es para ayudar a las empresas que generan realmente empleo, donde se paga nómina, y esa fue la proposición que se negó y por eso aprovecharon para hacer la acusación en nuestra contra, es decir utilizaron de forma malintencionada una posición con la que muchos coincidimos. Una verdad a medias es una mentira completa. Yo sí voté en contra, pero no de las Mipymes, por el contrario, mi voto fue para evitar que se desvíen recursos que deben ir a fomentar el empleo formal.

El subsidio a la nómina se acaba de ampliar hasta marzo del 2021 y también se aprobó que el Estado pague la mitad de la prima de diciembre, como lo hizo en junio ayudando a miles de empresarios. Foto: Archivo Particular

¿Fueron del todo injustos esos cuestionamientos?

Totalmente. El problema es que la gente se queda con ese tipo de informaciones y no indagan, no investigan. Todos salen de inmediato a opinar y atacar, a cuestionar y juzgar, con un solo elemento, con un mensaje de alguien, sin más elementos. Este es el caso claro de lo que está ocurriendo: en su gran mayoría los que más han recibido esta ayuda son las micro y pequeñas empresas, pues porque son las que más empleo generan y ningún congresista estaría en contra de esto. El miércoles, en esa discusión se conoció en la sesión y se enfatizó en que casi el 70 por ciento del subsidio lo han recibido las micro y pequeñas empresas, es decir que tienen entre 3 y 10 empleados. El 99,5 de las empresas registradas en cámaras de comercio en Colombia son micro, pequeñas y medianas, pero eso si no lo dicen quienes tienen el Twitter como un arma de guerra.

¿Entonces, por qué cree que algunos gremios se siguen movilizando y reclamando que no han recibido ninguna ayuda en la pandemia?

Esa es la prueba máxima de la mezquindad de las grandes centrales obreras, que son las que promueven los paros, un paro politizado, y aquí quiero ser claro en que no estoy contra las marchas, de la protesta, ese es un derecho constitucional, de hecho yo salí a marchar y a protestar contra el gobierno de Juan Manuel Santos y siempre van a haber razones para protestar, eso es innegable, sea porque el Gobierno está haciendo algo mal, por problemas que vienen siendo heredados históricamente, por situaciones que son muy difíciles de solucionar, en fin, razones hay muchas, como le digo. Lo que se pide es que le digan la verdad a la gente, que no disfracen intereses políticos para utilizar a las comunidades.

Dice Ciro Ramírez que en Boyacá se han beneficiado 2.557 empresas con 28.800 empleados y 25.900 millones de pesos a través del programa de subsidio a la nómina PAEF. Foto: Archivo Particular

¿A qué se refiere específicamente?

Pues a que supuestamente estaban protestando contra el piso mínimo de protección: son tan mezquinos que no cuentan que hoy tenemos 22 millones de colombianos en fuerza laboral, de personas aptas para trabajar, pero de ellos, solamente 8 millones cotiza en fuerza laboral; tenemos una gran masa que es de 14 millones, más los desempleados que quedaron después de la pandemia, que no tienen cómo acceder a una pensión. Pero, además, de esos 8 millones que cotiza, solo dos van a tener una pensión.

¿Y los demás trabajadores?

Pues eso es lo que hemos tratado de hacer, de romper ese piso del salario mínimo que se exige para poder cotizar y que esos colombianos que tienen menos ingresos, o que no están formalizados puedan aportar a los BEPS y puedan acceder a una pensión de menos de un salario mínimo, pero que por lo menos tengan algo. Esa es la herramienta que está tratando de implementar el Gobierno para esos colombianos que no van a poder tener una pensión, para que por lo menos tengan algo de sustento en su vejez. Esas son medidas para los menos favorecidos, pero con las que no están de acuerdo las centrales obreras.

A propósito, ¿qué opina de las protestas y el desempleo?

Pues mire que un choque tan fuerte, como el que recibió todo el mundo con esto de la pandemia, ha golpeado a todas las economías, pero expertos se han referido a que Colombia y Chile son los dos países que están punteando en la recuperación económica en América Latina. El Gobierno ha manejado las dos situaciones en simultánea: el tema de la emergencia por salud pública y el tema de la reactivación económica, y eso no ha sido fácil.

¡Igual, la economía ha resultado muy golpeada y eso se ve en el desempleo!

Desde luego que hay unas consecuencias, pero serían peor si no se hubieran manejado. Es que un desempleo del 20 por ciento es muy preocupante para nuestro país, pero podría haber sido catastrófico si no se hubieran adaptado medidas, como la de favorecer a todos los empleadores que tienen a su cargo más de tres trabajadores. El miércoles, en primer debate, se votó el Presupuesto General de la Nación y lo que se hizo fue aumentar los recursos de inversión para que el Estado invierta y se puedan reactivar sectores y empleo, porque hoy la gente está temerosa de invertir. Los empresarios se han quedado quietos y han frenado sus inversiones y por eso el Gobierno es el llamado a reactivar la inversión para recuperar la generación de empleo.

Según Ramírez, la doble moral es impresionante. Mientras Angélica Lozano y el Partido Verde sostenían avisos de No más Esmad, Claudia López, como alcaldesa, daba la orden de que ese escuadrón recuperara el orden público. Foto: Archivo Particular

¿Reformar la Policía y terminar el Esmad, como muchos reclaman?

