Dos agujeros negros se unieron a 7.500 millones de años luz

“La erupción ocurrió en la escala de tiempo correcta, y en la ubicación correcta, para coincidir con el evento de onda gravitacional”, dijo Matthew Graham, autor principal del estudio.

Unión de dos hoyos negros, el evento se presentó el 21 de Mayo de 2019. Foto: Archivo Particular
Unión de dos agujeros negros, el evento se presentó el 21 de Mayo de 2019. Foto: Archivo Particular

Astrónomos y científicos que exploran el espacio ya habían registrado anteriormente la unión o colisión de agujeros negros. Ocurre cuando están girando alrededor del otro y finalmente chocan. Explica el portal Europapress que una vez que se da la unión, envían ondas en el espacio y el tiempo llamadas ondas gravitacionales. Y antes de las más recientes investigaciones no se esperaba que estas colisiones brillen con ondas de luz o radiación electromagnética.

Debido a la densidad y la gran cantidad de masa, nada podía escapar de su atracción gravitacional. Ni siquiera algún brillo. Es por ello que la investigación llevó más de un año. Pues para que los científicos pudieran soportar su teoría, debían estar seguros de lo que vieron en el choque.

Para poder asegurar que existió luz en el choque, antes tuvieron que descartar otras posibilidades. Estas incluyen la participación de una supernova. Además de un evento de interrupción de marea, que ocurre cuando un agujero negro de come una estrella. Una vez que dichos eventos quedaron descartados, entonces los astrónomos explicaron el descubrimiento único.

- Publicidad -

Con información del portal Fayerwayer