Rodrigo Rojas, el representante a la Cámara, se desahogó y #LoDijoEn7días

El congresista duitamense, quizá el de más resultados y que mejor labor viene adelantando de la bancada boyacense, explicó cómo logró el proyecto para la construcción de un puente peatonal en el Puente de Boyacá, para cuándo estaría esa obra, el Pacto Territorial Bicentenario, lo que viene haciendo por los empresarios, la desconexión laboral y el trabajo que viene haciendo por los sectores del turismo y la hotelería.

Rodrigo Rojas, el representante a la Cámara, se desahogó y #LoDijoEn7días 1¿Cómo comenzó su gestión para conseguir
el puente peatonal para el Puente de Boyacá?

Comenzó en un debate en junio de 2019 con el ministro encargado de Infraestructura y el director del Invías, y como resultado de ese espacio salió el compromiso para que ese puente fuera una realidad para los habitantes del sector.

- Publicidad -

¡Y eso es precisamente lo que se acaba de dar!

Sí, pero no fue tan fácil. Hemos tenido que seguir haciendo gestión e insistiendo en el tema para lograr este resultado. Por ejemplo, luego de ese compromiso, tuvimos que seguir persistiendo, hasta que se incluyeron en el presupuesto del 2020 los recursos, que son cerca de 2.600 millones de pesos.

¿Y ese fue el anuncio que hizo a comienzos de este año?

Correcto, por allá en enero se hizo el anuncio con el director del Invías, de que ya habían quedado asignados los recursos y que en los próximos meses se iba a abrir la licitación para esta importante obra. Y el viernes pasado esto se cumplió.

¿Y esa es la licitación que se acaba de adjudicar?

Precisamente el viernes pasado se adjudicó el contrato para la construcción de la obra y el sábado yo tuve una reunión con el director del Invías, en la que me ratificó el compromiso, pero, además, me adelantó que en agosto próximo comenzarán las obras.

Rodrigo Rojas, el representante a la Cámara, se desahogó y #LoDijoEn7días 2
El congresista se refirió a los principales logros que ha alcanzado para Boyacá en estos dos años. Foto: Archivo Particular

¿Y la labor que venía adelantando un
grupo de historiadores por esa misma obra?

Cuando hicimos el debate en julio de 2019 y el Ministerio y el Invías hicieron el compromiso de adjudicar el presupuesto para el puente peatonal, ni siquiera había salido fallo de primera instancia para la acción liderada por el señor Siervo Molano. Ellos hablan de una tutela que salió justo antes de que nosotros consiguiéramos la asignación de los recursos, pero cuando eso ocurrió nuestra gestión ya iba muy adelantada. Y algo muy importante, lo he explicado en diferentes escenarios, ellos lograron un fallo del Tribunal Administrativo de Boyacá y en primera instancia contra la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), pero mi gestión la adelanté fue con el Instituto Nacional de Vías (Invías), que es otro ente.

¿Es un caso similar al de la lucha por el puente
del barrio Patriotas?

La de este grupo de historiadores sí, y aunque las situaciones y lugares son diferentes, los casos son muy similares. En el caso del puente de Patriotas hay fallos desde hace diez años y estos no se han cumplido, precisamente porque el Tribunal falló contra la ANI y esta comunidad sigue a la espera de que se cumpla la sentencia que ya tiene dos fallos: uno en primera instancia en julio de 2010 y en segunda instancia en marzo de 2011. Esto demuestra que el solo fallo no lleva a que se solucione una problemática y menos cuando estamos hablando de entes diferentes como lo son la ANI y el Invías.

¿Es decir que un fallo no es prenda de garantía?

Lamentablemente no. Si fuera por fallos no tendríamos problemas de infraestructura en nuestro país, el problema es que no hay dinero para todo esto; pero, además, que obras de estas características, más que fallos lo que necesitan es gestión. Sin embargo, repito, que, para el caso de esta obra en el Puente de Boyacá, estamos hablando de dos entes diferentes: la ANI, que es contra la que se profirió el fallo de estos historiadores, y el Invías, que es con quien hicimos la gestión para que la obra sea una realidad.

El congresista y líder del partido Liberal en Boyacá logró finalmente con su gestión y persistencia la asignación de la obra en el Puente de Boyacá por parte del Invías. Foto: Archivo Particular
El congresista y líder del partido Liberal en Boyacá logró finalmente con su gestión y persistencia la asignación de la obra en el Puente de Boyacá por parte del Invías. Foto: Archivo Particular

¿Y de dónde le nació la idea de hacer gestión por esta obra?

Una de las razones es porque siempre me he preocupado por el tema de seguridad vial en el departamento y el corredor Briceño-Tunja-Sogamoso es uno de los más accidentados y porque los concejales liberales de su momento en Ventaquemada también me expusieron la problemática y son 700 estudiantes tratando de pasar la vía. Pero, además, los sepelios donde también tienen que pasar para llevar el féretro al otro lado de la vía y los residentes en el sector que deben jugarse la vida a diario precisamente en el Altar de la Patria, una ironía.

¿Cuándo estaría lista la obra?

La idea es que estuviera este mismo año, pero es mejor no dar fechas porque en medio de la pandemia eso no es muy claro, lo cierto es que inicialmente se habla de fin de este año. Son 2.600 millones de pesos para este puente peatonal. Se presentaron cerca de 100 proponentes para esta obra en jurisdicción de Ventaquemada, que le fue asignada al consorcio Puente Peatonal con un plazo de ejecución de seis meses.

