El ‘cabezazo’ de cambiar la venta de licor por la de alcohol, le funcionó a la Nueva Licorera de Boyacá #LaEntrevista #LoDijoEn7días

Sergio Armando Tolosa Acevedo, gerente de la licorera, asegura que las ventas de licor se cayeron en casi un 60 por ciento, pero que con la venta de alcohol lograron afrontar la crisis. Dice que en lo corrido del año le han girado más de 5.500 millones de pesos al departamento.

Sergio Armando Tolosa Acevedo lleva 7 meses al frente de la Nueva Licorera de Boyacá y dando resultados.
Sergio Armando Tolosa Acevedo lleva 7 meses al frente de la Nueva Licorera de Boyacá y dando resultados. Foto: Archivo Particular

¿Qué tan importante fue la venta de alcohol para las finanzas de la licorera?

Fue fundamental. El 55 por ciento de los ingresos de la empresa fueron por alcohol y el 45 por ciento por venta de licor. Y aquí vale la pena analizar el tema, pues obviamente esto genera mucho más trabajo si se compara el precio de venta: mientras una botella de licor puede costar 30 mil pesos, una de alcohol vale 5.000 y desde luego que se pueden imaginar las proporciones de la venta de alcohol, versus la venta de licor.

¡Es decir que fue muy importante la venta de alcohol!

- Publicidad -

La empresa está en punto de equilibrio y gracias a esa estrategia pudimos reinvertir en materias primas, en mantener el empleo y desde luego en prestar un servicio a la comunidad con alcohol y gel de excelente calidad. Y ya estamos trabajando para fortalecer la venta de licor para este fin de año.

¿Fue una acertada decisión?

Por su puesto y servimos de modelo a otras empresas del país. La rápida conversión que hicimos de licor a alcohol fue muy importante: fuimos la primera empresa que sacó al mercado alcohol antiséptico y los primeros en obtener la certificación del Invima para la producción de alcohol. Esto nos ayudó a cumplir los presupuestos que teníamos hasta mediados de año. Y aquí vale la pena referirnos al apoyo directo que hemos tenido del señor gobernador y de la junta directiva, pero, además, del equipo de profesionales con que contamos; eso ha sido fundamental.

Gracias a la venta de alcohol, la industria de licores del departamento se ha mantenido en punto de equilibrio.
Gracias a la venta de alcohol, la industria de licores del departamento se ha mantenido en punto de equilibrio. Foto: Archivo Particular

¿Qué tipo de alcohol fabrican en la Nueva Licorera de Boyacá?

Fabricamos uno de los mejores alcoholes y geles del país, que cumplen todas las especificaciones, pero, pues, hoy, alcohol fabrican en cualquier parte, inclusive sin cumplir las normas. Nos hemos dado a la tarea de investigar químicamente los alcoholes que hay en el mercado en Boyacá y la mayoría de los que aparece en su etiqueta supuestamente como antiséptico al 70 por ciento, no llegan ni al 30 por ciento y por eso hemos hecho el llamado a las autoridades respectivas para que por favor tomen las medidas, porque muchas personas están utilizando algo que no les sirve.

¿Qué cantidad de alcohol antiséptico han fabricado?

Cuando arrancó la pandemia nos involucraron en el plan de contingencia y teníamos que tener un plan de 120 mil litros para poder cubrir las necesidades del departamento, pero a la fecha hemos convertido y vendido 250 mil litros de alcohol, es decir que doblamos la meta de lo que nos habíamos propuesto.

¿Qué tanto alcohol han donado?

Han sido más de 100 millones de pesos en donaciones. Hemos hecho presencia con donaciones a vendedores ambulantes, la Casa del Menor, Ejército, periodistas, Donatón, en fin. Pero, además, que no hemos estado solo en ciertos sectores, sino que estamos beneficiando a las mayorías, ya que gente que compra nuestros productos coadyuva este tipo de acciones.

Entre las 7:00 de la mañana y la 1:00 de la tarde, en el punto de fábrica se puede adquirir a diario el alcohol y el gel con el sello de la Nueva Licorera de Boyacá. Foto: Archivo Particular
Entre las 7:00 de la mañana y la 1:00 de la tarde, en el punto de fábrica se puede adquirir a diario el alcohol y el gel con el sello de la Nueva Licorera de Boyacá. Foto: Archivo Particular

¿De dónde salió la idea de comenzar a producir alcohol?

Pues teníamos que crear estrategias para reemplazar el sector del que dependíamos mayoritariamente, que era del entretenimiento (discotecas, tabernas, fiestas y otros sitios nocturnos, además de restaurantes, eventos masivos y turismo), que tuvieron que cerrar hace seis meses. Por esto hemos incentivado aún más a los tenderos, pues en este momento no son las grandes superficies: estamos haciendo rifas, también impulsando el producto, cobertura, implementamos una plataforma de domicilios, pusimos punto de venta en la empresa, en fin. También vamos a diversificar productos.

