Familiar de mujer asegura que murió de cáncer, pero que la alcaldía impuso un funeral con protocolos de COVID

Una verdadera polémica se ha desencadenado en el municipio de Macanal entre la familia de Gloria Inés Sarmiento Molina, quien falleció el sábado pasado sobre las 5:00 de la tarde, pero ese mismo día sobre las 7:00 de la noche fue sepultada sin permitir que los familiares se enteraran siquiera en dónde iba a quedar.

En el municipio de Macanal, hasta el momento no se ha registrado el primer positivo para COVID-19.
En el municipio de Macanal, hasta el momento no se ha registrado el primer positivo para COVID-19. Foto: Archivo Particular

Eso por lo menos es lo que asegura su hermano Leonel Sarmiento Molina, quien con documentos demuestra que la mujer padecía un cáncer de seno que ya le había hecho metástasis en diferentes partes de su cuerpo como el hígado y sus huesos.

“Ella murió por lo avanzado que tenía ya el cáncer, y precisamente con lo que no estamos de acuerdo es con el trato inhumano que le dieron a su cadáver, ya que la empacaron en unas bolsas y la sepultaron como si fuera un animal, asegurando que era sospechosa de tener coronavirus, solo porque tuvo que ir a Tunja a hacerse unos exámenes en el Hospital y allá le hicieron una prueba de COVID sin que hasta esta hora tengamos resultado alguno”, dijo el familiar.

Según Leonel Sarmiento, ese día llegaron a la casa en la que vivía toda la familia, a tres cuadras de la alcaldía, la médica del centro de salud y otros funcionarios incluido el alcalde quien, -aseguró-, hasta ayudó a empacar el cuerpo en unas bolsas, para luego sacarlo de la casa y llevarlo hacia el cementerio a cinco cuadras del cementerio, de noche y en tiempo récord, sin una misa, sin que sus hijos siquiera se pudieran despedir, sin que su familia por lo menos se enterara dónde fue sepultada.

Asegura Leonel Sarmiento que a su hermana la llevaron los de la funeraria en compañía de la Policía y el Alcalde y la sepultaron en la noche como si fuera un animal.
Asegura Leonel Sarmiento que a su hermana la llevaron los de la funeraria en compañía de la Policía y el Alcalde y la sepultaron en la noche como si fuera un animal. Foto: Archivo Particular

“Jamás tuve contacto con el cadáver de la señora Inés, yo ni siquiera soy médico, soy administrador de empresas especialista en Gobierno y gerencia de medio ambiente, no tengo ni idea del manejo de un cuerpo, eso lo hicieron inicialmente personal del centro de salud y seguidamente empleados de la funeraria con la que la familia tenía contratado el seguro funerario”, aseguró el alcalde Javier Solano Rojas y añadió que efectivamente fue hasta la vivienda, pero en compañía de la psicóloga para mirar en qué se podía ayudar, ya que es una familia muy humilde a la que él conoce hace mucho y que era amigo de la fallecida y de sus hijos.

El Mandatario añadió que desde luego que él sabía que la señora tenía cáncer, y que él incluso estaba viendo qué más se podía requerir para el funeral, cuando le informaron que a ella le habían aplicado hacía unos días la prueba de COVID, que era sospechosa de ser positiva para coronavirus y que por esa razón se le debía dar a su cuerpo el manejo de protocolo que ordena el Ministerio para fallecidos por el virus.

“Claro que entiendo el dolor de la familia, desde luego que comprendo su disgusto, pero créanme que como alcalde no podía hacer nada diferente a cumplir el protocolo, incluido para personas sospechosas. Yo hasta hice gestión para ver si se podía acceder al resultado de la prueba y así tener la certeza de qué hacer, pero no fue posible y se tuvo que cumplir el inhumano protocolo que ordena la norma para quienes han fallecido por coronavirus”, explicó el Burgomaestre.

Sin embargo, el hermano de la fallecida insiste en que han hecho de todo para que les permitan hacerle un funeral digno y que ya mandaron la petición al Hospital de Tunja para que les ayuden a ubicar el resultado, pero que no han tenido respuesta alguna, que inclusive informaron a la Fiscalía para que les ayude ya que la familia no sabe en dónde sepultaron a su hermana.

Los mismos familiares han visitado el cementerio, pero aún no están seguros en dónde les pudieron haber sepultado a su hermana.
Los mismos familiares han visitado el cementerio, pero aún no están seguros en dónde les pudieron haber sepultado a su hermana.

“Si era cierto que estaban temiendo que mi hermanita hubiera tenido coronavirus, ¿por qué a quienes vivíamos en la misma casa con ella ni siquiera se nos ha pedido que hagamos cuarentena preventiva mientras llegaba el resultado de la dichosa prueba? En la misma casa vivimos un señor de 76 años, que es el dueño, unos niños de 17 años y otro de 10 años, yo y otro hermano”, denunció Leonel Sarmiento.

El hombre aseguró que el miércoles murió un señor en el ancianato y que a él sí se le permitió un velorio y un sepelio digno, mientras a su hermana la enterraron sin ningún familiar y que ni una misa han podido tener. “El padre nos avisó que el sábado hará una misa con visita al cementerio y esperamos por fin enterarnos en dónde está, pero seguiremos insistiendo para que nos permitan hacerle un funeral digno”, señaló.

A su turno, el alcalde se mostró inconforme con toda la situación. “Es un problema para uno, y todos estamos a la espera del resultado de la prueba y lo que yo creo es que sí murió de cáncer, pero el problema es que hasta que no se descarte, no se puede hacer nada diferente, porque de llegar a ser positiva, el problema sería mucho más grande para él.

Macanal hasta la tarde de ayer era municipio No COVID y dice el alcalde que hasta el momento se han hecho máximo 10 pruebas de coronavirus.