Rodrigo Rojas, el representante a la Cámara, se desahogó y #LoDijoEn7días 3¿Qué otro logro tiene para destacar en estos casi
dos años en el Congreso?

Sin duda que uno de los temas más importantes es el del Pacto Territorial Bicentenario, pues fui el autor de la proposición para que quedara un parágrafo especial en el Plan Nacional de Desarrollo, para el Pacto Territorial Especial Bicentenario.

¿Y eso sirvió para qué?

Pues permitió la obligación del Gobierno para que fuera el primer pacto del país, y al cual se le asignaron 3,6 billones de pesos para siete proyectos en los cinco departamentos por los que pasó la Ruta Libertadora.

¿Pero luego de este tema de la pandemia, eso sí será realidad?

Claro que será una realidad, el Gobierno departamental avanzó con los proyectos y en este momento se están terminando de ajustar todos con el gerente de los Contratos Plan y con Planeación Nacional para poderles dar viabilidad a las obras. El problema en este momento es con el tema de la pandemia, pero estoy muy pendiente de hacer el seguimiento y control para que cuanto antes se haga realidad esta inversión.

¿Cómo logró esta iniciativa?

Yo hice la proposición, pero para ser justos y precisos conté con el respaldo de toda la bancada, tanto en Cámara como en Senado. Logré en ese momento que la directora de Planeación Nacional y la vicepresidenta de la República se comprometieran a incluirlo y lo incluyeron.

Rodrigo Rojas, el representante a la Cámara, se desahogó y #LoDijoEn7días 4¿Y cómo ha sido su trabajo como representante
en el marco de la pandemia?

En el contexto de la pandemia hemos adelantado diferentes reuniones y mesas de trabajo, por ejemplo, con el Ministerio de Transporte y los voceros del sector transportador de Boyacá con el intermunicipal, interdepartamental, especial y urbano; pero, también, con los hoteleros de Villa de Leyva y el señor viceministro de Turismo. Otra con el Ministerio de Transporte, la Gobernación y el sector carrocero para debatir una problemática que se les está generando con el Decreto 789. Frente a esto voy a presentar un proyecto de ley para equiparar las cargas y que no se vea afectado el sector carrocero del departamento.

¿Y en el tema empresarial con quiénes ha tenido el contacto?

Con empresarios y emprendedores de todo el departamento. De Sogamoso, Monguí, Paipa, Duitama, Villa de Leyva, de Tunja, Ventaquemada y Samacá, entre otros.

¿Y cómo le fue en los debates de control político?

Muy bien, hemos hecho debates de control desde que arrancaron las sesiones, hemos sido vehementes en reclamar por apoyos para nuestros micro y pequeños empresarios del país. Le hicimos, por ejemplo, un debate al ministro de Comercio, Industria y Turismo. También un debate al ministro del Trabajo, para todo el tema de la normatividad y garantías laborales que deben tener las personas que están desarrollando su labor a través de la virtualidad.

Rodrigo Rojas, el representante a la Cámara, se desahogó y #LoDijoEn7días 5¿Y el subsidio para los trabajadores?

Fuimos los primeros en hablar del subsidio de nómina y se ha venido haciendo debate al Ministerio de Trabajo. Además, les hicimos un debate a la ministra de Educación y al director de Computadores para Educar, para que lleguen con terminales al mayor número de estudiantes en el país.

¿Y cómo es el tema de la desconexión laboral?

Es un proyecto de los que más sintonía ha tenido por estos días, pero que veníamos trabajando desde antes de que comenzara el confinamiento, porque es un problema que se viene presentando desde hace años y lo que busca es el disfrute efectivo de los transportadores a poder disfrutar de su tiempo libre y de sus actividades personales en el horario no laboral.

¿Cómo va estrenándose en su rol como papá?

Muy bien, mi bebita ya tiene tres meses cumplidos y la verdad lo positivo de esta cuarentena ha sido poder compartir con ella y, bueno, que las trasnochadas no han pegado tan duro, a pesar de las jornadas que hemos tenido que adelantar, porque en teletrabajo es más fuerte la labor.

Rodrigo Rojas, el representante a la Cámara, se desahogó y #LoDijoEn7días 6¿Cómo recuperar a Boyacá en medio de todo esto?

Se necesita una política clara de reactivación económica, desde luego que reglamentando todas las medidas de bioseguridad y, eso sí, cumpliéndolas para defender de antemano la vida y la salud de los boyacenses, pero se debe estructurar toda una articulación entre la academia, el Estado y ese sector productivo, para no perder todo ese tejido que ya se venía consolidando.

¿Qué opina de regresar a una cuarentena total obligatoria?

Soy de los que creen que la garantía de la salud debe primar, pero sin seguir afectando. Tenemos que buscar la forma de convivir con el virus y esto solo se logrará con la autoprotección y la conciencia social. Se necesita una articulación productiva. Los esfuerzos no han sido suficientes y se podría contemplar esa posibilidad, pero es que acá son los pequeños y medianos quienes quedan más afectados porque han sido los que más carga han tenido que soportar. Pero acabando con el sector productivo también se van a perder muchas vidas.