El horrendo asesinato de un boyacense que tiene escandalizado a Monterrey (Casanare)

El cuerpo decapitado de un hombre cuya cédula lo identifica como José Valero Valero, que fue hallado la madrugada de ayer en el parque principal del municipio de Monterrey, muy cerca de la iglesia principal tiene aterrorizada a esta localidad del departamento de Casanare.

Y es que no es para menos. Como si se tratara de una película de terror, a la impresión de ver el cuerpo sin cabeza de esta persona en el parque se sumó, el hecho de que su cabeza de había sido acomodada dentro del estómago del cuerpo.

La víctima del horrendo crimen era un jornalero de 62 años, que trabajaba en diferentes fincas de la región, natural de Campo Hermoso (Boyacá), y quien habría llegado hace pocos días a esa localidad del sur de Casanare,

“A partir del momento en el que se recibió la información comenzamos las labores para esclarecer este horrendo episodio con la Fiscalía y las autoridades locales convocaron a un consejo de seguridad ampliado en el que participamos diferentes instituciones”, señaló el comandante de la Policía.

La administración municipal está ofreciendo una recompensa de hasta cinco millones de pesos, por esta persona que, según la Policía, se estaba moviendo periódicamente entre Monterrey y Villanueva (Casanare).

“Tenemos que decir que se trata de un caso totalmente aislado, que en este municipio no existe presencia de delincuencia organizada, tanto así que en Monterrey desde octubre de 2018 no se presentaba una muerte violenta”, dijo el coronel Juan Carlos Restrepo, comandante de la Policía en Casanare.

El Oficial añadió que las primeras indagaciones arrojan que se trataba de una persona que vive de trabajos en el campo y lo que ganaba lo consumía en bebida, no tenía una residencia donde vivir y tampoco tenía esposa e hijos.

“Pertenecía a una familia que hace entre 30 y 40 años se fue del pueblo, por eso en las averiguaciones que hemos hecho desde ayer, lo que hemos encontrado es que él sí era de Campohermoso y hasta su cédula había sido expedida en esta localidad, pero a él ya nadie lo recuerda en el municipio”, explicó el alcalde de Campohermoso, Jaime Yesid Rodríguez Romero.

De no aparecer familiar alguno, el cuerpo tendrá que ser sepultado por parte del mismo municipio en el cementerio de Monterrey.