¿A qué se refiere con diversificar productos?

En el transcurso de estos próximos cuatro meses nuestro objetivo es sacar y posicionar dos nuevos productos que tienen que ver con lo que está consumiendo la gente. Es un producto diferente y en su momento lo estarán sabiendo, pero es un licor que creo que tendremos a finales de octubre. La idea, además, es sacar unas ediciones limitadas y así diferenciamos a la empresa en el mercado de los licores, que está tan competido.

¿Tratando de salvar el fin de año en medio del COVID?

Sí. Tradicionalmente esta industria depende del último trimestre del año, porque tiene una cantidad de eventos como los aguinaldos, luces, Navidad, año nuevo, turistas, en fin. La idea es que con los nuevos productos tengamos la posibilidad de recuperar algo durante los tres meses del fin de año.

¿Y están ampliando mercados?

Desde luego que ese es uno de los objetivos que están liderados directamente por nuestro gobernador, Ramiro Barragán. Mandamos cartas a nueve departamentos, buscando autorización para poder entrar a esas regiones y estamos haciendo ya todo nuestro proceso de internacionalización, trabajando en requisitos y autorizaciones para poder exportar directamente, ya que tenemos propuestas de Perú y Venezuela.

Más de 100 millones de pesos en donaciones han entregado desde la Nueva Licorera de Boyacá. Foto: Archivo Particular
Más de 100 millones de pesos en donaciones han entregado desde la Nueva Licorera de Boyacá. Foto: Archivo Particular

¿Cómo van las transferencias al departamento?

Hasta el 31 de agosto, este año habíamos girado más de 5.500 millones de pesos en transferencias al departamento. La idea es superar los 11 mil millones en transferencias y lo importante es que estamos generando utilidades para la empresa, que, en un año tan duro, tan difícil, es una dicha. Pero, además, no solo hemos podido mantener la operación de la empresa, sino que además vamos a terminar el año dando resultados.

¿Cuánto cayeron las ventas de licor en esta pandemia?

En la industria de licores del país cayeron en un 55 por ciento, y en Boyacá se nos cayeron un 60 por ciento, porque, además de los problemas con el confinamiento, casi todos los fines de semana los alcaldes decretaban la ley seca, casi que no hubo puente festivo en el que no tuviéramos ley seca: ¡esta es una industria que está satanizada!

Pero así los problemas se reducen, ¿no?

Es que ese es el problema, que eso es lo que se cree. La industria está totalmente satanizada y lo que hace daño es ingerir en exceso. Pero venga les cuento: la formalidad, es decir la industria y el comercio que cumplen la ley y las normas, pues para, pero la informalidad no para, sino que aprovechan y entran a multiplicar sus ventas. Las cifras de informalidad y de contrabando se dispararon durante la pandemia en todo el país, precisamente por el tema de la ley seca. El contrabando y el adulterado no pagan un peso de impuesto, pero sí aseguran su mercado.

En un 70 por ciento se cayeron las ventas de licor en la Nueva Licorera, pero las han reemplazado con la producción de alcohol.
En un 70 por ciento se cayeron las ventas de licor en la Nueva Licorera, pero las han reemplazado con la producción de alcohol. Foto: Archivo Particular

¡Y ya están ad portas de cumplir su primer año de labores!

Sí. Fue precisamente el 14 de noviembre que arrancó esta apuesta de la Nueva Licorera de Boyacá, y yo estoy desde el 1 de diciembre al frente. Y aquí vale la pena una reflexión: esta es una empresa que comenzó de ceros luego de la decisión del Tribunal. Nosotros no continuamos con una operación que venía y que era de una concesión privada, sino que tuvimos que cambiar el manejo de la empresa a lo público. Nosotros hasta ahora comenzábamos a gatear cuando en marzo el COVID-19 nos generó semejante problemática.

¿Y tuvieron que mandar empleados a descansar?

Nosotros hemos mantenido la gente tal cual como arrancamos, inclusive, nuestro comercializador lo que hizo fue pasar de 6 a 11 empleados y tenía tres carros, y en este momento tiene siete en la distribución para poder cubrir el departamento, ya que tocó cambiar el sistema de distribución de grandes cadenas y superficies, para comenzar a ir tienda a tienda.

La licorera del departamento no tuvo que salir de ninguno de sus 37 empleados, sino que, por el contrario, a través de su distribuidor, tuvieron que incrementar el número de trabajadores.
La licorera del departamento no tuvo que salir de ninguno de sus 37 empleados, sino que, por el contrario, a través de su distribuidor, tuvieron que incrementar el número de trabajadores.

¿Cuántos empleados tiene la licorera en este momento?

Son 37 empleados, de los cuales, 23 son de planta de producción y 14 de la parte administrativa de la Nueva Licorera de Boyacá.