Plataforma de ideas y ya – #Pregones – Ricardo Gabriel Cipagauta Gómez – #Columnista7días

El siglo 21 nos ha traído toda clase de retos, enseñanzas, avances y hasta espacios de creación que atrincherados en una pandemia nos darán las guías para asumirlo en los próximos meses, digo para los que con respeto a la vida, a las normas,  la disciplina y ávidos de vivir el futuro con responsabilidad, empezando por saber decidir los líderes en lo local, regional y mundial.

Ya no más excusas o justificaciones para tantos vaivenes, en todos los escenarios y sectores, que hasta los de la tercera edad no lo saben, los intermedios no afrontan y los niños se burlan de las actuaciones torpes de gobernantes, opositores o radicales. Ya  las estupideces deben dar pasos al costado y dejar que nuevas formas, ‘nueva normalidad’, rijan los destinos, con precisión.

Todos ya sabemos de: conexiones, fibra óptica, señales, coberturas, robots, códigos, claves, interfaz,  8G, y tantas que ya hacen parte de nuestra cotidianidad, por una pandemia que obligó al mundo a superar tantos obstáculos, diferencias, prevenciones y hasta acuerdos. Llegó la hora.

- Publicidad -

Construyamos, o perfeccionemos, las plataformas de las ideas. Las que nos permitan superar las diferencias, enriquecer los protocolos, generar inventos, pactos por innovaciones y emprendimientos reales, más creaciones (las de los niños), robots con inteligencia buena y más hologramas con ilusiones ópticas pero con sentimientos, con alma, con cerebro. Sí, así.

En su obra GABO habló de que “la vida no es la que uno vivió, sino la que uno recuerda, y cómo recuerda para contarla” y en ello nuestra identidad no puede tener condicionamientos, pérdida de identidad, o malabaristas que regalan su trabajo para congraciarse con los de turno. Eso sucede con la música, las artes, el periodismo, la geopolítica, la economía, las iglesias, etc.

Los avances científicos serán los que marquen la diferencia, nos den las pautas para códigos sociales, indiquen lenguajes comunicativos con todos los servicios, sociedad informada y con memoria fotográfica para no dejar pasar los detalles que nos han desdibujado las realidades y el entorno.

Vecinos de estos espacios de opinión han tejido una serie de legados que servirán de insumos a ésas tribunas, en las que anhelamos la tecnología, con información en tiempo real, tenga más de una hora, clics, paisajes, podcasts, cocina, versos, conciertos, infografías y hasta pregones.

Todo para buscar que los llamados ‘equipos multidisciplinarios” den los frutos que reclaman las audiencias, en los medios tradicionales o los de convergencia, los de redes, los que se logran con ideas en las salas de redacción tradicionales y digitales y enfoque de soluciones, sin perder los manuales, los editores, los inversores y los creativos que tanta falta hacen por estos días y horas.

Hoy llegamos a la que sería nuestra ‘mayoría de edad’ en pregonar lo que entre todos debemos hacer, siendo conscientes que es aportando y una que otra idea que tendrá su eco, pero y YA.