Tragedia en mina de carbón de Morcá, en la que murieron cuatro personas, pudo ser peor

Después de que salieran todos los socorredores y de haber sellado con maderos la entrada del socavón del que habían evacuado cuatro cadáveres, la mina colapsó. Por minutos se salvaron los rescatistas.

Cuando ya habían culminado todas las labores de rescate en la mina de carbón Río Chiquito 2 de Morcá, en Sogamoso, ayer hacia las 5:10 de la tarde un nuevo derrumbe se presentó en el interior del túnel.

“Un frío nos corrió por todo el cuerpo al sentir el estruendo: gracias a Dios ya todo el personal había salido y la mina estaba desocupada. Fue un milagro”, afirmó un ingeniero que participó durante los ochos días en el rescate.

La mina colapsó justó después de que sellaron la entrada con maderos, una vez fueron evacuados los cuerpos sin vida de las personas atrapadas y de que se concluyeran todas las actividades.

- Publicidad -

Adentro y sepultados por el nuevo derrumbe quedaron algunos equipos que se utilizan en los rescates mineros. Por fortuna el colapso ocurrió después de finalizado todo este proceso de hallazgo y recuperación de los cadáveres de las víctimas.
Cuando esto sucedía, ya estaban en camino en vehículos hacia el centro de Sogamoso los cuerpos de Luz Alba Bonilla, de 31 años; de Javier Alfonso Lemus León, de 31; de Francisco Cuadros, de 58, y de Remigio Alonso Gutiérrez, de 36 años.

Habrían estado luchando por su vida

Según explicaron unos socorredores, las cuatro personas atrapadas en la mina habrían estado cavando entre el derrumbe para intentar escapar de la muerte, pero las condiciones en las que se encontraban no les permitió sobrevivir tantos días.

Manifestaron que lo más seguro es que murieron unos días después de que la mina colapsó, a causa, posiblemente, de la falta de oxígeno, pero esto solo lo podrán establecer los médicos forenses y la investigación técnica de este accidente.