Ventilador mecánico para UCI hecho en Boyacá superó las pruebas experimentales

Se llama FIBA, un término que en lengua Muisca significa ‘viento’ y fue diseñado por un grupo de investigadores independientes con sello upetecista, cumplió con éxito el proceso experimental en un ensayo clínico que se aplicó en un ejemplar porcino con el acompañamiento de un equipo interdisciplinario.

Cerca de seis meses de fuerte trabajo por parte de profesionales de diferentes disciplinas se han necesitado para desarrollar a FIBA. Foto: Archivo Particular
Cerca de seis meses de fuerte trabajo por parte de profesionales de diferentes disciplinas se han necesitado para desarrollar a FIBA. Foto: Archivo Particular

“Se hizo un protocolo de anestesia general que nace en la premedicación anestésica con tranquilizantes, también usamos vasopresores y soluciones para mantener la presión arterial, y una vez logramos esto, administramos otros medicamentos para la inducción anestésica que se requiere, y así entubar y conectar el modelo porcino al ventilador mecánico”, aseguró el médico veterinario Sebastián Lizarazo, quien también es catedrático de la universidad.

Después de dos horas de intervención, el modelo porcino logró estabilizarse y durante el proceso no se presentó ningún tipo de contratiempo, ni complicación asociada al plano anestésico, debido a que el proceso se adelantó bajo las normas éticas de experimentación en animales que exige el gobierno nacional y la investigación universitaria.

El estudiante de ingeniería electromecánica de la Uptc, Bryand Salamanca, otro de los creadores del prototipo, explicó que se hizo un cambio en el diseño con el fin de identificar a FIBA como un ventilador ciento por ciento hecho en Boyacá.
El estudiante de ingeniería electromecánica de la Uptc, Bryand Salamanca, otro de los creadores del prototipo, explicó que se hizo un cambio en el diseño con el fin de identificar a FIBA como un ventilador ciento por ciento hecho en Boyacá. Foto: Archivo Particular

“Durante el procedimiento, el modelo porcino, presentó un comportamiento estable con una correcta oxigenación, y durante todo el proceso, estuvo sincronizado con el ventilador. El ensayo reflejó que FIBA, no es un ventilador lesivo para el modelo porcino, y una vez, realizados los gases arteriales de control, se encontró con una adecuada oxigenación, ventiló de forma espontánea, no hubo lesiones neurológicas ni cardiovasculares, y su pulmón tuvo un funcionamiento normal”, explicó el médico internista y docente de la Uptc, Yardani Méndez, quien además es uno de los investigadores creadores del prototipo.

- Publicidad -

Se trata de un ventilador mecánico de uso intrahospitalario que también puede ser utilizado como ventilador de transporte. Tiene un sistema neumático que funciona con presión aire-oxígeno y cuenta con una batería de tres horas de duración. Ahora deberá surtir otras pruebas en modelo animal durante un tiempo de ventilación más prolongado en el cual se pueda inducir lesión pulmonar y luego pasará a una etapa de pruebas mecánicas en varias instituciones de salud del orden nacional que se encargarán de evaluar y validar que funcione correctamente para que se pueda aplicar en humanos.

La investigación y desarrollo de este nuevo equipo que no solo servirá para ser utilizado en la pandemia, sino que quedará como una herramienta mucho más económica y con las mismas funciones y características de otros importados. Foto: Archivo Particular
La investigación y desarrollo de este nuevo equipo que no solo servirá para ser utilizado en la pandemia, sino que quedará como una herramienta mucho más económica y con las mismas funciones y características de otros importados. Foto: Archivo Particular

“Esto es lo que el territorio y la población necesita, que la Universidad brinde nuevos esquemas prácticos para solucionar problemas reales y este prototipo de ventilador es el resultado de un cambio de paradigma institucional que le permite a los estudiantes pasar de la investigación a la innovación”, Dijo Enrique Vera López, el Vicerrector de Investigación y Extensión de la Uptc.

El prototipo también deberá cumplir con el proceso de certificación por parte del Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (Invima), para que pueda funcionar en los centros hospitalarios del país y apoyar la contingencia que se presenta por causa del nuevo coronavirus.

Al cerdo se le adelantó un procedimiento supervisado por médicos veterinarios y otros profesionales bajo una supervisión externa.   Foto: Archivo Particular
Al cerdo se le adelantó un procedimiento supervisado por médicos veterinarios y otros profesionales bajo una supervisión externa. Foto: Archivo Particular