Siempre, siempre, siempre es importante que cualquier persona que cometa un delito, independientemente de si es o no funcionario público y porta uniforme o no, pague y sea castigado por la ley. Ahora, otra cosa es caer en las generalizaciones y decir que una institución es mala, por unos que fallan en medio de esos más de 166.000 hombres y mujeres que portan el uniforme de la Policía. Claro que se debe castigar los abusos, claro que se deben castigar los delitos que cometan y con todo el peso de la ley, pero deslegitimando la institución que salvaguarda el orden público, que es la llamada a velar por nuestra seguridad, no ganamos nada.

¿Y qué hacer con el Esmad?

Lo mismo. Puede haber algunos casos de abuso, que desde luego se deben castigar, pero en lo que no podemos caer, es en seguir los llamados irresponsables que piden a gritos que se acabe eso que llaman represión, cuando nos estamos refiriendo es a un grupo creado exclusivamente como una fuerza de choque para enfrentar el vandalismo, para hacerle frente a unos criminales y terroristas que causan estragos escudados en una marcha o protesta y que ya tienen probadas sus relaciones con disidencias de las Farc, como Santrich, Iván Márquez y Gentil Duarte.

¿Y para quienes piden que se acabe ese escuadrón policial?

¡De verdad quienes piden que se acabe el Esmad están de acuerdo con que se le rociara gasolina a un grupo de uniformados para quemarlos vivos dentro de un CAI, o con quienes secuestraron un bus del SITP, o con quienes incendiaron 56 CAI, que ni en la peor de las épocas de las Farc se vio, o con la quema de buses de Transmilenio! Bienvenida la protesta, pero, ¿quién habla o quién defiende a esos millones de colombianos que son la mayoría que quieren salir a trabajar, o que quieren regresar a su casa sanos y salvos o que tienen su negocio, su local que resulta destrozado o saqueado? Todos tenemos derechos, incluidos quienes no salen a protestar o quienes lo hacen de manera pacífica.

El líder del Centro Democrático en Boyacá dice que no existe un solo policía, ni en Colombia ni en el mundo, que con el solo uniforme y dotación se les vaya a meter a controlar un grupo de vándalos y que para eso está el Esmad. Foto: Archivo Particular

¿Y si se crea un nuevo organismo que reemplace al Esmad, como muchos sugieren?

Es que el nombre es lo de menos. Esta es una fuerza de choque de la que hacen parte seres humanos, que también son papás, que sienten miedo, que tienen hijos, que tienen familias, que arriesgan su vida frente a semejantes bárbaros. ¿Acaso hay quién crea que es que a un policía le puede gustar ponerse esa armadura para salir a enfrentar a un grupo de vándalos? Pero, lo más importante: ellos son una unidad reactiva, que no sale a las calles a atacar a los transeúntes, ellos están para recobrar el orden público, para garantizar el derecho de todos los colombianos.

¡Pero hay protestas en las que no se necesitan!

Usted lo ha dicho. La estrategia de la izquierda es clara: generar el caos. Yo solo les dejo una pregunta: ¿por qué hay marchas o protestas que sí se pueden hacer en paz? Yo también he marchado y he protestado, nosotros le hicimos siete marchas al presidente Juan Manuel Santos y nos hicimos escuchar, sacando gente a las calles en todo el país y sin un solo vidrio roto, sin una pared pintada, sin un monumento afectado, sin vandalizar el comercio ni el transporte público y, por ende, sin un solo choque con el Esmad, a pesar de que éramos oposición del Gobierno. Y al igual que estas protestas nuestras hay muchas, pero sí queda el interrogante de ¿por qué hay un tipo de marchas que siempre las convocan los mismos y que siempre, según ellos, terminan siendo infiltradas y terminan en vandalismo y enfrentamiento con el Esmad?

¡Su mensaje para quienes generan los ataques desde las redes!

Más que para ellos, porque esa es su forma de hacer política y de tratar de lograr atención y así lo seguirán haciendo, mi mensaje es para la opinión pública a que por favor miren bien y se contextualicen de la información que reciben y tengan en cuenta que casi el 99 por ciento de lo que hay en las redes es basura.

Según el congresista boyacense del Centro Democrático, redes sociales como Twitter o Facebook se han convertido en la mejor arma de la oposición y de quienes quieren armar un caos a punta de mentiras. Foto: Archivo Particular

¿Qué tanto daño hace ese tipo de estrategias en redes?

Mire, por ejemplo, lo que pasó recientemente con el tema del fracking, cuando la Ley de Regalías fue un gran avance en el país y entre los más beneficiados estuvo Boyacá, como departamento productor que aumenta sus regalías, pero eso si no lo miraron, sino que se quedaron exclusivamente con un artículo que supuestamente era para permitir el fracking, cuando este lo permitió Juan Manuel Santos desde el 2012 y hoy está frenado por el Consejo de Estado, que es el encargado de permitirlo o no después de unas pruebas que arrojará una información científica, con la cual se tomará una decisión. En eso nos quedamos, cuando la verdadera noticia era la de las regalías.