Resultó siendo una celebración vergonzosa e inolvidable #Tolditos7días

Resultó siendo una celebración vergonzosa e inolvidable #Tolditos7días 1Como lo habíamos advertido en esta misma sección, el Alto Comisionado Para la Paz @ComisionadoPaz, Miguel @ceballosarevalo no llegó el domingo a San Pablo de Borbur, no hubo nadie del Gobierno nacional y como también lo habíamos advertido, la celebración ‘grande’ de los 30 años del Proceso de Paz del Occidente de Boyacá, se terminó quedando en una misa el jueves en la catedral primada en Bogotá, a la que asistió la vicepresidenta e invitaron al Gobernador de Boyacá.

El domingo en el acto conmemorativo que precisamente se dio sobre el río Minero, el mismo por el que bajaron cientos de personas asesinadas en la llamada Guerra Verde, no llegaron ni siquiera todos los alcaldes de la región y tampoco estuvo el obispo de Chiquinquirá, Luis Felipe Sánchez Aponte, a pesar del protagonismo que ha tenido la iglesia en este proceso.

Entre los ausentes de igual manera se echó de menos a los alcaldes de Maripí, Otanche y Pauna. Ojalá y haya sido por las restricciones que hay por la pandemia y no porque desde un comienzo, al Gobierno nacional le ha importado cinco este problema en Boyacá. La pregunta es ¿y si la conmemoración hubiera sido en Antioquia o la Costa, habrían hecho lo mismo?