De recursos a reservas mineras se optimiza la seguridad operacional – Juan Daniel Angulo Argote – #Columnista7días

“Existen recursos mineros indicados y medidos en Colombia, donde los factores modificadores actuales y futuros, no permiten transformarlos en reserva. Convertirlos sin argumentos, es como realizar un disparo al aire”.

La seguridad operacional en la minería tiene muchos matices con causas de fondo, nada ocurre por casualidad. Al revisar y analizar los incidentes, accidentes y fatalidades que suceden en la minería colombiana, se determina que la seguridad tiene una profunda relación por la falta de estudios rigurosos en las tempranas etapas de la evaluación de los recursos y reservas mineras. A eso se le denomina factores modificadores. Se entiende como factor modificador, todo aspecto relevante que no permite llevar un recurso a reserva minera (es aquella segura de extraer, sustentable y rentable).

A continuación se explican dos ejemplos de seguridad operacional, los cuales son el pan de cada día en la minería de carbón a cielo abierto y subterránea.

Minería a cielo abierto (Open pit)

Uno de los retos en el desarrollo de la extracción minera a cielo abierto es la estabilidad de las paredes finales. Existen muchos casos de grandes deslizamientos, con atrapamiento de equipos y en el peor de los casos con decesos. El factor modificador geotecnia juega un rol fundamental para transformar los recursos a reservas. La altura de la pared, el ángulo final, tipo de roca entre otros aspectos, son un enemigo para las reservas. “Primero es la vida que la producción”, Cerromatoso (Colombia) con más de 25 años sin fatalidades, y no dejarle todo a la suerte para explotar unas reservas de más.

Leer: https://blogs.elespectador.com/medio-ambiente/mineria-sin-escape/carbon-llamas-sin-extintor.

Minería subterránea (Underground)

La ventilación es un factor modificador clave en la conversión de recursos a reservas mineras. Si las condiciones que se desarrollan en ciertos lugares nocivos “críticos” con inmensas acumulaciones de gases (donde se requieren grandes inversiones para reducir dichas circunstancias), sino son solucionadas, ese carbón no debe hacer parte del plan de las reservas. Además, los estudios de ventilación y geotécnicos (factores modificadores) se deben evaluar en la etapa de exploración, o sea, en la construcción del modelo de recursos. De lo contrario seguirá la improvisación, hágale que el medidor de gases le avisa.

Para cerrar, las buenas prácticas de seguridad operacional son determinadas desde el inicio de todo proyecto minero (exploración), es ahí donde se conocen los lugares más variables, con mayor potencial de riesgo (probabilidad de ocurrencia) e incertidumbre. Esos puntos críticos por nada del mundo deben ser parte de las reservas mineras. El gran reto de la ingeniería, es como llevar recursos indicados y medidos a reservas: segura de explotar, sustentable y rentable.

Finalmente, los factores modificadores son autóctonos de cada lugar “proyecto minero”, no se deben prestar, ni copiar.